English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

29 enero 2016

PASTEL DE MORCILLA, PIMIENTO Y MANZANA

¡Holaaaaa! Hoy os traigo una receta que estaba deseando preparar desde el momento en que la vi...Veréis...Nuestra querida Chus de Para estar por casa celebra en estos días su 5º cumpleblog y ha decidido tirar la casa por la ventana y realizar un sorteo de la mano de Lékué. ¡Yupiiiiii!

Uno de los requisitos - aparte de no llegar tarde que yo llego por los pelos - era preparar una de las recetas de su blog y yo, como me suele gustar más lo salado, estaba enamorada de esta desde que la vi. Me encanta la morcilla, tenía los ingredientes en casa así que ¡manos a la obra! En la receta original Chus utiliza morcilla de Burgos pero a mi, personalmente, no me gusta. Prefiero la de cebolla así que, como me quedaban dos en el congelador de la última vez que fui a España, las he utilizado con todo el gusto.

Es una auténtica delicia, muy sencilla de hacer y con una combinación de sabores impresionante. ¡Gracias Chus por compartirla! Y, sobre todo, ¡muchísimas felicidades por esos cinco añazos! Espero que te guste mi versión...

Ingredientes: 2 morcillas (unos 200 g); 1 manzana; 3 pimientos asados (de bote); sal; pimienta; 100 g queso parmesano rallado; pasta filo.

Preparación: Quitar la piel de las morcillas y desmenuzarlas en un bol con ayuda de un tenedor. Cortar los pimientos asados (yo he utilizado los que vienen en conserva porque aquí no se encuentran piquillos) en trocitos y añadir a la morcilla. Añadir el queso rallado.

Pelar las manzanas y cortar en trocitos. Cocinar en el microondas a 700 W durante 5 minutos. Añadir al bol y mezclar todos los ingredientes muy bien. Reservar.

Hidratar las hojas de pasta filo con mantequilla derretida. En un molde redondo colocar 4 hojas de pasta cubriendo el fondo y paredes y dejando lo que sobra por fuera. Rellenar con la mezcla de morcilla cubriendo todo el fondo. Plegar las hojas de pasta por encima. Añadir otras 3 hojas por encima doblando los bordes hacia dentro del molde.

Cocinar en el horno, precalentado a 180 ºC, hasta que la masa esté dorada. Desmoldar y servir caliente.



Con esta receta participo en el Sorteo del 5º Aniversario de Para estar por casa, patrocinado por Lékúe. ¡A ver si hay suerte!


26 enero 2016

PESTO DE RÚCOLA

Hace tiempo que no publico nada en la sección de salsas así que hoy, aprovechando que me había sobrado rúcola de la cena de ayer (un riquísimo carpaccio de bresaola), he pensado en preparar un pesto diferente al tradicional alla genovese.

Como siempre, supersencillo de realizar y con la base de un queso y un fruto seco como en el pesto tradicional. Combinado con una pasta como los rigatoni os aseguro que os va a quedar un plato de 10. Y si no...¡ya me lo contaréis!

Ingredientes: 35 g rúcola; 50 g nueces pecanas; 2 dientes ajo; 200 ml aceite oliva; 35 g queso feta.

Preparación: Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora (los ajos pelados) menos el aceite y triturar bien. Ir añadiendo el aceite hasta obtener una salsa. Si queda algún trocito de nuez no pasa nada, ese toque que le da.

Servir como condimento de cualquier pasta. ¡mmmmmmmmmmm! Por cierto...ya os iré contando otras variedades que tengo guardadas...




24 enero 2016

SMOOTHIE NARANJA DE ZANAHORIA Y NARANJA

Hoy domingo vamos a empezar el día con energía y para eso os traigo el segundo de la serie de smoothies que os voy a ir contando y que tiene un color naranja maravilloso. El primero fue el verde ¿os acordáis?

Como en el caso anterior lo he preparado con una fruta, una verdura, hielo...y un toque picante. La zanahoria y la naranja son alimentos bajos en calorías y ricos en antioxidantes. La zanahoria contiene gran cantidad de caroteno - que en el hígado se transforma en vitamina A - además de vitaminas C (igual que la naranja), B3 y B9 y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y calcio. Por su parte, la guindilla contiene capsaicina - responsable de la sensación de ardor en la boca - una sustancia antioxidante que se usa también como medicamento para hacer desaparecer el dolor y que le aporta la chispa a esta bebida refrescante que no os dejará indiferente...

