English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

30 abril 2017

CROQUETAS DE ESPINACAS #ASALTABLOGS

¡Madre mía como pasa el tiempo! Otro mes que se acaba y siendo domingo y último no podía faltar el reto más "canalla", ¡el asaltablogs! Ya sabéis que esto va de sablear la cocina ajena de nuestra víctima y este mes la pobrecilla a la que le hemos dejado todo manga por hombro ha sido Pilar, del blog Per sucar'hi pa.

Para los que no entiendan catalán (yo, después de 10 años en Tarragona, ho parlo una miqueta) significa literalmente "para mojar pan" y eso es precisamente lo que te viene a la cabeza si buceas por su blog en busca de alguna recetilla....¡que te dan ganas de ir a por la barra y mojarla en todo como los churros!

Tremendamente difícil ha sido escoger una receta, de hecho me llevé un porrón y no me decidía (y las que tengo guardadas las iré haciendo porque me muero de ganas de probarlas) pero al final he decidido decantarme por esta porque apenas tengo croquetas en el blog y mira que me gustan....Pero tengo muy mala mano para ellas, que se le va a hacer...

La receta de Pilar es tan sencilla de seguir que no podía fallar...pero ya os he dicho que las croquetas no son mi fuerte y creo que me quedó la masa menos espesa de lo requerido así que la guardé una noche entera en la nevera para que cogiera consistencia...Por lo demás, el resultado es riquísimo y lo único que he cambiado es que le añadí a la masa una loncha de queso de comino muy famoso en Holanda que le ha dado un puntillo muy sabroso. ¡Gracias Pilar!

Ingredientes: 300 g espinacas frescas; 1 cebolla; 2 ajos; 2 cucharadas pasitas; 1 cucharada piónes; sal; pimienta; 1 loncha queso con comino; 2 cucharadas harina; 4 cucharadas aceite; 200 ml leche; nuez moscada; pan rallado; huevo batido; aceite de girasol para freír.

Preparación: Lavar bien las espinacas, escurrir muy bien y picar. Pelar la cebolla y los ajos y picar en el robot.

En una sartén poner unas cucharadas de aceite y sofreír el ajo y la cebolla hasta que empiecen a ponerse blanditos. Salpimentar al gusto. Añadir las pasitas y los piñones y seguir rehogando. Añadir las espinacas poco a poco hasta que se integren en el conjunto.

Añadir la harina por encima y remover bien para que se cocine un poco, añadir la leche y una pizca de nuez moscada y continuar removiendo para que se espese la bechamel. Añadir el queso a trocitos para que se funda y se integre en el conjunto. Cuando la bechamel esté espesa y se separe de las paredes añadir una cucharada de pan rallado, mezclar y dejar reposar la mexcla en la nevera una noche.

Al día siguiente coger cucharadas de la masa y formar bolas que se pasan por huevo y pan rallado. Freír en abundante aceite bien caliente de forma que queden doradas por fuera. Poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Servir calientes.



¡Casi no me da tiempo a sacar las fotos de camino de la cocina al comedor! Son unos bocaditos exquisitos, cremosos por dentro y crujientes por fuera....mmmmmmmmmmmm

¡Pues hasta aquí mi asalto de este mes! Nos vemos en el próximo que será el último sorteo ¡oooooooooooooooohhhhhhhh!


28 abril 2017

POLLO THAI EN SALSA DE COCO PICANTE

Me gustan mucho las especias - ya lo sabéis - y me gusta mucho probar cosas nuevas así que hoy os traigo una receta basada en un plato tailandés (el tom kha kai) pero hecho a mi manera. La clave del plato es conseguir el equilibrio entre especias y la salsa hecha a base de leche de coco...¡os va a encantar! Lo he acompañado de arroz blanco y lo hemos disfrutado de lo lindo.


Ingredientes: 2 pechugas pollo; jengibre fresco (unos 4 cm); 250 g champiñones castaña; 3 cucharadas aceite; 3 cucharadas pasta de curry; 1/2 pimiento rojo; 1 puerro grande; 400 ml leche coco; 2 cucharaditas Maizena; 200 g arroz.

Preparación: Cocinar el arroz en abundante agua con sal durante 8 minutos. Eliminar bien el agua y tapar lña cacerola dejando reposar durante 15 minutos (cada 5 minutos se remueve con una cuchara). Reservar.

Limpiar las pechugas de pollo y cortar en dados. Pelar el jengibre y picar muy menudo. Limpiar los champiñones y cortar en cuartos. Limpiar el puerro y cortar en medios aros (reservar la parte verde). Limpiar el pimiento de semillas y cortar en daditos.

