09 abril 2019

HELADO AL CURRY DE MANGO Y NARANJA #CocinArte

Pensé que no llegaba. En el trabajo está siendo de locos, casi sólo puedo cocinar algunos fines de semana y ya le había dicho a María que no llegaba este mes...pero aquí estamos. In extremis. Pero es que no me gusta faltar a mis compromisos con los retos de mis compañeras cocineras y el de María no me gusta perdérmelo porque es especial.

La obra que nos ha propuesto María para su reto #CocinArte este mes no es un cuadro, cómo suele ser habitual, sino una obra arquitectónica...¡y menuda obra! Nada más y nada menos que el Panteón, máxima expresión de la gloria de Roma durante más de dos mil años e inspiración de los mejores arquitectos del Renacimiento, tanto que Rafael quiso convertirlo en el lugar de su eterno descanso. Es el único edificio romano que ha permanecido prácticamente intacto a través de los siglos. Fundado entre el 25 y el 27 aC por Agripa como templo dedicado a los doce dioses y al soberano viviente, el edificio actual es el resultado de la reconstrucción radical promovida por Adriano (entre 118 y 125 dC) y, finalmente, en el 608 el templo pasó oficialmente al cristianismo con el nombre de Santa Maria ad Martyres.

Foto extraída de la web oficial

He visitado Roma en tres ocasiones (lo de tirar la monedita en La Fontana di Trevi funciona...) y lo que nunca falta en cada una de las visitas es cogerme un delicioso helado italiano (¡siempre en cucurucho!) e ir a sentarme en el suelo de la Fontana del Pantheon a comérmelo mientras contemplo el Pantheon en toda su magnificencia. ¡Es como un ritual! Después de acabármelo, entro en el edificio y me quedo embobada viendo como la luz entra por la claraboya central, como si de una luz divina se tratara...

Es por eso que la inspiración para la receta me ha venido, precisamente, de ese momento escalera y he decidido preparar un helado con el que recordar mis visitas. He elegido una fruta muy del color del sol en homenaje a la gran cúpula del Panteón y le he añadido un toque especial utilizando un regalo que me mandó mi querida Pepi (Sopa de sopa), un curry de mango y naranja del que me enamoré nada más probarlo cuando fuimos a visitarla a Frankfurt.


Ingredientes: 1 mango maduro (250 g pulpa); 200 g leche; 100 g nata líquida 35%; 40 g azúcar; 1/2 cucharadita maizena; 1/2 cucharadita canela molida; 2 cucharaditas curry de mango y naranja.

Preparación: Pelar el mango y cortar la pulpa en trozos. Poner en el vaso de la batidora junto con el líquido que suelta y el curry de mango y naranja.

En un cazo poner a calentar la leche con la nata, el azúcar, la canela y la maizena (que habremos disuelto cuando aún está fría la leche) hasta casi hervir. Añadir al vaso de la batidora.

Triturar todo muy bien hasta obtener una crema. Disponer en un recipiente con tapa y dejar enfriar en el congelador. Cada dos horas, abrir el recipiente y deshacer los cristales con un tenedor. Así nos quedará un helado más cremoso (sobre todo si no tenéis heladera como yo). Al día siguiente, para el toque final antes de servir, poner todo el helado en el bol de la amasadora y accionar la pala batiendo a velocidad lenta para que quede un helado cremoso.

Servir en copas adornada con unas hojitas de hierbabuena.



Pues con esta receta participo en #CocinArte y deseando estoy de ver el resto de interpretaciones de mis compis. ¡Espero que te guste María!


4 comentarios:

  1. Vaya!! Me enorgullece que mi regalito esté en una receta con arte :)
    Ahora entiendo mejor la foto que mandaste por Messenger jeje

    Con los días tan primaverales que ha habido estos días atrás, ya me imagino como habrás disfrutado este helado tan espectacular ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo también tiré la moneda cuando fui hace 8 años y aún no he vuelto, no se si eso se cumple para todos jajaja... tengo que volver, adoro Roma y sus helados.
    La combinación del que nos traes hoy me parece super refrescante, el mango y la naranja que rico, como dices, emula el sol.
    Muy buen aporte, a ver que nos depara la siguiente propuesta.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado un helado de lo más apetecible, menuda combinación de sabores, no se me habría ocurrido poner un curry al helado...¡¡me ha encantado tu propuesta!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Fue una de mis primeras, la falta de tiempo me hizo desechar esta idea, la de hacer un helado, ya que tube la misma visión que tu, comprarme un rico cucurucho de esos helados que venden allí, y sentarme a ver el Panteón...No me cansaría de verlo nunca, yo también he estado allí tres veces, toda Italia me encanta. Tu helado debe esta estupendo y te copio la receta que me parece espectacular. Besitos.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!