English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

27 mayo 2018

ENSALADA DE LEGUMBRES Y JUDÍAS VERDES

Hoy es el último domingo de mes y se me hace raro no participar en el reto más gamberro de la blogosfera, el #asaltablogs, pero es que este mes me siento cómodamente y llena de ilusión a ver las aportaciones de mis compañeros mangantes porque este mes la asaltada ¡soy yo! ¡walaaaaaaaaaaaaaaa!

A esta misma hora en que publico esta estupenda ensalada, mis recetas versionadas andarán por toda la red y esta que suscribe se va a tomar el tiempo necesario para leer cada palabra y ver cada receta con todo el cariño porque decir que estoy emocionada es poco. ¡Que suerte he tenido!

En fin, voy a centrarme por ahora en presentaros la receta de hoy, una ensalada de legumbres con judías verdes y un aliño y condimentos especiales. ¡Veréis qué fácil! 

Ingredientes: 1 cebolla; 300 g judías verdes; 200 g alubias blancas cocidas; 250 g garbanzos cocidos; 7 lonchas beicon finas; 6 cucharadas AOVE; zumo y ralladura de 1 limón; 1 diente ajo; sal; pimienta; 1 cucharadita mostaza Dijon; hierbabuena fresca; cilantro fresco.

Preparación: Poner las lonchas de beicon sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado y hornear a 180 ºC hasta que estén doradas y crujientes.

Limpiar y picar la cebolla y sofreír durante 5 minutos en una sartén con una cucharada de aceite. Retirar y reservar.

Limpiar y cortar las judías verdes en trozos y cocer en agua con sal durante 8 minutos. Colar y dejar enfriar.

Si usáis las legumbres ya cocidas como yo, lavar bien con agua para eliminar el líquido conservante. Escurrir bien.

En un bol grande o ensaladera colocar las judías verdes, las alubias, los garbanzos y la cebolla y mezclar bien. Dejar enfriar en la nevera.

Preparar el aliño poniendo en un bote con tapa el AOVE, el zumo y ralladura de limón, el ajo pelado y picado, la mostaza, sal y pimienta (al gusto), cerrar la tapa y agitar para emulsionar todos los ingredientes. Verter sobre la ensalada.

Completar la ensalada con el beicon crujiente desmenuzado y con la hierbabuena y cilantro frescos picados.




23 mayo 2018

MAGDALENAS DE CHOCOLATE XL

Ya sabéis que no soy muy dulcera pero llevo semanas escuchando a mi Danny "que cuando le voy a hacer las magdalenas de chocolate que le prometí"...¿Sinceramente? No me acuerdo de haber prometido nada similar jajajajaja pero se que le encantan y que va a ser más feliz que una perdiz así que me he dicho ¡venga, va! ¡a por las magdalenas!

La primera vez que las preparé las hice de tamaño normal y, aunque salieron muy ricas, creo que su cara lo decía todo jajajajaja. En el fondo las comparaba con las de tamaño megagrande que te suelen poner en alguna cadena un tanto famosa y ¡claro! ¡las comparaciones son odiosas! jajajajaja

La siguiente vez, esta que os traigo, me dije que si las quería grandes las iba a tener de tamaño XL y en moldes especiales fabricados en casa porque en mis moldes tradicionales se iban a desparramar. Y esta mal que yo lo diga pero ¡han quedado geniales! ¡Y ni las migas!


Ingredientes: 240 g harina; 200 g azúcar; 70 g cacao en polvo; 1 cucharadita de levadura Royal; 1 cucharadita especias para speculaas; 2 huevos M; 100 ml aceite girasol; 100 ml leche; 200 g yogur griego; 170 g fideos de chocolate (en Holanda Hagelslag) blancos y negros.

Preparación: Mezclar la harina tamizada con la levadura, el azúcar, el cacao en polvo y las especias en un bol.

En el bol de la amasadora poner los huevos a batir a velocidad media, añadir la leche, el aceite y el yogur. Sobre esta mezcla ir añadiendo la mezcla de ingredientes sólidos a cucharadas para que se vaya integrando poco a poco hasta formar una crema espesa. Añadir los fideos de chocolate y mezclar bien. Guardar en la nevera durante 2 horas.