En una sartén wok poner el aceite a calentar y rehogar el pollo junto con el jengibre hasta que coja un poco de color. Añadir la pasta de curry, mezclar y continuar rehogando. Añadir los champiñones y cocinar durante 5 minutos a fuego suave. Añadir el pimiento y el puerro y continuar rehogando durante 5 minutos más. Salpimentar al gusto.

Añadir la leche de coco, bajar el fuego al mínimo y cocinar durante 10 minutos. Cuando lleve la mitad de tiempo añadir la Maizena disuelta en una cucharada de agua para espesar la salsa. Apagar el fuego y dejar reposar para que coja bien el sabor.

Servir el pollo con la salsa, acompañado del arroz y espolvoreado por encima con la parte verde del puerro picado.



25 abril 2017

ROTLLO D´HORTA

Hace unos días publiqué la primera de las dos recetas con las que quería participar en el Concurso 6º Aniversario Thermofan de mi querida amiga Marisa. Ella nos ha pedido hacer la receta a nuestra manera pero respetando las que son tradicionales así que, revolviendo en su blog, me decanté por un pan muy tradicional de su bella tierra valenciana, el rotllo d´horta.

Ni de lejos me ha salido igual de vistoso y rico que a ella, que es una maestra panarra, y no porque no le ponga amor y voluntad, sino porque mi horno hace días que se ha quedado sin ventilador y me cuesta mucho más pillarle los tiempos a todo. Además, aunque Marisa nos cuenta en su receta que al principio pone solo calor abajo, eso en mi horno es imposible, esa función no existe jajajajaja.

Por eso, el pan ha quedado muy rico y untado con la mermelada picante de melón, lima y pera más aún pero visualmente un poquito más feillo que el de Marisa jajajajaja. Se que me lo sabrás perdonar querida amiga.


Vamos con la receta...

Ingredientes para el fermento: 100 g agua mineral; 50 g harina 00; 7 g levadura seca de panadero (aquí no hay fresca); 1/2 cucharadita azúcar.

Ingredientes para la masa: 450 g harina 00; 190 g agua mineral; 10 g sal; fermento.

Preparación: Empezamos preparando el fermento. En un bol poner la harina mezclada con la levadura y el azúcar. Añadir el agua, mezclar bien, cubrir con papel film y dejar 24 horas en la nevera.

Sacar el fermento y dejar atemperar durante 1 hora. En el bol de la amasadora poner la harina junto con el fermento y comenzar a mezclar con la pala de amasar. Ir añadiendo el agua (tibia, 30 segundos en el microondas) a cucharadas hasta que se forme la masa y, por último, añadimos la sal y continuamos amasando durante 5 minutos.

Sacar la masa a la mesa, ligeramente enharinada, y continuar amasando con las manos durante 10 minutos, hasta obtener una masa lisa y elástica. Dividir la masa en 4 porciones y dar forma de bola a cada una. Colocar sobre la bandeja del horno forrada con papel, cubrir con un paño y dejar reposar durante 20 minutos (en el horno apagado y con la luz encendida).

Cada bola de masa se aplasta un poco con la mano, se meten los dedos en medio (si tienes uñas largas como yo la cosa se complica....) y se hace girar sobre la mesa de forma que el agujero se haga mayor. Yo además cojo la masa y la dejo colgando en los dedos de forma que le doy vueltas y se va haciendo cada vez mayor. Tapar con un paño y dejar reposar 1 hora. Al final os debe quedar más o menos así:


Precalentar el horno a 200 ºC y colocar un recipiente con agua en el fondo para crear vapor. Pintar el pan ligeramente con agua y hornear durante 30 minutos. Yo a los 20 minutos los he cubierto con papel de aluminio para evitar que se doraran demasiado. Sacar y dejar enfríar sobre una rejilla.




Pues con este pan de miga esponjosa que no puedes parar de untar participo en el Concurso 6º Aniversario Thermofan y os animo a que participéis, aun quedan unos días.

Querida Marisa...hoy pensaba publicar sin más esta receta pero, casualidades de la vida, ayer hablamos y me enteré de algo más así que aprovecho para desearte un muy feliz cumpleaños y por muchos años más...¡muah!


22 abril 2017

MERMELADA PICANTE DE MELÓN, LIMA Y PERA

A estas alturas del mes mi amiga Marisa debe estar pensando que no voy a participar en su Concurso 6º Aniversario Thermofan...querida amiga ¡nada más lejos de la realidad! jijijijiji Tu blog cumple años dos días después que yo así que, siendo Piscis ambos, no puede más que ser especial...aunque esté mal que lo diga yo jejejejeje.

