English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

30 abril 2015

BROWNIE CON CHOCOLATE

¡No todo van a ser verduritas! Despedimos el mes como se merece y hoy traigo un clásico brownie decorado de una forma divertida y cubierto con más chocolate...¡Una delicia! ¿Cuál es la excusa? Pues luego os la cuento...

Ingredientes: 125 g chocolate negro; 95 g mantequilla; 100 g azúcar; 40 g harina; 2 huevos; 10 nueces; lacasitos (para decorar).

Preparación: En un recipiente para microondas trocear la mantequilla y 75 g de chocolate y calentar en el microondas en ciclos de 30 segundos a 700 W hasta que estén fundidos. Mezclar bien con una espátula y reservar.

Batir con las varillas los huevos en un bol y añadir el azúcar y continuar batiendo hasta obtener una crema. Añadir la harina y mezclar bien con la espátula. Añadir la mezcla de chocolate y mantequilla y continuar batiendo. Desmenuzar las nueces y añadir a la masa.

Untar un molde alargado con mantequilla y verter la masa anterior en el, repartiendo bien. Hornear a 180 ºC (horno precalentado arriba y abajo con ventilador) durante 40 minutos. Dejar enfríar y desmoldar.

Fundir el resto del chocolate en el microondas y servir el trozo de brownie cubierto de chocolate y decorado con los lacasitos.


Pues ahora si que os cuento que este mantelito dorado que véis en la foto forma parte del paquete que recibí ayer (¡por fin me lo mandó mi hermano!) con los regalos que gané en el sorteo que organizó Raquel de Mi diversión en la cocina con motivo de su primer cumpleblog...¡oleeeee! ¡Son todos una preciosidad! ¡Y superútiles! ¡Gracias Raquel!



28 abril 2015

VERDURAS ESTOFADAS CON PATATAS

No es que, de repente, me haya vuelto vegetariana pero si que es cierto que, últimamente, mi blog está de lo más verduril y es que en casa hemos decidido reducir la carne y el pescado a un día a la semana y el resto lo dedicamos a las verduras, legumbres y arroces. Por eso me prodigo más en recetas como esta, un estofado de puerro, tomate, pimiento y patatas de lo más sanito.

Estoy segura de que os va a encantar. Tiene su toquecito picante que cada uno puede regular a su gusto y ya lo rematamos con unos huevos cocidos y tenemos una estupenda cena en un abrir y cerrar de ojos. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes: 4 huevos; 4 patatas; 1/2 puerro grande; 2 pimientos asados (de bote); 200 g salsa tomate; 1/2 cucharadita curry; 1/2 cucharadita cilantro seco; 1 cucharadita comino molido; 1/2 cucharadita guindilla picada; aceite; sal; pimienta; 1 rama cilantro fresco.

Preparación: Cocer los huevos en agua hirviendo con sal durante 10 minutos. Refrescar al agua, pelar y cortar en cuatro cuñas cada uno. Reservar.

Pelar las patatas y cortar en trozos no muy grandes. En una sartén poner 3 cucharadas de aceite y sofreír las patatas a fuego suave durante 10 minutos, moviendo a menudo. Salpimentar al gusto.

Limpiar el puerro y cortar en aros finos. Escurrir los pimientos (si vienen en conservar de aceite) y cortar en tiras finas. Añadir ambos sobre las patatas junto con las especias y continuar rehogando durante 10 minutos. Añadir la salsa de tomate y cocinar tapado durante 5 minutos más. Rectificar de sal y la acidez con un poco de azúcar.

Servir las verduras estofadas poniendo los huevos por encima y espolvorear con cilantro fresco picado.