Ahora preparar los moldes. Para eso usamos cortamos cuadrados de papel sulfurizado de 15 x 15 cm. Nuestro molde habitual de magdalenas servirá como base y necesitamos unos vasos que quepan dentro sobre los que vamos a plegar los papeles, tal y como os enseño en el vídeo:



Quitar los vasos después de un rato para que se mantenga la forma del molde. Sacar la masa de la nevera y con la ayuda de una cuchara para servir helados poner 2 cucharadas de masa en cada molde. Si como yo habéis hecho de los dos tamaños, en las pequeñas poned sólo una cucharada de masa. Después espolvoread más fideos de chocolate por encima. Os quedará así:


Precalentar el horno a 200 ºC (calor arriba y abajo sin ventilador). Las magdalenas tamaño XL estarán en 25-30 minutos, las pequeñas en 20 minutos. De cualquier forma pinchad siempre con un palillo para ver si sale seco, será cuando estén listas. ¡A disfrutar!



20 mayo 2018

GOLFEADOS VENEZOLANOS #CocinasdelMundoLatinoamerica

Tercer domingo de mes y fiel a la cita con el Reto Cocinas del Mundo que este mes cae en manos de nuestras amigas Nieves y Elena de La cajita de nieves y elena y, valiéndose de la licencia poética, nos han llevado de viaje a Latinoamérica...¡nada más y nada menos!

Tengo la suerte de trabajar con gente de muy diferentes países latinos, entre ellos Cuba, México, Argentina o Perú, todos ellos con una gran riqueza gastronómica y de los que es difícil elegir una sola receta. De nuestros hermanos latinoamericanos me he traído las quesadillas o la michelada (México), la empanada criolla (Argentina), el bobó de camarao (Brasil), el mojito (Cuba), los alfajores (Perú), las enchiladas chapinas (Guatemala) o el perrereque (Nicaragua), así que para esta ocasión decidí trasladarme a un país desconocido y del que, contrariamente a lo habitual en mí, he decidido preparar una receta dulce con un nombre muy curioso.

Los golfeados son unos panecillos enrollados en forma de caracol que se han convertido en uno de los dulces mas apreciados por los venezolanos. Se pueden encontrar en cualquier panadería del país, pero los más famosos, suaves, esponjosos y llenos de “melao” se encuentran en las proximidades de Caracas. Están rellenos de panela* rallada y queso, aromatizados con anís en especie, horneados y cubiertos con melao (una especie de sirope hecho con azúcar moreno).

La panela es un dulce típico de la gastronomía de muchos países latinoamericanos preparado a partir del jugo no destilado de la caña de azúcar tras haberse puesto en remojo, hervido, moldeado y puesto a secar y antes de pasar por el proceso de purificación necesario para convertirlo en azúcar moreno. Aquí no lo encuentro así que lo he sustituido directamente por azúcar moreno. Tampoco he preparado el melao porque no soy muy dulcera y tenía en casa un sirope que he usado muy ligeramente por encima.

¿El resultado? Un dulce espectacular, ideal para tomar con el café, y del que en casa han dado muy buena cuenta jejejejeje


Ingredientes: 500 g harina 00; 200 ml leche; 1 sobre levadura seca de panadero; 50 g azúcar; 50 g mantequilla; 2 huevos, 150 g azúcar moreno; 300 g queso quark; semillas de anís; 1 cucharadita sal; mantequilla para untar la masa.

Preparación: Empezamos preparando el prefermento. Calentar la leche en el microondas durante 1 minuto. Añadir la levadura, 50 g de la harina y una cucharada del azúcar, remover bien con una varilla, tapar y dejar en reposo durante 10 minutos.

Una vez que ha aumentado el volumen, precalentar el horno a 50 ºC y poner dentro un recipiente con agua.

En el bol de la amasadora poner el resto de la harina junto con el azúcar restante y la sal y mezclar. Hacer un hueco en el centro y añadir los huevos batidos, la mantequilla derretida (30 segundos en el microondas) y el prefermento y amasar con el gancho hasta obtener una masa que se despega de las paredes. Enharinar la superficie de trabajo y continuar amasando con las manos hasta que la masa quede lisa y uniforme (es una masa muy agradable de manosear). Meter la masa en un bol enharinado, cubrir con un paño, apagar el horno y meter dentro el bol tapado para que leve durante aproximadamente una hora y media.