Estos años que la blogosfera nos ha unido me han permitido compartir muchas experiencias culinarias contigo, querida amiga, y por supuestísimo que ante tamaña celebración yo no podía faltar. Lo de menos es ganar, eso no está en mis manos, aunque todo hay que decirlo el regalo es de lo más apetecible...lo de más es tener la oportunidad de saborear tu cocina tratando de imitar, con más o menos acierto, tus fantásticas recetas.

Así que aquí estoy con la primera de las dos que, con tu permiso, me he llevado prestadas. Marisa nos ha pedido hacer la receta a nuestra manera pero respetando las que son tradicionales así que yo me he decidido por hacer ambas cosas. La de hoy la he tuneado cambiando algún ingrediente. En cambio la que saldrá dentro de unos días la he respetado tal cual porque, como podéis intuir, es bien tradicional de su tierra.


Un placer celebrar estos 6 añazos y compartir mucho más que nuestras cocinas. Prometo que pronto nos veremos y nos daremos un gran apachucho. Y ahora vamos con esta receta, una ricura basada en su mermelada picante de melón, manzana y lima de la que he cambiado la manzana por la pera conferencia y el toque picante de la pimienta por el de la guindilla molida. ¡Espero que te guste!

Ingredientes: 270 g melón (pelado y sin semillas, tipo Galia); 1 lima; 100 g pera (tipo Conferencia); 170 g azúcar; 1 cucharadita esencia de vainilla; 1 pizca sal; 1/2 cucharadita guindilla molida.

Preparación: En el vaso de la batidora poner el melón, la pera y la lima, todos ellos pelados, sin semillas y cortados en trozos. Añadir el azúcar, la esencia de vainilla, la sal y la guindilla y triturar todo muy bien. Colocar en un cazo y tapar, dejando reposar 1 hora.

Cocer a fuego vivo durante 5 minutos y después bajar el fuego y continuar cocinando (removiendo) hasta que la mermelada pierda agua y se espese.

Mientras, esterilizar el bote junto con la tapa hirviéndolo en agua durante 10 minutos y dejándolo enfriar a temperatura ambiente hasta que se seque.

Verter la mermelada caliente en el frasco, tapar inmediatamente y colocar boca abajo para que haga vacío hasta que esté frío. Etiquetar y guardar (si es que resistís tanto la tentación) en un lugar oscuro.



Pues con esta mermelada deliciosa que no puedes parar de untar participo en el Concurso 6º Aniversario Thermofan y os animo a que participeis, aun quedan unos días. Querida Marisa muchas felicidades y por muchos años más...¡muah!


19 abril 2017

PASTA DE CURRY CASERA

Hoy os traigo una receta muy sencilla para preparar la pasta de curry casera que le de un toque especiado y picantito a vuestros platos.

Ingredientes: 4 chalotas; 4 dientes ajo pequeños; 3 cucharaditas jengibre molido; 3 cucharaditas garam masala; 3 cucharaditas cúrcuma; 1 cucharadita comino molido; 2 cucharaditas curry molido; 1 cucharadita cilantro molido; 1 cucharadita mostaza; 1 chile picante; 1 cucharadita sal; aceite oliva.

Preparación: En el vaso de la batidora poner las chalotas peladas y cortadas, los ajos pelados y picados, la mostaza, el chile picado y todas las especias (sed generosos con las cucharaditas) y comenzar a triturar añadiendo poco a poco el aceite. Debe quedar una pasta más bien espesa. La podéis guardar en la nevera en un bote de cristal bien cerrado durante bastante tiempo.



16 abril 2017

BOBÓ DE CAMARÃO #CocinasdelMundoBrasil

Tercer domingo de mes y hacemos la maleta de nuevo para viajar al próximo destino culinario del reto Cocinas del Mundo, esta vez de la mano de Nieves y Elena de La cajita de nieves y elena. Cuando vi que el país elegido era Brasil no pude por menos que sonreír de oreja a oreja y es que mi cuñada Ana Paula es brasileña jejejejeje.

Tuve la inmensa suerte de probar la cocina brasileña cuando estuve hace casi 6 años en la boda de mi hermano y mi cuñada en Itirapina, municipio del Estado de São Paulo. Allá que nos fuimos la familia en un viaje de 11 horas para disfrutar de una de las celebraciones más divertidas y entrañables a las que yo haya asistido. Más abajo os dejo algunas fotos...