25 abril 2015

BRAZO DE GITANO CON FRESAS, NATA Y LACASITOS - 12 RECETAS, 12 BLOGUERS

¡Hola hola! Ya estamos aquí un mes más con mi pequeño homenaje a todas esas amigas blogueras sin cuyo apoyo, cariño, comentarios, ánimos, consejos y buen rollo este humilde blog no sería lo mismo. ¿Ya sabéis de qué os hablo? Pues si, ya estamos aquí de nuevo con la iniciativa 12 Recetas, 12 Bloguers. ¿Que no sabéis de qué os hablo? Pues os refresco la memoria...¡ya estáis visitando a mis homenajeadas de Enero, Febrero y Marzo!

Para este mes vuelvo a mis orígenes y es que, en esta ocasión, os traigo el blog que me sirvió de inspiración cuando decidí crear el mío, The Pink Cake Factory, de mi querida amiga y antigua compañera de baile Pili. Pili es de esas personas que siempre tiene una sonrisa, es supervital y desprende buen rollo y ella sabe que la echamos mucho de menos cuando dejó de bailar con nosotras...Pues su blog es un reflejo de ella misma y si por algo se distingue es por la delicadeza de los detalles, el colorido y el positivismo que desprende. ¡Yo me enamoro de cada nueva adquisición!

Nunca había publicado un brazo de gitano en mi blog pero es que este que tiene Pili, el brazo de gitano con fresas, nata y lacasitos, tenía claro que quería intentar reproducirlo desde el minuto 0 que lo vi...¡Es una auténtica cucadaaaaaaaaaa! Así que ahí va Pili mi pequeño homenaje, con todo el cariño del mundo ¡y que sigas así de feliz!

Ingredientes: 50 g leche; 50 g aceite; 4 huevos; 70 g azúcar; 80 g harina; sal; 500 ml nata (35%); 5 fresas; azúcar glas; lacasitos o M&M.

Preparación: Separar las yemas de las claras. Batir con las varillas las yemas junto a la leche, el aceite, el azúcar (20 g) y una pizca de sal. Añadir la harina y continuar batiendo hasta obtener una crema homogénea.

Batir las claras a punto de nieve, añadiendo el resto del azúcar (50 g) poco a poco. Mezclar con la masa anterior con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes.

Precalentar el horno a 160 ºC. Forrar la bandeja del horno con papel sulfurizado y extender la masa con la ayuda de la espátula formando un rectángulo homogéneo. Cocinar en el horno durante 15 minutos.

Volcar la lámina de bizcocho sobre un papel sulfurizado nuevo y despegar el otro con cuidado. Enrollar la lámina cuando aún está caliente y dejar enfríar antes de rellenar.

Poner la nata y las varillas en el congelador durante 15 minutos. Batir la nata a velocidad fuerte añadiendo azúcar glas al gusto hasta que esté montada (cuidado de no pasarse). Limpiar las fresas y cortar en trocitos pequeños.

Desenrollar el bizcocho, cortar los extremos para emparejar la lámina y rellenar con nata y con los trocitos de fresa. Enrollar para formar el brazo de gitano y cubrir con más nata por todos lados. En el momento de servir decorar con los lacasitos o M&M ya que con el paso del tiempo se endurecen y acaban tiñendo de color la nata y ya no queda bonito...¡aunque siga estando buenísimo! ¡Además, es ideal para una fiesta con niños!



¡Pues hasta aquí la receta de este mes! Antes de despedirnos hasta el mes que viene (uy uy ¿quién será la próxima?), he pedido a Pili que conteste a mi pequeño test con el que sabremos un poquitín más de ella. ¡Gracias guapa, por la receta y por dejarte liar y contestar!.

  1. Un ingrediente: El hojaldre
  2. Una fuente de inspiración: La receta de la felicidad (de Sandra Mangas)
  3. Un utensilio: La espátula de silicona
  4. Una afición: La repostería
  5. Un destino: Nueva York
  6. Una comida: Los espaguetis a la carbonara
  7. Un libro: La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón)
  8. Una película: Pretty woman
  9. Un sueño: Viajar por el mundo durante un año
  10. Cocinar es...crear, compartir, disfrutar

¡Ah! Y si te apetece compartir la entrada ¡estás en tu casa!