Una vez levada la masa, amasar un poco en la mesa para eliminar las burbujas de aire. Extender la masa con el rodillo en forma rectangular y pincelar con mantequilla fundida. Extender por encima el azúcar moreno, añadir generosamente las semillas de anís y, por último, extender por encima el queso quark batido con ayuda de una espátula. ¡Cuidado aquí con pasarse con el queso porque al enrollar se saldrá todo!



Enrollar la masa en un rulo a lo largo y cortar en rodajas de 1,5 cm de ancho y colocar sobre la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado. Meter en el horno apagado durante 15 minutos para que crezcan.

Hornear los golfeados a 180 ºC durante 15-20 minutos hasta que estén dorados. Sacar, pintar con el sirope y dejar enfriar sobre una rejilla.



Pues con esta receta que ha sido un descubrimiento participo en Cocinas del Mundo - Latinoamérica y seguro que me llevo alguna más de mis compis. ¡Hasta el mes que viene!

RETO COCINAS DEL MUNDO

17 mayo 2018

SOPA DE (MINI) GALETS

No se cuanto tiempo llevo buscando los famosos galets...Y he llegado a la conclusión de que sólo los venden en la tierra en la que se usan para preparar esta famosa sopa que estaba en mi lista de pendientes desde hace mucho.


Ni cuando fui a visitar a mi padre hace poco (zona Murcia) ni por supuesto aquí donde vivo (Holanda) he encontrado la famosa pasta (¡gigante!) que en Italia conocen como lumaconi. Pero como yo no me achanto por tan poco he decidido preparar mi propia versión mini (que me perdonen los puristas) utilizando como pasta los pipe rigate que son la versión en pequeñito de los galets.

 
Lumaconi (izquierda) vs Pipe rigate (derecha)

Para preparar esta deliciosa sopa que en casa ha arrasado me he inspirado en la receta de mi compi Elena y tengo que decir que, aunque no sea Navidad, la repetiré más de una vez. ¡Mmmmmm!

Ingredientes para el caldo: 1 hueso jamón; 2 zanahorias; 1 puerro; 1 rama apio; 1/2 col; 20 g perejil fresco; 2 l agua.

Ingredientes para la sopa: 250 g carne picada; 300 g pasta pipe rigate; 1 cucharadita especias morunas; sal; pimienta; caldo; hierbabuena seca.

Preparación: Empezaremos preparando el caldo. En una olla poner el agua a hervir junto con el hueso y las verduras limpias y enteras y cocinar durante 1 hora a fuego medio. Colar y reservar.

Mientras, en un bol poner la carne, salpimentar al gusto, añadir las especias (este es mi toque, que me encanta) y mezclar bien con las manos. Rellenar la pasta con un poquito de carne y reservar. Esta es la parte más laboriosa porque el tamaño de la pasta es pequeñito pero es divertido.


Pasar el caldo colado a una olla y poner a calentar. Rectificar de sal si es necesario y cuando empiece a hervir añadir un toque de hierbabuena seca (este es otro de mis toques, me encanta el olor y sabor que le da a los caldos) y la pasta rellena y dejar cocinar durante 10 minutos. Apagar el fuego y dejar reposar la sopa durante unos minutos antes de servir. ¡Sublime!


14 mayo 2018

GRATINADO DE PASTA, POLLO Y ESPINACAS - 12 RECETAS, 12 BLOGUERS

¡Hola de nuevo! Ya sabéis que este año he puesto de nuevo en marcha la iniciativa 12 Recetas, 12 Bloguers que pretende homenajear, cada mes, a esos bloguers (y sus blogs) que siempre están ahí, a las que ya considero amigos aunque no nos conozcamos en persona. Y ¿cómo se devuelve tanto cariño y apoyo? pues de la mejor manera que se me ocurre es cocinando una de sus recetas.

Pues ya estamos en Mayo y este mes he escogido, porque me apetece, a mi otra querida Rosa, a cargo del blog Un toque de canela, a quien conozco y sigo desde que decidió unirse a mi reto de cocina regional italiana.

Rosa vive en Barcelona y es un amor de persona, siempre con un comentario agradable a mano. Yo le digo que es "retoadicta", con mucho cariño, porque no consigo entender de donde saca tiempo para estar en tantos retos a la vez...¡yo creo que no le falta ninguno! Pero es que a Rosa le gusta que le pongan un reto para cocinar pero sin pasar demasiado tiempo en la cocina y, si puede ser, añadiéndole un toque de canela a la que también es adicta 😋

Me apetecía mucho dedicarle esta entrada para devolverle tanto cariño y rebuscando entre sus recetas (que no fueran de un reto ¡claro!) me encontré con este gratinado de pasta, pollo y espinacas que me hacía ojitos y que me pareció todo un acierto que he intentado reproducir fielmente. ¡Gracias Rosa, carinyet, por tu receta y por tus bonitas palabras siempre!