Así que directamente le pregunté a mi cuñadita qué podía preparar para esta aventura gastronómica y enseguida me sugirió una de sus recetas favoritas, este bobó de camarão, un plato típico de la cocina de Bahía pero de origen africano a base de crema de yuca (también conocida como aipim, mandioca, tapioca, guacamota, casabe o casava) y el toque sofisticado de las gambas. Un plato que no os dejará indiferentes y que me ha permitido introducir en el cajón, por primera vez, la yuca.


Vamos con el plato que no puede ser más sencillo...

Ingredientes: 500 g yuca; 1 kg gambas frescas sin pelar; 1 cebolla; 4 dientes ajo; 1 tomate; pimienta; 5 cucharadas aceite; 100 ml leche de coco; 1 cucharadita cúrcuma; 1 manojo perejil; 1 manojo cebollino; 50 ml vino blanco seco.

Preparación: Pelar las gambas y reservar las pieles y cabezas. Pelar y cortar la yuca en trozos. Cocer en agua sin sal hasta que esté tierna. Escurrir y reservar.

Calentar 3 cucharadas de aceite y sofreir media cebolla pelada y picada junto con la pimienta y dos dientes de ajo pelados y fileteados hasta que se dore ligeramente. Pasar a un mortero sin el aceite, añadir una pizca de sal, una cucharada de aceite y majar bien. Reservar. Reservar la sartén con el aceite de freír.

En otra sartén poner una cucharada de aceite y rehogar la otra media cebolla pelada y picada junto con los otros dientes de ajo pelados y picados y los tallos de perejil y tres ramas de cebollino picados. Añadir también las pieles y cabezas de las gambas. Rehogar todo unos minutos, añadir el vino y 300 ml de agua y cocer a fuego lento durante 30 minutos.

Colar el caldo, añadir la yuca cocida y triturar con la batidora hasta obtener una crema. Añadir la cúrcuma, mezclar bien y poner al fuego de nuevo al mínimo. Añadir el tomate pelado y en trocitos, la pasta hecha en el mortero y la leche de coco y remover bien, dejando cocinar a fuego mínimo para que no hierva. Rectificar de sal si es necesario.

La sartén que habíamos reservado con el aceite la ponemos a calentar. Sofreír las gambas peladas sazonadas con sal hasta que cojan color rojo. Añadir todo a la crema de yuca, remover y servir espolvoreado con perejil y cebollino picados.



Pues con esta crema de marisco tan maravillosa participo en Cocinas del Mundo - Brasil y deseando estoy de ver el resto de recetas.


Me despido con algunas fotos del enlace y de aquella tierra linda. Vaya esta receta dedicada a mi cuñada y a su país...

El lugar de la ceremonia

Los testigos (mi hermano Bern y yo) y los novios (mi hermano Roland y Ana Paula)

Allí todo es inmenso...

...hasta los árboles de la flor de Pascua

Y hay muuuuuuuuuuucha agua (Cachoeira Sto. Antonio)

14 abril 2017

TORRIJAS CON SU PAN CASERO

Semana Santa y el universo bloguero lleno hasta los topes del dulce más típico de esta época...¡las torrijas! Recuerdo a mi abuela aprovechar el pan duro y preparar estas delicias mientras yo miraba con la boca abierta...

Así que hoy, Viernes Santo, me he decidido a traerlas al blog. No las había hecho desde jovencita pero esta vez me he tirado a la piscina y decidí preparar yo misma el pan para hacerlas. ¡Ya que las hacemos vamos a hacerlas bien! jajajajaja

Como en cocina todo es experimentar, he hecho bastantes pruebas hasta que he dado con un pan de miga consistente que permitiera absorber la leche sin que se rompiera y creo que lo he conseguido. El pan lo he preparado el día anterior y lo he dejado reposar toda la noche para que las torrijas salieran mejor.

Va esta receta como homenaje a todas las abuelas que nos enseñaron a preparar recetas maravillosas de un simple mendrugo de pan duro.


Ingredientes para el pan: 180 ml leche; 345 g harina; 1 huevo L; 1 cucharada azúcar; 7 g levadura seca de panadero; 1 cucharadita sal.

Ingredientes para las torrijas: pan del día anterior; 500 ml leche; 2 ramas canela; piel de 1 naranja; 2 huevos; aceite girasol para freír; azúcar; canela en polvo.

Preparación: Calentar ligeramente la leche con el azúcar y la sal hasta disolución, añadir el huevo y batir con las varillas hasta que todo esté homogéneo.

En el bol de la amasadora poner la harina (reservar 60 g que iremos añadiendo después si es necesario, en mi caso si) junto con la levadura y mezclar. Accionar la amasadora con la pala de amasar a velocidad suave (2) e ir añadiendo la mezcla de leche poco a poco. La masa debe despegarse de las paredes.