¡Va por los viejos tiempos guapa! ¡Un besazo enorme!


22 abril 2015

SALSA DE PIMIENTOS

¡Ya estamos en una nueva edición del Reto Color y Sabor de Temporada! Este mes Pilar, del blog Postres originales, nos propone como fruta la lima o limón y como verdura el pimiento. ¡Pues esta vez lo tenía clarísimo! ¡Ni ideaaaaaaaaaa!

Y es que no se me ocurría nada con limón o lima que no fuera un limoncello o un bizcocho casero de limón, que ya los tengo publicados. Pero es que los pimientos y yo no somos nada amigos. De niña no soportaba ni el olor ni el sabor de los pimientos verdes pero ya de mayor descubrí los pimientos amarillos y empecé a camuflarlos en los platos, muy picaditos, y ahora cocino tanto el rojo como el amarillo que, para mi, son los más dulces.

Así que, siguiendo el hilo del camuflaje, he elegido hacer una salsa de pimientos que podemos usar tanto para una carne como para condimentar una pasta. El sabor es muy rico y suave, seguro que os encanta.

Ingredientes: 1 pimiento rojo; 1 pimiento amarillo; 1 cebolla; 2 dientes ajo; 1 cucharadita pimentón picante; 1 cucharadita pimentón dulce; 1 cucharadita perejil; 1 cucharadita orégano; 3 cucharadas queso quark; 3 cucharadas mayonesa; sal; pimienta; agua; aceite.

Preparación: Pelar y picar la cebolla y el ajo. Limpiar los pimientos de semillas y picar. En una sartén poner una base de aceite y sofreír la cebolla, el ajo y los pimientos a fuego suave durante 10 minutos. Salpimentar al gusto. Añadir los dos pimentones, el perejil y el orégano y mezclar bien.

Poner el sofrito en el vaso de la batidora y triturar muy bien con un poquito de agua (un vaso de chupito). Pasar la salsa a un cazo y mezclar con la mayonesa y el queso quark deshaciendo los posibles grumos. Servir templada.


Espero que os guste mi propuesta para el Reto Color y Sabor de Temporada y deseando estoy de ver las de mis compañeras. ¡Hasta el mes que viene!

19 abril 2015

BULGOGI #CocinasdelmundoKorea

¡Madre mia como pasa el tiempo! Parece mentira pero ya hemos recorrido 10 países a lo largo y ancho del mundo y este mes, con el Reto Cocinas del Mundo, nos vamos a Korea de la mano de Marga del blog Acibecheria.

La cocina asiática me atrae bastante siempre y cuando no sea extremadamente picante aunque, en este punto, he mejorado mucho mi nivel de tolerancia desde que estoy en Holanda. No en vano cocinamos mucho estilo indonesio y ambas cocinas son primas hermanas jejejejeje.

¡Total! Que la propuesta de este mes me parecía genial. No me he perdido una sola edición de este reto y este mes ¡mucho menos! Ya tenía una receta coreana publicada en el blog, el bibimbap, así que me puse a rebuscar por la red y encontré una página que me gustaría compartir para todos aquellos que quieran descubrir un poquito de la cocina coreana. Se llama Easy Korean Cooking y es muy didáctica...¡a mi me ha encantado!

En esta ocasión yo me he decidido por el bulgogi (en coreano 불고기), uno de los platos coreanos más populares. La palabra bulgogi significa "carne de fuego" y es que esta carne marinada se suele hacer directamente en la plancha caliente. Yo, al no tener, la he hecho en una sartén y a fuego no tan vivo para que la carne quedara más tierna.