Ingredientes: 3 zanahorias medianas; 3 naranjas grandes; 1 guindilla; 1 rama cilantro fresco; 6 cubitos hielo.

Preparación: Raspar las zanahorias, cortar en trozos y poner en la batidora de vaso. Añadir el zumo de las naranjas y la guindilla sin semillas. Añadir el cilantro y los cubitos de hielo.

Accionar la batidora a velocidad máxima y batir muy bien hasta que quede homogéneo y los hielos se hayan triturado. Servir enseguida decorado con unas hojitas de cilantro. ¡Mmmmmmm!


Muchísimas gracias a Directo al Paladar por recoger mi smoothie en su Paseo por la gastronomía de la red: irresistibles desayunos y meriendas. ¡Gracias gracias y gracias!

20 enero 2016

MANTEQUILLAS DE SABORES

¡Buenas! Todavía ando organizándome en el blog después de las vacaciones y me he dado cuenta de que aún no había publicado esta receta que preparé para la cena de Nochebuena, como aperitivo.

Me apeteceía algo para untar y me vino a la cabeza preparar unas mantequillas con algún toque especial así que me puse manos a la obra a experimentar.

¿El resultado? Un acierto y mejor de lo que me esperaba jejejejeje. Sólo necesitáis unos moldes e cupcakes (yo tenía unos cuadrados estupendos) y un congelador. ¡Os cuento!

Ingredientes: 60 g mantequilla (para cada tipo a preparar); 1 cucharadita orégano; 1 cucharadita tomillo; 1 ccuharadita romero; 1 cucharadita eneldo; 1 cucharadita guindilla picada.

Preparación: Para preparar la mantequilla a las finas hierbas poner la mantequilla en un bol y calentar en el microondas 10 segundos a 700W, tan sólo para reblandecerla. Añadir el romero, tomillo, eneldo y orégano y mezclar muy bien hasta obtener una crema líquida. Verter en el molde de cupcake.

Para preparar la mantequilla picante hacemos lo mismo pero añadiendo la guindilla sola. Verter también en un molde.

Poner a enfriar en el congelador durante 5-10 minutos. Debe quedar sólida pero fácil de untar. Sacar y desmoldar. Servir para acompañar rebanaditas de pan tostado.


 Mantequilla a las finas hierbas

Mantequilla picante

17 enero 2016

PICARONES CON MIEL DE MORAS #CocinasdelMundoPeru

Tercer domingo de mes y ya estamos aquí con una nueva edición del Reto Cocinas del Mundo y esta vez de la mano de Tere, de Casa Tere, que nos propone visitar Perú y su riquísima gastronomía. A priori lo tenía fácil porque un 30% de mi equipo de trabajo es justamente peruano así que enseguida les pregunté qué podía preparar realmente típico.

Había muchas opciones donde elegir porque la gastronomía peruana es muy variada pero, al final, a sugerencia de mi compi Alberto, me decidí por este dulce en forma de anillos con un nombre tan sugestivo, que se suele tomar para la merienda bañados en "miel de higos" y que yo he sustituido por moras porque, como me suele pasar, los higos aún no han llegado por aquí...

Este plato, al parecer, tiene sus orígen en los tiempos del Virreinato del Perú y es, probablemente, una adaptación de los buñuelos españoles que consumían los conquistadores. El aporte indígena está en el uso del camote (boniato) y el zapallo (calabacín), que se fueron combinando con los ingredientes introducidos por los españoles, como la harina de trigo.

Ingredientes para los picarones: 250 g camote (boniato) pelado; 250 g zapallo (calabacín) pelado; 550 g harina; 1 sobre levadura seca; 1 rama canela; 2 clavos de olor; 1 cucharada anís; 3 cucharaditas azúcar; sal; 1 huevo; aceite (la cantidad necesaria para freír).

Ingredientes para la miel de moras: 12 moras; 360 g azúcar; 180 ml agua; 2 cucharadas zumo de limón; 1 cucharada ralladura de limón; 1 rama canela; 4 clavos de olor; 1/2 cucharadita anís.