Sacar la masa a la mesa ligeramente enharinada y amasar con las manos de forma energética hasta obtener una masa lisa y elástica. Dar forma de bola y poner en el bol de nuevo, tapar con un paño y dejar reposar 15 minutos.

Sacar la masa, dividir en dos y estirar cada una de las mitades con el rodillo. Enrollar la masa sobre ella misma como una barra y colocar sobre la bandeja del horno cubierta de papel sulfurizado. Tapar y dejar reposar 1 hora (yo lo pongo en el horno con la luz encendida).


Hornear a 200 ºC durante 25-30 minutos. A los 10 minutos cubrir el pan con papel de aluminio para evitar que se queme demasiado por arriba. Sacar el pan y dejar enfriar (yo lo he hecho el día anterior).


Una vez reposado el pan, cortar en rebanadas de un dedo de ancho.

Poner la leche a infusionar con las ramas de canela y la cáscara de naranja calentando hasta casi el punto de ebullición. Apagar el fuego, tapar y dejar enfriar. Colar la leche y poner en un bol profundo.

Sumergir las rebanadas de pan en la leche dejando que empapen bien, después pasar por el huevo batido y freír en abundante aceite caliente hasta que doren por ambos lados. Colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

En otro bol poner azúcar y canela (al gusto) y mezclar bien. Pasar las torrijas por esta mezcla y colocar en un plato o recipiente para servir. A mi me gustan frías así que las comimos al día siguiente. Yo las preparé para mi equipo del trabajo y os aseguro que no quedaron ni las migas jejejejeje.


¿Quién dijo que en Holanda no se pueden desayunar torrijas?

Os confesaré que cuando mi Danny las vio me dijo: aaaaaaaaaaah esos son wentelteefjes...O_o asi que aquí en Holanda también son conocidas, supongo que por la influencia francesa y española...¡todos los días se aprende algo! Besitosssssssss

13 abril 2017

CONVERSANDO CON...MAR

¡Holaaaaaaaa! Estoy supercontenta de que cada mes se apunten nuevas participantes a la segunda edición del Reto Cocina Regional Italiana y, como sabéis l@s que seguís el reto, en esta edición 2.0 tenemos anfitrion@s cuya misión principal es elegir las recetas (de nuestro libro viajero) que vamos a cocinar.

La sexta anfitriona que hemos tenido durante el mes de marzo ha sido mi querida prima (y hermana) Mar. Ella nos propuso preparar el maiale alle mele y las sebadas.

Mar no tiene blog (y mira que insistimos) pero cocina que es una gloria así que vamos a conocerla un poquito mejor...

- ECDM: Bueno nena...yo te conozco desde pequeñita pero cuéntanos...¿Cómo descubriste que te apasionaba la cocina? ¿Hay alguna persona o lugar que haya marcado tu inicios?

- Mar: Desde pequeña siempre me gustaba observar a mi madre en la cocina que, pacientemente, me explicaba todo. La acompañaba los sábados al mercado y aprendí a escoger cada verdura, cada fruta, pescado, especias, etc en su mejor momento/época adecuada, en su punto.

ECDM: ¡que buenos ratos en ese mercado! jejejejejeje ¿Recuerdas cuál fue la primera receta que preparaste?

- M: Lentejas, un día que mi madre tuvo que guardar cama y me fue explicando paso a paso cómo hacerlas. Salieron muy ricas y yo estuve muy orgullosa todo el día, jajaja.

- ECDM: Esas lentejas son un tesoro en nuestra familia ¿verdad? "como las de la abuela ningunas" oímos siempre jejejeje. A ver...¿has pensado en abrir un blog? (ya somos muchas las que insistimos)

- M: Tengo un blog de nutrición que tuve que abrir obligada por un curso. SI, LO HE PENSADO...pero creo que no podría dedicarle tanto tiempo como veo en otras participantes, y soy de la opinión que si se hace algo es para hacerlo bien. Tal vez, un día, no muy lejano....

- ECDM: Bueeeeeeeeeeeno, seguro que a base de insistir lo conseguimos jajajajaja. ¿Cuál es ese ingrediente que nunca puede faltar en tu cocina, el ingrediente fetiche? ¿Hay algo que nunca cocinarías?

- M: En mi cocina siempre hay especias de todo tipo, jamás faltan. El comino y la canela destacan entre todas. Y no se me ocurre nada que no me atreviera a cocinar. Si no cocinara algo sería por ser la receta muy complicada o poco atractiva pero no por los ingredientes en si mismos.