Ingredientes: 500 g carne ternera (tierna); 2 zanahorias; 2 cebollas pequeñas; 1 puerro; 4 champiñones castaña; 15 cucharadas agua; 6 cucharadas salsa soja; 6 cucharadas zumo de piña*; 3 cucharadas aceite; 3 cucharadas azúcar; 2 cucharadas ajo picado; 2 cucharadas sésamo; 1 cucharada pimienta.

Preparación: Empezamos preparando el zumo de piña. Poner en el vaso de la batidora 100 g de piña en trozos y una taza de agua y batir hasta que sea líquido. Colar por un colador y reservar el zumo.

Cortar la carne en trocitos pequeños y poner en un bol hondo. Raspar las zanahorias y cortar en rodajas finas. Cortar los champiñones en láminas finas. Pelar y cortar la cebolla en medias lunas finas. Limpiar el puerro y cortar en diagonal en láminas finas.

Preparar la marinada mezclando bien en un bol el agua, la salsa de soja, el zumo de piña, el aceite, el azúcar, el ajo, el sésamo y la pimienta. Añadir a la carne y mezclar bien. Dejar reposar 10 minutos. Añadir las verduras a la carne, mezclar y dejar marinar durante 30 minutos.

En una sartén profunda volcar toda la marinada y cocinar a fuego no muy fuerte durante 20 minutos. Lo más tradicional es servir la carne sobre una hoja de lechiga pero a mi me apetecía más acompañarla de arroz y unos pepinillos en vinagre gigantes cortados en láminas. ¡Que aproveche!



Pues con esta receta tan completa participo en el Reto Cocinas del Mundo - Korea. ¡Deseando ver las propuestas de mis compañeras de viaje!


16 abril 2015

PURE DE ESCAROLA CON CHAMPIÑONES Y QUESO (ANDIJVIESTAMPPOT)

¡Hola! Hoy os traigo uno de los clásicos de la cocina holandesa, ni más ni menos que el famoso andijviestamppot o lo que es lo mismo el puré de escarola. Es muy sencillo de hacer y si va acompañado de panceta, champiñones y el no menos famoso queso de comino....¡mmmmmmmmmmmm!

No dejéis de probarlo porque es una delicia...¡Vamos con la recetilla!

Ingredientes: 1,5 kg patatas; 250 g champiñones; 50 g mantequilla; 200 g panceta; 150 ml leche; 600 g escarola; 200 g queso de comino; sal; pimienta; nuez moscada.

Preparación: Pelar y cortar las patatas en trozos grandes. Poner en una cacerola grande cubiertas de agua y cocer hasta que estén tiernas (unos 20-25 minutos). Eliminar bien el agua y reservar tapadas.

Limpiar los champiñones y cortar en láminas. Cortar la panceta en daditos. Picar la escarola (aquí en Holanda la consigues en bolsas ya picada jejejeje). Cortar el queso en daditos.

En una sartén derretir la mantequilla y dorar la panceta. Añadir los champiñones y rehogar hasta que estén tiernos.

Machacar la patata con la ayuda del "stamper" hasta que esté hecha puré. Añadir la escarola y la leche y remover muy bien con una cuchara que quede cremoso. Salpimentar al gusto y añadir una pizca de nuez moscada. Añadir los champiñones y la panceta y mezclar bien. Finalmente añadir el queso (reservar algunos trocitos para decorar) y mezclar bien para que se funda.

Servir caliente ¡y disfrutar!


En alguna ocasión ya os he presentado al famoso "stamper" jajajajaja

13 abril 2015

MINI ERIZOS DE PAN CON SÉSAMO Y QUESO

Os confieso que esta receta tiene su historia...Cuando me mudé a vivir a Holanda me enteré que por aquí era muy común ver pequeños erizos paseándose...¿Sabéis esos pequeñines que se hacen bolita y que son adorables? ¡Pues esos mismos! Bien...pues han pasado seis meses y yo aún no he tenido la oportunidad de verlos en vivo así que me dije...¡pues me los traigo a mi cocina! ¡No, no se me ha ido la pinza!