Preparación: En un cazo poner a hervir abundante agua con la canela, el clavo y el anís. Dejar hervir 10 minutos y colar, reservando el agua en la que pondremos a cocer el boniato y el calabacín en trozos durante otros 10 minutos. Una vez cocidos pasar por un colador. Reservar 1 taza del agua de cocción y dejar enfríar las verduras.

Mezclar en un bol la levadura con el líquido de cocción tibio y el azúcar. Dejar reposar 15 minutos.

Triturar las verduras hasta obtener un puré y colocar en un bol grande. Agregar una pizca de sal, la mezcla de la levadura y el huevo batido y batir hasta que todo esté bien unido. Agregar la harina envolviendo y seguir mezclando vigorosamente hasta que se forme una masa suave y elástica que se pega un poco a los dedos. Tapar con un paño húmedo y dejar reposar durante 1 hora en un sitio cálido hasta que doble el volumen.

Mientras preparar la miel de moras. En un cazo poner a hervir a fuego suave el azúcar, el agua, las moras, la canela, el anís, los clavos y la ralladura de limón. Cuando ha evaporado la mayor parte del agua y está a punto de jarabe agregar el zumo de limón, cocinar unos minutos más y reservar.

Calentar abundante aceite en un cazo grande. Coger porciones de masa con la mano humedecida en agua con sal y formar un hueco en el centro (a modo de rosquilla) y dejarla caer en el aceite. Da igual que no sean perfectas. Esperar que se doren y darles la vuelta. Sacar y colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Servir 3 picarones por persona rociados con la miel.



La combinación de sabores es muy rica. Aunque la masa es un poquito difícil de manejar vale la pena porque el resultado es delicioso. Pues con esta receta tan "picarona" participo en el Reto Cocinas del Mundo - Perú y, como siempre, deseandito ver las demás propuestas. ¡Os dejo hasta el próximo mes!


13 enero 2016

PENNE CON SALSA DE MEJILLONES

¡Hola hola! ¿Cómo hemos empezado el año? Yo estupendamente y acabo de volver de unas largas vacaciones al sol, recargando pilas para este nuevo año que se presenta, como siempre, lleno de posibilidades. ¡A aprovechar cada momento!

Y después de tantos excesos culinarios, para empezar el año hoy os traigo una receta de aprovechamiento, de las que le gustan a mi amiga Marisa. Resulta que había preparado unos estupendos mejillones picantes y me había sobrado salsa. Así que me dije pues le damos unos toques allí y aquí ¡y preparamos una estupenda pasta! ¡Ya veréis qué fácil!

Ingredientes: 30 mejillones; 1/2 pimiento rojo; 1 cucharadita guindilla molida; 1 cebolla; 1 diente ajo; 300 g salsa tomate; 1 cucharada harina; 1 cucharadita pimentón; 1/2 vaso vino blanco; sal; azúcar; aceite; 300 g penne; queso parmesano.

Preparación: Limpiar bien los mejillones quitándoles las "barbas" y ponerlos en una cazuela con una taza de agua a cocer (tapados) a fuego fuerte hasta que se abran. Desechar los que estén cerrados. Quitar las valvas de los mejillones abiertos y reservarlos. Filtrar el agua de cocción y reservar un vaso.

Picar el pimiento rojo. Pelar y picar la cebolla y el ajo. En una cacerola poner un poco de aceite y sofreir las verduras a fuego medio durante 10 minutos. Añadir la salsa de tomate y continuar cocinando durante 5 minutos más.

Añadir la harina, removiendo bien, después el pimentón y la guindilla y finalmente el vino blanco y dejar cocinar durante unos minutos removiendo para ligar los ingredientes. Añadir el vaso de caldo de los mejillones y la mitad de los mejillones cocidos, tapar la cacerola y cocinar durante 10 minutos.

Triturar la salsa con la batidora, colocar en ella los mejillones que faltan y cocinar durante unos minutos.

Cocer la pasta (yo he usado penne) en abundante agua con sal durante 9 minutos. Escurrir y condimentar con la salsa. Espolvorear con queso parmesano rallado y servir.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...