- ECDM: ¿Por qué será que en la mía tampoco faltan? jajajajaja ¿Cuál dirías que es ese plato que te lleva a tu infancia sólo con olerlo?

- M: Es una receta murciana, las patatas guisadas con huevos y alcachofas.

- ECDM: Alguien dirá ¿y por qué murciana? ¡ya lo explico yo! porque tus abuelos paternos eran de allí jejejeje. Y ahora confiesa, seguro que tienes alguna anécdota divertida que contarnos que te haya ocurrido en la cocina...

- M: Bueno, me ocurrió un día que tenía muuuuchas ganas de unos merengues tostaditos al horno.
Preparo las claras, azúcar, hago el merengue, los coloco muy bonitos ellos en la bandeja del horno, los meto a dorar un poquitín......y cuando salen se habían aplastado y chamuscado un poco así que parecían otra cosa nada agradable a la vista, jajaja más o menos eran este emoticono (💩). El cachondeo que hubo en casa os lo podéis imaginar...

- ECDM: Ajajajajajaja ¡me los imagino! En fin, pequeños desastres nos han pasado a todos...¿Tienes alguna manía a la hora de cocinar?

- M: Siempre me preparo con un paño de cocina en el hombro izquierdo y una bebida fresquita en la derecha, jajaja

- ECDM: ¡Di que si! ¡Nada mejor que cocinar y beber al tiempo! ¿Sigues algún cocinero en especial, ya sea español o extranjero?

- M: Hubo una época en que seguía las recetas de Arguiñano, pues usa muchas verduras y pescado. Actualmente no sigo a nadie concreto, busco recetas en libros que tengo de hace tiempo y quiero preparar por primera vez: sobre cocina marroquí, francesa y sopas del mundo.

- ECDM: ¡Suena estupendo! Me invitarás ¿no? jejejejeje ¿A qué dedicas tu tiempo libre si no estás cocinando?

- M: A hacer ejercicio físico, leer y sobre todo realizar manualidades que me relaja muchísimo.

- ECDM: ¡Doy fe de ello! Creo que lo de las manualidades ya lo tienes desde pequeñita, cuando jugábamos a colegios con los muñecos y tu hacías hasta los estuches y cuadernos en tamaño mini jajajajaja Pero volvamos a la conversación...¿Por qué decidiste apuntarte al Reto Cocina Regional Italiana en el que participas?

- M: Porque me gusta mucho la cocina italiana, porque conozco a la creadora del reto muy bien y me gusta colaborar con ella en todo lo que pueda y porque nunca había participado en un blog de cocina (ni de nada) y me llamaba la atención hacerlo.

- ECDM: ¡Y yo que me alegro que te unieras! ¿Qué ha supuesto para ti ser anfitriona del reto?

- M: Pues me ha dado mucha alegría que pensaras en mi aunque no tenga blog, pues me siento una más de vosotras, cocineras blogueras, y de pronto sentí mucha responsabilidad, quería elegir bien, una receta que gustara no solo a mi, que fuera atractiva no muy complicada...y un poco más y me aprendo todas las del libro jajajaja, y encima, me estoy divirtiendo, ¿qué más puedo pedir?



- ECDM: ¡Claro que eres una de nosotras! Y ya sabes que nos gusta mucho como cocinas jejejejeje. Y por último, ¿cuál de las recetas en las que has participado hasta ahora elegirías como "imperdible"? ¿Por qué?

- M: Creo que no podría elegir una sola, pues son varias las que me han gustado: la favata, el pollo con champiñones, el lomo con manzanas, la pignolata..y podía nombrar varias más que han pasado a formar parte de mi tradicional libro de cocina escrito a mano.

Pues un placer que me acompañes siempre que puedes y ya sabes que este es tu cajón siempre que quieras. ¡Hasta el mes que viene!

Siempre juntas...¡forever and ever!

10 abril 2017

TARTA DE QUESO Y MELOCOTÓN #entrelibrosandaelguiso

En principio yo también leo. Pero, por lo general, siempre se interpone algo. Y si puedo elegir, al final prefiero dar un largo paseo o preparar una tarta de melocotón, y el maravilloso olor de esa mezcla de harina, mantequilla, vainilla, huevos, fruta y nata que inunda la casa es lo que aviva mi imaginación y me hace soñar.