Veréis...es que nuestras amigas de Cocinando con las chachas están de cumpleblog, cumplen tres añitos ya, y como bien se la ilusión que hace porque este humilde blog los cumplió no hace mucho, he querido participar en su concurso Tres años de Cocinando con Las Chachas: Tu Mejor Receta al Horno con estos panecillos en forma de erizo que son una delicia y muy muy fáciles y divertidos de hacer. ¡Seguro que triunfáis!


Para la cantidad de masa que os voy a poner salen ocho mini panecillos que caben en la palma de la mano pero podéis hacerlos más grandes o más cantidad subiendo las proporciones a vuestro gusto.

Ingredientes: 225 g harina; 3 g levadura seca; 1 cucharadita sal; 10 g mantequilla; 150 ml agua; 16 pasas; 1 huevo; semillas de sésamo; queso parmesano rallado.

Preparación: En un bol poner la harina y mezclar con la levadura seca y la sal. Añadir la mantequilla en trocitos y mezclar deshaciendo con un tenedor. Añadir el agua y mezclar con una espátula hasta que la masa se pueda trabajar con las manos. Amasar con las manos llenas de harina hasta que la masa sea elástica y no se pegue en las manos. Dejar reposar en el bol tapado con un paño y en un lugar cálido durante 30 minutos.

Sacar la bola de masa y poner en la superficie de trabajo. Cortar la masa con un cuchillo en 8 trocitos y dar forma de bolita a cada uno de ellos. Colocar las bolitas en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado, tapar con el paño y dejar reposar durante 15 minutos.

Precalentar el horno a 225 ºC (arriba y abajo con ventilador). A cada bolita hacerle una nariz estirando un poco la masa de un extremo y haciendo dos huecos para colocar las pasas como ojos, hundiendo bien en la masa. Batir el huevo y pintar el cuerpo del erizo. Colocar encima con cuidado las semillas de sésamo (en cuatro de las bolitas) y el queso rallado (en las otras cuatro bolitas).


Cocinar en el horno durante 15 minutos. Sacar y dejar entibiar antes de tomar. ¿A que son una monada?



Pues hasta aquí la receta pero no puedo dejar de poneros una foto de los erizos reales....aiiiiiiiiiiiiiii, ¡son tan cukis! jajajajajaja


10 abril 2015

FLAN AL AROMA DE VAINILLA #entrelibrosandaelguiso

Hoy me he levantado animada y me he metido en faena bien pronto. A diferencia de otras jornadas, no me cuesta ilusionarme con las pequeñeces que devuelven el brillo a los días y el temple a la voluntad. Observo que se trata de desperezar el espíritu y no permitir a los pensamientos los rumbos cotidianos de la obsesión. Ahora, con la alegría propia de la victoria recién conseguida, aspiro la fragancia de vainilla de los flanes recién hechos. Este olor dulce, tan ligado al recuerdo de mi padre y el mismo que de mi persona emana según me han comentado siempre, inunda toda la casa.

Algo aturdida por los recuerdos que acuden en tropel al conjuro del aroma de vainilla, hundo la cara entre las hojas de una maceta de hierbabuena. Soñadora, suspiro. El perfume refrescante de la menta se me enreda en la nariz junto con el de los flanes. En estos momentos, la vida vuelve a ser una amalgama agridulce de sensaciones, una mezcla de olores en la que predomina el de vainilla.


Así comienza su relato Mercedes, la protagonista del libro Aroma de vainilla, de Isabel Martínez Barquero, una novela que cayó en mis manos ¿por cAUsalidad? y cuyo argumento gira en torno al deseo amoroso, el amor insatisfecho, el amor no correspondido y el traicionado, los celos, el adulterio, los conflictos generacionales, los estigmas de una educación estricta, el orgullo, la tozudez, las murmuraciones sociales, la fascinación por la cultura, la ferocidad de la guerra y sus nefastos efectos posteriores, el perdón, la generosidad, los sueños no cumplidos, las expectativas rotas, el oscurantismo religioso y su antítesis descreída e iconoclasta, la locura, la muerte y la lucha por la existencia en una España llena de rencores y de atmósfera opresiva (reseña de Amazon).


