20 febrero 2019

SAMOSAS VEGETALES - 12 RECETAS, 12 BLOGUERS

¡Buenos días! Ya sabéis que este año he decidido seguir adelante con la iniciativa 12 Recetas, 12 Bloguers que ya reactivé en 2018. Con ella pretendo homenajear, cada mes, a esos bloguers (y sus blogs) que siempre están ahí, a las que ya he cogido cariño e incluso considero amigos aunque no nos conozcamos en persona. Siempre he pensado que la mejor manera de devolver tanto cariño y apoyo es cocinando una de sus recetas. Y por eso estamos aquí.

Este mes de Febrero he elegido a Guille, alma mater del blog No me comes nada, un chico con el que comparto reto y con el que me parto con todos sus comentarios y ocurrencias, debe ser porque es paisano andaluz jejejeje. Desprende tan buen rollo en todo momento (si no, pasaros por su blog y veréis que bien explicotea cada receta) que era imposible no elegirlo para ser uno de los homenajeados. Además...ha celebrado hace muy poquito su cuarto cumpleblog así que desde aquí ¡enhorabuena!

Te confieso, querido compañero, que soy fan de tu blog y que me atreví a osar preparar tu chapata sin ser nada buena haciendo pan pero es que me picaste...El resultado fue un desastre a medias porque por fuera era preciosa pero por dentro la miga era de un denso que tiraba para atrás, nada que ver con la tuya...Así que para este homenaje traigo la segunda opción que tenía, tus fantásticas samosas vegetales porque además es que me encantan y no pierdo oportunidad para pedirlas siempre que puedo. ¡Han quedado muy ricas!

Ingredientes (14 samosas): 7 láminas masa filo; 1 patata grande; 75 g guisantes; 1 zanahoria grande; 1/2 cebolla; 1 cucharadita curry; 1 cucharadita comino molido; 1 cucharadita jengibre molido; 1 cucharadita garam masala; mantequilla.

Preparación: Pelar la cebolla y la zanahoria y cortar en daditos pequeños. Poner una sartén a calentar con una cucharada de aceite y rehogar las verduras a fuego suave. Agregar las especias y mezclar bien. Cuando estén hechas apagar el fuego y reservar.

Pelar la patata y cortar en trozos grandes. Cocinar en agua con sal durante 15 minutos. Escurrir el agua y machacar la patata hasta formar un puré. Añadir la leche, salpimentar al gusto y mezclar bien para que el puré quede suave.

Añadir los guisantes (en mi caso ya cocidos) y las verduras pochadas al puré y mezclar bien formando una pasta. Dejar entibiar antes de rellenar las samosas.

Precalentar el horno a 200 ºC. Extender las láminas de pasta filo una a una y cortar por la mitad a lo largo. Untar bien con mantequilla derretida (20 segundos en el microondas, dos veces) y colocar una cucharada del relleno encima del extremo más cercano. En esta entrada podéis ver como las doblo en forma de triángulo. Colocar las samosas sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado con el borde que cierra hacia abajo. Hornear durante 20 minutos (deben quedar bien doradas). Servir inmediatamente.



Antes de despedirnos hasta el mes que viene (¿quién será el próxima?), he pedido a Guille que conteste a un pequeño test con el que sabremos un poquito más de el. ¡Gracias guapetón, por la receta y por prestarte a contestar!
  1. Un ingrediente: Cualquier queso
  2. Una fuente de inspiración: Mi madre
  3. Un utensilio: Un buen cuchillo
  4. Una afición: La fotografía
  5. Un destino: Italia
  6. Una comida: Tortilla de patatas
  7. Un libro: Ensayo sobre la ceguera (José Saramago)
  8. Una película: Amélie 
  9. Un sueño: Volver a vivir a Cádiz
  10. Cocinar es... una desconexión
¡Ah! Y si te apetece compartir la entrada ¡estás en tu casa! ¡Un besazo!