Así reza una parte del capítulo I del libro La sonrisa de las mujeres, de Nicolas Barreau, una novela que leí hace un tiempo y que me dejó con muy buen sabor de boca. Aurélie, la protagonista, se refugia una tarde, más triste que nunca, en una librería y en un libro. Arrebujada en sus páginas, Aurélie reencuentra la sonrisa que creía haber perdido para siempre...y muchas cosas más. Si, como a mi, os gustan las comedias románticas con final feliz, esta novela, mezcla entre Cyrano de Bergerac, Chocolat y Contra el viento del norte, os va a encantar.


Aurélie es dueña de un restaurante así que podéis imaginar que las referencias culinarias son extensas. Yo me he decidido por la tarta de melocotón mencionada arriba pero me he tomado la licencia de prepararla fría. Además, he querido darle forma de corazón por aquello de que es una novela romántica y, sinceramente, ha quedado espectacular.


Espero que, como en años anteriores con mi flan al aroma de vainilla y mis natillas caseras, a mis amigas de La Cocina Typical Spanish les guste la propuesta que les traigo este año con motivo de su iniciativa para este mes #entrelibrosandaelguisoTS, en la que debíamos cocinar un plato que hubiéramos visto en un libro que hubiéramos leído. ¡Vamos con ella!

Ingredientes: 250 g queso quark (sabor melocotón); 190 g leche; 250 g yogur griego; 140 g azúcar; 7 hojas gelatina; 100 g mantequilla; 25 g pasitas; 25 g nueces pecanas; 200 g galletas Digestive de chocolate; 1 lata melocotones en almíbar.

Preparación: Picar las galletas en el robot. Picar las pasitas y las nueces y unir a las galletas picadas. Fundir la mantequilla 30 segundos en el microondas y unir a las galletas mezclando bien. Poner esta masa en el fondo del molde elegido (el mío con forma de corazón), repartiendo y aplastando bien con una espátula. Dejar el molde en la nevera mientras preparamos la tarta.

En el bol de la amasadora batir el queso quark junto con el azúcar y el yogur hasta obtener una crema. Mientras, poner a remojar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos.

Calentar la leche sin llegar a hervir. Añadir la gelatina blandita y batir con la batidora bien para que no queden trocitos y la gelatina esté completamente disuelta en la leche. Añadir a la crema anterior y seguir batiendo.

Sacar el molde de la nevera y volcar la crema de queso por encima repartiendo bien por todo el molde. Dejar enfriar en la nevera durante 24 horas.

Cortar los melocotones escurrido es daditos y decorar la tarta, una vez desmoldada, poniéndolos por encima. ¡Riquísima!



Pues con esta receta tan vistosa participo de nuevo en la iniciativa que más me gusta, #entrelibrosandaelguisoTS, y voy a ver que lista de libros y recetas me hago con las propuestas de mis compis.


A propósito de sonrisas os dejo con mi cita favorita...

Nunca dejes de sonreir ni siquiera cuando estés triste,
porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa

(Gabriel García Márquez)

07 abril 2017

BIZCOCHITOS DE CLARAS Y CHOCOLATE

¡Día de reciclaje! Ya sabéis que siempre que puedo me gusta colaborar con el proyecto "Reciclando sabores" de mi amiga Marisa (Thermofan) y su compi Rosalía (RossGastronomica), dos grandes cocineras que se han empeñado en que lo que ellas llaman "los tristes de la cocina" tengan un papel protagonista en nuestras vidas.

Pues bien, hasta ahora había preparado siempre platos salados pero en esta ocasión había en la nevera 3 tristes claras de huevo que me habían sobrado de preparar una pasta carbonara así que me dije...¡a ver qué hacemos con ellas! Me fui a la despensa y encontré un paquetito a punto de acabar de harina de almendra y un bote de pasta de cacao al que había que rascar ya las paredes y, con todo eso y alguna cosilla más, he preparado estos bizcochitos rellenos de chocolate que están de vicio...¡mmmmmmmm!

Ingredientes: 40 g harina; 100 g azúcar glas; 50 g harina de almendras; 3 claras; 50 g mantequilla; pasta de cacao; nata montada.

Preparación: Poner en el bol de la amasadora la harina, el azúcar glas y la harina de almendras y mezclar bien. Añadir las claras y la mantequilla blandita y batir hasta obtener una crema.

Engrasar 6 moldes (los míos en forma de flor) con spray (o mantequilla o aceite) y poner un par de cucharadas de masa. Colocar encima una cucharadita de pasta de cacao y cubrir con otras dos cucharadas de masa hasta llenar el molde. No os preocupéis que no se desbordan ya que no llevan levadura.

Hornear a 200 ºC durante 15 minutos (comprobad con un palillo que están hechos por dentro ya que dependerá de cada horno). Dejar enfriar, desmoldar con cuidado y a la hora de servir poner un poco de nata montada por encima. ¡Delicious!