Es una novela sencillamente deliciosa...como el aroma que desprende mi cocina cuando me dispongo a preparar la receta de estos flanes al aroma de vainilla con un toque sutil de naranja que me engancharon, como el relato, nada más comenzar a leerlo...Espero que a mis amigas de La Cocina Typical Spanish les guste la propuesta que les traigo con motivo de su iniciativa para este mes #entrelibrosandaelguiso en la que debíamos cocinar una receta vinculada a la literatura. ¡Vamos con ella!

Ingredientes: 2 huevos; 4 cucharadas azúcar; 1 sobre azúcar avainillado; 250 ml leche; 1 cucharada agua; ralladura de naranja; hojas de hierbabuena.

Preparación: En un recipiente apto para el microondas poner dos cucharadas de azúcar y una cucharada de agua y calentar a 700 W durante 2 minutos (primero 1 minuto y luego otro). Sacar el caramelo y repartir en los moldes para flan, moviendo para que se reparta por toda la base. Con estas cantidades salen 4 flanes individuales.

En un bol poner los huevos y batir bien con unas varillas. Añadir el resto del azúcar y el sobre de azúcar avainillado y mezclar bien. Finalmente añadir la ralladura de naranja y la leche y mezclar bien.

Repartir en los moldes y dejar reposar hasta que baje la espuma. Colocar los flanes en una fuente con agua y cocinar al baño María en el horno (180 ºC, calor arriba y abajo con ventilador) durante 35 minutos. Dejar atemperar y después enfríar en la nevera durante 4 horas. Desmoldar y decorar con unas hojas de hierbabuena ¡y a disfrutar!


Con esta propuesta participo en la iniciativa #entrelibrosandaelguiso y deseando estoy de ver todas las recomendaciones culinarias y literarias del resto de participantes. ¡Hasta el mes que viene!


07 abril 2015

BIZCOCHITOS DE ANIS

Después de mucho tiempo sin poder participar por coincidencia con mi propio reto, me hace mucha ilusión volver a acompañar a Yoli, de Cocina de una bancaria estresada, en su Reto Laura Real. Y si es con su propuesta dulce para este mes, que literalmente, sabe a gloria muchísimo mejor.

Y es que la propuesta de Yoli para este mes puedo decir, sin temor a equivocarme, que es el bizcocho que más éxito ha tenido, dentro y fuera de casa, de todos los que llevo hechos hasta ahora. Me llevé la mitad a mi trabajo y voló pero es que en casa, mi chico no hace más que repetirme, cada día, ¿cuando vas a volver a hacer el bizcocho de anís? (con la carilla del gato de Shreck jajajajaja). En fin Yoli, ¡que me ha encantado!

Ingredientes: 4 huevos; 265 g azúcar; 210 g harina; 1 cucharadita levadura; 2 cucharadas semillas anís.

Preparación: En la máquina batimos con las varillas los huevos hasta que queden esponjosos. Añadimos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo hasta obtener una crema bastante subida. Aquí está la clave para que os quede un bizcocho superesponjoso.

Añadir la mezcla de harina y levadura poco a poco batiendo a velocidad más baja para integrarla bien. Finalmente añadir las semillas de anís a la masa y mezclar con una espátula.

Engrasar un molde alargado con un poco de aceite y verter la mezcla anterior, repartiendo bien. Cocinar en el horno, precalentado a 180 ºC (calor arriba y abajo con ventilador) durante 45 minutos. En este punto ya no he seguido la receta original porque con los tiempos que daba se me quedaba muy crudo así que he preferido hornearlo como un bizcocho grande.

