11 noviembre 2019

TAJÍN DE POLLO CON CIRUELAS Y PISTACHOS

No os voy a negar que estaba como loca por usar mi tajín. Me lo compré hace unos meses en una tienda que estaba de liquidación y aún no había tenido oportunidad de utilizarlo. De momento andaba formando parte de la decoración de la cocina...


Y es que ya os he contado en varias ocasiones que en casa nos gusta mucho la cocina árabe. Será por la influencia desde niña, rodeada de especias, en contacto con esta cultura y con su riquísima cocina. Yo es que huelo el comino y me sale la sonrisa. Así que hoy os traigo una de esas recetas que cabe perfectamente en este cajón por fácil, rica y tradicional.

Y cocinada en el tajín, un recipiente hecho de barro cocido, de poco fondo y barnizado, que tiene una característica tapa cónica que ayuda a mantener el calor y el vapor durante y después de la cocción, evitando que los alimentos se resequen mientras se cocinan. El recipiente también da nombre a este plato tradicional de la cocina norteafricana, especialmente de las zonas de Marruecos, Argelia y Túnez.

En esta ocasión lo he preparado con pollo y unas ciruelas rojas y le he añadido un toque de pistachos. Para acompañar, nada mejor que un cuscús. ¡A disfrutar!

Ingredientes para el tajín: 2 pechugas pollo; 1,5 cebollas; 1,5 cucharaditas comino molido; 3 ciruelas rojas; 200 ml caldo de pollo; 1 cucharadita especias morunas; 2 cucharadas pistachos pelados; sal; pimienta; hierbabuena fresca; canela molida; AOVE.

Ingredientes para el cuscús: 275 g sémola de cuscús; 350 ml agua; 1 cucharadita sal; 1 cucharadita especias morunas; 1 cucharada hierbabuena fresca picada; 1 cucharada aceite.

Preparación: Cortar las pechugas de pollo limpias en dados pequeños. Lavar las ciruelas, cortar el cuatro partes cada una y eliminar el hueso central. Pelar las cebollas, cortar por la mitad y de nuevo por la mitad y cada cuarto picarlo en láminas muy finas.

En el tajín poner un fondo de aceite a calentar a fuego suave y rehogar el pollo hasta que coja color por todos lados. Retirar el pollo a un plato y reservar.

En el mismo aceite rehogar la cebolla junto con el comino molido durante 10 minutos. Añadir el pollo, las ciruelas, una pizca de canela, las especies morunas y regar con el caldo de forma que cubra la carne. Tapar con la tapadera y dejar cocinar a fuego mínimo durante 45 minutos. A mitad de cocción añadir los pistachos pelados y salpimentar al gusto.

Cuando queden 5 minutos de cocción al pollo preparar el cuscús. Poner la sémola de cuscús en un bol y añadir el agua caliente (3 minutos en el microondas a 700 W) a la que habremos añadido la sal y las especias de forma que cubra por completo la sémola. Tapar con un plato y dejar reposar 5 minutos. Añadir el aceite y la hierbabuena picada y mezclar bien para que se separe el cuscús y quede suelto.

Cuando el pollo está listo, espolvorear por encima hierbabuena fresca picada y servir el tajín con el cuscús aparte para que cada uno se ponga lo que quiera. ¡Un plato de 10!



04 noviembre 2019

GUBANA DI CIVIDALE - RETO DULCE CRI: FRIULI-VENEZIA GIULIA

Hoy es día 4 y nos toca la propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana y nos quedamos en la misma región de ayer para traeros un dulce de esos que podrían perfectamente adornar vuestra próxima mesa navideña.

Ingredientes para el pre-fermento: 150 g harina 00; 3 g levadura seca de panadería; 85 g leche.

Ingredientes para la masa: 350 g harina 00; 90 g azúcar; 3 huevos; ralladura de limón; 1 cucharada licor 43; 40 g leche; 70 g mantequilla; 1 pizca sal; prefermento.

Ingredientes para el relleno: 100 g nueces; 50 g piñones; 50 g almendras; 50 g pasitas; 1 cucharada licor 43; 10 g mantequilla; 15 g chocolate negro 85%; 1/2 cucharadita canela molida.

Preparación: Empezar preparando el pre-fermento. En un bol tamizar la harina, mezclar con la levadura seca y añadir la leche poco a poco amasando con las manos. Obtendremos una masa lisa a la que damos forma de bola y dejamos levar tapada durante 1 hora (tiene que doblar el tamaño).

Mientras preparar el relleno. En un bol poner los piñones, el chocolate picado y la mantequilla y calentar en el microondas (2 ciclos de 20 segundos a 700 W). Mezclar bien y añadir a las nueces y almendras (picadas con un robot) y volver a mezclar. Dejar las pasas junto con el licor (la receta original usa ron pero a mi no me gusta el sabor tan intenso) durante 15 minutos para que se ablanden y añadir (sin el líquido) a la mezcla anterior. Agregar la canela molida y mezclar todo muy bien. Reservar.

En el bol de la planetaria poner la harina tamizada mezclada con el azúcar. Añadir el pre-fermento, la ralladura de limón, los huevos batidos, la pizca de sal y la leche y batir con la pala hasta que los ingredientes se integren. Cambiar al gancho y continuar amasando a velocidad suave mientras vamos incorporando la mantequilla blandita poco a poco.

En mi caso he tenido que añadir 2 cucharadas más de harina ya que el ambiente estaba tan húmedo que el azúcar se hidrataba demasiado, dando a la masa una consistencia poco manejable.

Pasar la masa a la mesa de trabajo enharinada y continuar amasando con las manos hasta obtener una masa lisa y elástica, dar forma de bola y dejar levar tapado durante 3 horas más.

Estirar la masa en una lámina fina rectangular, extender el relleno por toda la superficie dejando un par de dedos de borde. Enrollar sobre si mismo por la parte más alargada como si fuera una salchicha, sellando bien los bordes.

Engrasar y enharinar un molde redondo y desde el centro al exterior comenzar a enrollar el rulo de masa rellena en forma circular en forma de espiral. Dejar levar durante 30 minutos más. Pintar con huevo batido y hornear a 180 ºC durante 1 hora. En mi caso lo he espolvoreado con azúcar glas. ¡Está riquísimo mojado en chocolate o café!



La gubana (gubanca, en el dialecto veneciano; gubane en friuliano) es un postre típico de los valles de Natisone (Udine) en la región de Friuli-Venezia Giulia, que se prepara en grandes celebraciones como Navidad o Pascua o en ocasiones especiales como bodas y fiestas populares. Se conoce desde 1409 cuando se sirvió en un banquete preparado para la visita del Papa Gregorio XII a Cividale del Friuli. La forma particular de la gubana es probable que derive del término eslavo guba que significa "pliegue".


Os dejo la receta original en la que he encontrado algún error tipográfico como la cantidad de azúcar (1 kg!) y cuyas cantidades, para la masa, he adaptado a las que encontré en esta otra receta. El relleno, sin embargo, es el de la receta original.

La cucina regionale italiana in oltre 5000 ricette (Alessandro Molinari Pradelli)

Y ahora os traigo la aportación de las dos valientes que han querido atreverse con este dulce un tanto laborioso pero muy rico. ¡GRACIAS!

Mar vuelve al reto después de un tiempo y lo hace por la puerta grande porque a ella le encantan todos los que tengan frutos secos en su relleno ¡precioso!

Y Natalia, desde Poesía culinaria-sabores de Nati, está feliz con su pan relleno porque ya huele a Navidad...

Pues con estas ideas nos preparamos para una edición especial el próximo mes...¿Te lo vas a perder?