17 febrero 2019

SALCHIPAPAS CON CEBOLLAS ENCURTIDAS #CocinasdelMundoQuito

Nueva edición del reto Cocinas del Mundo y cogemos la maleta para marcharnos a Quito, destino elegido este mes por La cajita de Nieves y Elena que se ha permitido la licencia porque tocaba la letra Q. ¡Pues allá que nos vamos, a la capital y ciudad más poblada de la República de Ecuador!

No tengo el gusto de conocer personalmente a ningún paisano ecuatoriano al que preguntar así que, como tampoco conozco su gastronomía, me dediqué a investigar. Pero esta vez tenía la idea de volver a preparar comida callejera, algo por lo que he optado en algunos viajes de los que llevo haciendo virtualmente los últimos casi cinco años. ¡Y encontré justo lo que buscaba!

La receta que os traigo con este nombre tan exótico son unas papas fritas con salchichas acompañadas de una salsa rosada casera y cubiertas con unas cebollas encurtidas. Al parecer, según cuenta la dueña de la receta, son famosas en los locales de comida rápida de su zona así que me pareció que yo también me merecía probarlas. ¡Y no me han defraudado! ¿Apetecen?

Ingredientes para las salchipapas (contar 1 patata grande y 1 salchicha por persona): 2 patatas grandes; 2 salchichas; aceite para freír; sal.

Ingredientes para la salsa rosa: 1 huevo; 1 cucharada limón; 1 cucharada vinagre; 1 pizca sal; 1 pizca azúcar; 1 vaso aceite girasol; 1/2 cebolla blanca picada; 8 tomates cherry; 1 chile picante (opcional).

Ingredientes para las cebollas encurtidas: 2 cebollas rojas pequeñas; 3 limones grandes; 1 cucharada de aceite; sal; agua.

Preparación: Empezar preparando el día anterior las cebollas encurtidas. Pelar las cebollas y cortar por la mitad y después en rodajas muy finas. Poner en un recipiente y espolvorear con una cucharada de sal y con el zumo de un limón. Mezclar bien y dejar reposar durante 10 minutos. Cubrir las cebollas con agua tibia y dejar reposar otros 10 minutos. Quitar el agua y lavar bien las cebollas para quitar toda la sal. Añadir el resto del zumo de limón, sal al gusto y el aceite y mezclar bien. Tapar y dejar reposar en la nevera al menos 3 horas, mejor toda la noche. Probar de sal antes de servir. Reservar.

Vamos ahora a preparar la salsa rosa. En el vaso de la batidora poner el huevo, limón, vinagre, sal y azúcar, añadir el aceite y batir hasta formar la mayonesa (poner el brazo de la batidora pegado al fondo del vaso, accionar la batidora y esperar hasta que empiece a cuajar para subir y bajar el brazo hasta completar el proceso). Pelar aparte los tomates, quitar las semillas y batir junto con la cebolla picada y el chile picante (si queréis). Finalmente añadir esto a la mayonesa, volver a batir todo junto y reservar en la nevera.

Pelar las patatas y cortar en rectángulos gruesos. Poner en remojo con agua fría durante media hora. Escurrir el agua y secar muy bien las patatas. Calentar el aceite en una sartén y freír las patatas durante 15 minutos a fuego medio hasta que estén tiernas pero no doradas. Sacar del aceite y poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Dejar enfriar una hora. Volver a calentar el aceite y, cuando esté bien caliente, añadir las patatas y freír hasta que estén doradas, unos 5 minutos. Sacar del aceite y poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Si las salchichas son muy grandes cortar por la mitad y dar unos cortes en cruz en los extremos. En el mismo aceite de las patatas freír las salchichas hasta que estén doradas y poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Servir inmediatamente en una ración individual donde pondremos las patatas con las salchichas cubiertas por la salsa rosa y por encima las cebollas encurtidas. Lo acompañamos de una buena cerveza fría y nos sentamos en la terraza de casa a disfrutar del sol y de la buena comida callejera.



Pues con esta delicia participo en Cocinas del Mundo - Quito y deseando estoy de ver el resto de aportaciones.