25 marzo 2019

ALBÓNDIGAS EN SALSA DE ALMENDRAS - 12 RECETAS, 12 BLOGUERS

Este mes se me ha pasado volando y casi no puedo ni publicar esta entrada que, como siempre, me hace especial ilusión. Ya sabéis que este año he decidido seguir adelante con la iniciativa 12 Recetas, 12 Bloguers que ya reactivé en 2018. Con ella pretendo homenajear, cada mes, a esos bloguers (y sus blogs) que siempre están ahí, a las que ya he cogido cariño e incluso considero amigos aunque no nos conozcamos en persona. Siempre he pensado que la mejor manera de devolver tanto cariño y apoyo es cocinando una de sus recetas. Y por eso estamos aquí.

Este mes de Marzo la elegida ha sido Kety, del blog Croketypot, cuyo cuaderno de cocina (como a ella le gusta llamar a su blog) he empezado a curiosear recientemente cuando decidió unirse a las valientes de mi Reto de Cocina Regional Italiana. Me une a ella no sólo el reto sino el amor por los platos tradicionales, asequibles y con buenos ingredientes. Ella los explica paso a paso de una manera sencilla y es, como el nombre de su casa indica, una apasionada de la "olla lenta" y que maneja a la perfección. En esto, querida Kety, no nos parecemos en nada jajajaja.

Como digo, curioseando en su cuaderno me quedé prendada de su receta de albóndigas y huevos en salsa de almendras porque yo es oír albóndigas y tener la posibilidad de mojar en la salsa y me vuelvo loca. La receta no es complicada y tiene como resultado un plato de esos que se quedan en tu memoria para siempre. El método de preparación es diferente del suyo así que lo he hecho a mi manera.

Ingredientes para las albóndigas: 600 g carne picada (mitad cerdo, mitad ternera); 4 lonchas finas de jamón serrano; 5 huevos; 2 dientes ajo; 2 ramas perejil fresco; 1 rebanada pan molde;1/2 taza leche; sal; pimienta; nuez moscada; harina; pan rallado.

Ingredientes para la salsa: 70 g almendras; 1 diente ajo; 1 cebolla blanca; 1 cebolla morada; 1/2 cucharadita pimentón dulce; 1/2 cucharadita pimentón picante; 1 cucharadita comino molido; 1 vasito vino blanco; 2 vasitos agua; sal; aceite.

Preparación: En un bol grande poner la mezcla de carne picada con dos huevos y la miga de pan mojada en leche. En el robot picar los ajos, el perejil y el jamón y añadir esta picada a la carne. Salpimentar al gusto, añadir una pizca de nuez moscada y mezclar bien con las manos para integrar todo. Añadir pan rallado (a ojo) e ir mezclando hasta obtener una consistencia en la masa que las albóndigas no se rompan. Dejar reposar en la nevera durante 2 horas.

Formar las albóndigas con la masa de carne y enharinar ligeramente. Freír en una cacerola con un fondo ligero de aceite y sacar cuando estén doradas. Reservar.

Si, como yo, usáis almendras con piel, escaldar en agua hirviendo 2-3 minutos, escurrir el agua y pelar las almendras. Triturar con el robot hasta obtener una masa. Reservar.

En la misma cacerola de antes rehogar las cebollas y el ajo, peladas y picadas, durante unos minutos. Añadir la almendra picada, el pimentón y el comino, el vino y el agua, rectificar de sal y dejar cocinar a fuego suave durante 10 minutos. Pasar al vaso de la batidora y triturar bien hasta obtener una salsa.

Volver a poner la salsa en la cacerola, añadir las albóndigas y dejar cocinar durante otros 30 minutos a fuego mínimo.

Mientras, cocer los demás huevos en agua salada durante 10 minutos. Refrescar en agua fría y pelar. Atravesar con un palillo hasta la yema para evitar que al freírlos se abran. Enharinar ligeramente y freír en aceite. Reservar.

A la hora de servir poner las albóndigas con su salsa y un huevo partido por la mitad y para acompañar yo he preparado cuscús.



Antes de despedirnos hasta el mes que viene (¿quién será el próximo?), he pedido a Kety que conteste a un pequeño test con el que sabremos un poquito más de ella. ¡Gracias guapa, por la receta y por prestarte a contestar!
  1. Un ingrediente: Aceite de oliva
  2. Una fuente de inspiración: Los libros de cocina, gastronomía, técnicas
  3. Un utensilio: Un cuchillo
  4. Una afición: La pintura
  5. Un destino: Florencia
  6. Una comida: Cocido de garbanzos
  7. Un libro: Anarkia (Jordi Roca)
  8. Una película: Gorilas en la niebla
  9. Un sueño: Vivir con alegría, que no alegremente
  10. Cocinar es... disfrutar de la vida y que los demás disfruten
¡Ah! Y si te apetece compartir la entrada ¡estás en tu casa! ¡Un besazo!


20 marzo 2019

PUDIN DE CHOCOLATE #unomasmenos100desperdicio0

Este mes vuelvo a participar en la iniciativa de mi amiga Marisa, que dirige el blog Thermofan y con la que he compartido muchas aventuras culinarias, "1 +/- 100, desperdicio 0", un proyecto que pretende concienciar sobre el reciclaje, la reducción de desperdicios, el ahorro, la defensa del medio ambiente…En su entrada ella lo explica divinamente.

Quizás recordaréis que para uno de los retos en los que participo hice un bizcocho de chocolate a la cerveza que salió muy rico pero del que me sobró un trozo que ya no estaba tierno después de unos días. Así que con este trozo tan triste he aprovechado para preparar un pudin facilito que ha quedado con una textura en dos capas deliciosa. ¡A reciclar se ha dicho!

Ingredientes: 500 ml leche; 150 g bizcocho de chocolate desmenuzado; 5 huevos; 200 g azúcar; ralladura limón; canela; caramelo.

Preparación: Triturar el bizcocho en el robot de forma que os quede como galleta molida y reservar.

Batir los huevos con el azúcar hasta obtener una crema. Añadir la leche, la ralladura de limón y la canela y batir todo bien. Por último añadir el bizcocho desmenuzado y mezclar con la espátula.

Yo preparo el caramelo directamente en el molde rectangular que voy a usar. Poner una buena capa de azúcar en el fondo  e ir calentando al fuego moviendo constantemente hasta que todo el azúcar se haya caramelizado y esté bien líquido. Impregnar bien todo el fondo y paredes del molde.

Añadir la masa al molde y poner al baño Maria en el horno a 180 ºC durante 1 hora. Dejar enfriar antes de meterlo en la nevera toda la noche. Al día siguiente desmoldar y servir. Al corte quedan dos capas y la textura de pudin y bizcocho es sensacional.



¡Espero que te guste amiga!