Dejar enfríar, desmoldar y cortar en láminas de 1 cm de grosor. ¡Guardaros un trozo porque os lo quitarán de las manos! jajajajajaja


¡Gracias Yoli por compartir esta increíble receta! Estoy encantada de volver a participar en el Reto Laura Real del mes de Abril, a ver si puedo seguir contribuyendo. ¡Un besito!


Os dejo también la receta original:


04 abril 2015

TORTA DI FARINA GIALLA - RETO DULCE CRI: LAZIO

Vamos que nos vamos que hoy es día 4 y nos toca ¡receta dulce del Reto Cocina Regional Italiana! Estoy supercontenta porque tengo muchas participantes y es que la propuesta que les hice este mes era preparar una tarta con una harina diferente a la que solemos utilizar. El resultado era totalmente incierto, con la dificultad añadida de encontrar la harina de maíz (que os aseguro en Holanda es casi imposible) pero...para eso es un reto ¿no?

Las participantes han salido airosas, hay comentarios de todo tipo pero diría que ha defraudado un poco. En mi caso...ya casi tiro la toalla porque me he recorrido todos los supermercados en busca de la farina gialla o harina de maíz y, cuando ya iba a preparar la tarta con maizena (harina de maíz refinada), me llama mi suegra y me dice que la ha encontrado en una tienda turca...¡ole! ¡que grande!

En cuanto al resultado...no me acaba de convencer, hay que ser honestas. No es sólo que sea muy seca sino que al dia siguiente puede quedarse demasiado dura. Creo que con un poco de tiempo se podría mejorar, por ejemplo, añadiendo huevos o leche. Desde luego ¡no ha sido mi mejor elección! jajajajaja.

Pero vamos con la receta y os sigo contando...

Ingredientes: 250 g harina de maíz; 250 g queso quark (o requesón); 100 g azúcar; 25 g mantequilla; 20 g piñones; 20 g pasas; canela; nuez moscada.

Preparación: Disgregar el queso quark con unas varillas con la ayuda de una cucharada de agua tibia. Añadir el azúcar y trabajar bien la mezcla.

Incorporar la harina de maíz a lluvia y seguir mezclando. Si la masa se hace muy dificil de trabajar añadir un poco de agua tibia incorporándola muy bien. Debe quedar una masa blanda. Añadir una pizca de canela, una pizca de nuez moscada y las pasas (estas no están en la receta original pero me gustaba darle un toque personal).

Engrasar un molde redondo, verter la masa, poner algunas nueces de mantequilla por encima y decorar con los piñones. Cocinar en el horno a 180 ºC durante 45 minutos. Desmoldar y dejar entibiar. Yo la he hecho muy finita y la verdad es que tiene un sabor muy curioso pero debo decir que ¡no está mal si te la comes el mismo día!


Esta tarta de harina amarilla (literalmente) es, como dice mi amiga Rosi, una tarta muy extraña porque no lleva huevos ni leche ni levadura. Aún así, el resultado es sorprendente y no deja indiferente. Incorpora lo que los italianos llaman farina gialla o harina de maíz, que es la base para preparar la famosa polenta, y es típica de la región de Lazio, que es a la que nos hemos trasladado este mes.


Os dejo, como siempre, la receta original. Yo, en este caso, he usado la mitad de ingredientes.


¡Y hasta aquí mi aportación! Vamos ahora con la parte más emocionante de cada reto que es ver las propuestas de mis queridas participantes, tanto las veteranas como las recién incorporadas. ¡GRACIAS!

Lorena, La cocinera revoltosa, no quería faltar a la cita así que me mandó su tarta a los pocos días ¡sin ni siquiera probarla! jajajajaja

Maribel, de Sweet Blessings, dice que está deliciosa aunque quedó un poco compacta y pesada...¡la pinta es inmejorable!