Pues con esta receta participo de nuevo en el proyecto Reciclando sabores que organizan cada mes Marisa de Thermofan y Rosalía de Ross gastronómica. ¡Y que viva el reciclaje!


04 abril 2017

PAZIENTINI - RETO DULCE CRI: LAZIO

¡Buen día! Hoy es 4 y toca la propuesta dulce de mi Reto Cocina Regional Italiana y vamos por la número 31 ¡que se dice pronto! Me da mucha alegría que por este reto hayan pasado tantas participantes y continúen uniéndose al grupo nuevas amigas que, como el resto, quieren aprender alguna cosilla nueva sobre gastronomía italiana tradicional.

Reconozco que cuando elegí esta receta me las prometía muy felices porque, a simple vista, parecía muy fácil...No recuerdo haberlo pasado tan mal con una receta del reto desde los famosos baci di dama jajajajaja. Veréis...leyendo la receta uno se imaginaría que la masa se puede moldear con las manos para hacer las famosas bolitas...¡ni hablar!

Como todo hay que contarlo, he repetido tres veces la masa cambiando cosas y, después de dos intentos fallidos con una masa inmanejable, me dije: "a ver Maggie, tu eres química y sabes que el orden de los reactivos es importante en una receta y que las proporciones también lo son así que lee de nuevo y piensa..."

Pues eso hice...como cuando no me salían las reacciones en el laboratorio, volví al origen y volví a intentarlo prestando más atención...¡bingo! Así que ahora os cuento cómo he hecho las famosas galletitas...


Ingredientes: 100 g harina; 100 g azúcar glas; 2 claras huevo L; gotas de esencia de vainilla.

Preparación: Batir las claras casi a punto de nieve. Añadir el azúcar glas (la receta original no lo dice pero yo creo que se integra mejor) y continuar batiendo a velocidad baja para crear una crema blanca. Añadir la esencia de vainilla y seguir batiendo. Finalmente añadir la harina tamizada poco a poco para que se integre bien. Os va a quedar una masa con una consistencia ni muy líquida ni muy espesa. Pasar a una manga pastelera.

Forrar la bandeja del horno con papel sulfurizado. Esto es importante porque después va a ser mucho más fácil despegar las galletas. Con la manga pastelera ir colocando montoncitos de masa en el papel bien separadas y del tamaño de una moneda de 1 euro más o menos. Dejar un ratito para que la masa se aplaste y se extienda por el peso mientras se calienta el horno.


Hornear a 180ºC durante 10-15 minutos (dependerá del horno). Deben quedar doraditas por encima. Sacar el papel entero con las galletas e ir despegándolas. Guardar en una lata.


Los pazientini quaresimali son dulces típicos de la tradición de Pascua en Lazio, región que visitamos este mes y cuya capital es Roma. En realidad se consumen un poco antes de Semana Santa, durante los días de Cuaresma, periodo como sabemos de sacrificios y renuncias (también a los dulces). Sin embargo, es difícil sustraerse a un bocadito como este y por eso, en la antigua Roma, durante el periodo de la Cuaresma, se saltaban los preceptos preparando estos riquísimos dulces que, como su nombre indican, necesitan mucha mucha paciencia para prepararlos...


Como siempre, os dejo la receta original, que he respetado en todo salvo que la he escalado a las dimensiones de casa, es decir, 50 g de azúcar y de harina por cada clara.


Y ahora vamos con las que se han atrevido a este verdadero reto de lidiar con una masa difícil y que han salido exitosas ¡BRAVO!

 Rosalía, desde Rosgastronomica, se estrena en el reto con estas galletas versionadas que le recuerdan a las Paciencias que le compraba su madre de pequeña...¡bienvenida!

 Mª José, desde Aquí se cuece jugando, también se estrena en el reto con uno difícil del que ha salido bien airosa ¡bienvenida también!

 Nati, desde Paladares-sabores de nati, tampoco lo ha tenido fácil pero ha preparado estas galletitas tan bonitas...¡mmmmmmmmm!

Mar ha preparado galletitas para todo el barrio porque seguro que están deliciosas jejejeje

Nathalie, desde Ideas con sabor, nos prepara su versión a lo grande que dice estaban riquísimos...¡me lo creo!


Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos regala esta mezcla de tradicionales y con chocolate que están diciendo ¡cómeme!

Pues con esta participación tan concurrida, a pesar de las dificultades, nos despedimos hasta el mes que viene con una nueva anfitriona. ¡Sed felices!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...