Mi prima Mar, que no se pierde una cita, le ha puesto pipas de girasol y calabaza, almendrillas picadas además de los piñones ¡que rico!

A Lidia, de Glace Moka, le ha parecido una receta muy original...¡me alegro!

Aranzazu, de El baúl de las delicias, ha resuelto perfectamente la tarta con maizena aunque ha quedado un poco espesa a pesar de estar muy rica

Y finalmente Rosi, de Mi mundo pinkcake, ha preparado esta versión tan rica pero que le ha durado una merienda jajajajaja

Pues con estas delicias me despido hasta el próximo mes en que volveremos con dos nuevas propuestas y una nueva región para visitar. ¿Te animas?

03 abril 2015

ZUPPA DI BACCALÀ ALLA ROMANA - RETO SALADO CRI: LAZIO

¡Ya estamos de vuelta con el Reto Cocina Regional Italiana! Este mes quería una propuesta distinta así que me decidí por elegir una receta de pescado, una sopa de bacalao muy apropiada para hoy, Viernes Santo.

En esta ocasión he modificado alguno de los ingredientes y alguna de las cantidades. En cualquier caso, el resultado final es un guiso buenísimo. Como es habitual, os cuento primero la receta y después un poquito de historia...

Ingredientes: 600 g bacalao (congelado); 600 g patatas; 2 tomates; 2 rebanadas pan integral con cereales; 1/2 vaso vino blanco; 1/2 vaso aceite; 3 dientes ajo; 1 cebolla roja; 1 rama perejil; 1 rama apio; 1 rama romero; 2 hojas laurel; sal; pimienta.

Preparación: Pelar los tomates, quitar las semillas y picar en daditos. Descongelar el bacalao y cortarlo en trozos pequeños.

En una cazuela de barro poner un fondo de aceite y sofreír la cebolla picada junto a dos dientes de ajo pelados y picados. Añadir el apio en trozos, el perejil, el romero y el laurel y continuar rehogando. Cuando la cebolla y el ajo estén dorados añadir el tomate, mezclar bien y rehogar durante unos minutos. Bañar con el vino y dejar reducir a la mitad.

Pelar las patatas y cortarlas en rodajas. Añadr al guiso y cubrir con un vaso de agua. Cocinar a fuego suave durante 15 minutos. Retirar el apio, añadir el bacalao, rociar con el resto de aceite, tapar y cocinar durante 20 minutos.

Mientras, tostar el pan en el tostador o el horno y, mientras está caliente, restregar el ajo que queda por la superficie del pan. Cortar el pan en trozos y colocar en el fondo del plato. Colocar encima el bacalao con patatas y regar con el caldo. Salpimentar y servir caliente.



Esta sopa de bacalao a la romana que os traigo hoy es típica de la región de Lazio, que es a la que hemos viajado este mes.


Os dejo, como siempre, la receta original tal cual viene en el libro de la que he sustituido el tomillo por el romero (que me gusta más) y le he añadido más patatas (que me encantan).


Y ahora vamos con la parte que más me gusta que son las recetas de las participantes, esas a las que no puedo dejar de agradecer que me acompañen cada mes en esta aventura. ¡GRACIAS!

A mi querida Nieves, del blog La cajita de nieveselena, le encanta el bacalao, así que se tiró de cabeza a esta receta que le ha resultado sorprendente y exquisita

Mi incombustible prima Mar, que no se pierde ninguna, me ha enviado esta maravilla a la que ha añadido pasas que combinan muy bien con el bacalao

Loli, del blog La cuina de lojota, ha conseguido hacer la foto antes de que se zamparan el plato en su casa...¡menos mal! jajajaja


Y mi Rosi, del blog Mi mundo pinkcake, ha preparado este delicioso guiso que le ha quedado muy rico

Pues hasta aqui el reto de este mes y os espero el mes que viene con una nueva propuesta salada igual de rica ¡o más!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...