Ingredientes: 200 g penne rigate; 1 pechuga pollo; 150 g espinacas frescas; 1 cebolla; 1 puerro; 2 dientes ajo; 125 ml nata líquida; 1 cucharadita curry; aceite; sal; pimienta; parmesano rallado.

Preparación: En una sartén con un fondo de aceite rehogar el pollo cortado en trocitos pequeños. Añadir el ajo, la cebolla y el puerro limpios y picados y rehogar a fuego suave. Añadir las espinacas y continuar rehogando para integrar todo. Salpimentar al gusto, añadir el curry y mezclar. Finalmente añadir la nata líquida y cocinar durante unos minutos.

Mientras se hace la salsa cocer la pasta en agua con sal durante 10 minutos. Colar y poner en una fuente de horno, añada la salsa anterior y mezclar todo muy bien. Espolvorear con el queso rallado y hornear a 180 ºC (arriba y abajo sin ventilador) hasta que el queso esté dorado. Servir.




Antes de despedirnos hasta el mes que viene (¿quién será la próxima?), he pedido a Rosa que conteste a un pequeño test con el que sabremos un poquitín más de ella. ¡Gracias guapa, por la receta y por prestarte a contestar! Jejejejeje.
  1. Un ingrediente: pues sin dudarlo la canela, porque desde siempre me ha encantado y es por eso que mi blog se llama Un toque de Canela
  2. Una fuente de inspiración: La mayoría de las veces las recetas de mi madre y, sobre todo, mis abuelas, aunque también me gusta pasearme por la blogo y buscar ideas nuevas
  3. Un utensilio: Un buen cuchillo que corte super bien, aunque a veces eso me ha costado más de un corte no deseado, jajajaja
  4. Una afición: Pues ver una buena película, me encantan las tardes de invierno en el sofá tapadita con mi manta y viendo la tele, eso sí, acompañada de una buena taza de té calentito y una magdalena, jejejeje
  5. Un destino: Me encanta Francia y voy mucho al sur, a la Provenza, que allí es donde vive mi hija y dos de mis nietos. Me gustaría también conocer la Francia entera, sobre todo espero un día ir a Normandía y ver todas esas cruces de mármol blanco en honor de los soldados  muertos en combate
  6. Una comida: Ayyyy, sin dudarlo el arroz con leche jajajaja...de hecho siempre que hago un reto me voy directamente a ver si en ese país tienen alguna variante de este rico postre
  7. Un libro: El último judío (Noah Gordon), me encantó y lo he leído muchas veces, me encanta la historia
  8. Una película: Gladiator, me encanta y la he visto un montón de veces y nunca me canso, además Russell Crowe es mi actor favorito
  9. Un sueño: Ser libre como el viento, jajajaja
  10. Cocinar es... u
    na afición que me relaja mucho,pero, lo que más me gusta de cocinar, es cuando hago las fotos y las publico en el blog, eso sí que me relaja, aunque a veces no tengo tiempo de nada y  hago los retos corriendo porque no me gusta faltar a ninguno de los que participo y al final eso me causa un estrés que no veas, jajaja, pero bueno cocinar y que aprecien lo que cocino es un gran premio para mi también.
¡Ah! Y si te apetece compartir la entrada ¡estás en tu casa! ¡Un besazo!


10 mayo 2018

RANCHO CANARIO #IslasAfortunadasTS

He estado revisando las recetas de este blog y me doy cuenta de que apenas tengo recetas de la gastronomía canaria así que cuando nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish nos hicieron la propuesta de este mes me dije ¡esta es la ocasión!

Resulta que durante este mes de Mayo se celebra la festividad de 3 comunidades autónomas, Madrid, Castilla la Mancha y Canarias. Podíamos elegir cualquier receta típica de cualquiera de las tres comunidades autónomas propuestas así que yo me decanté por Canarias, de la que conozco Tenerife, Lanzarote y El Hierro y, como no, sus famosas papas arrugás.

Para esta gran ocasión y después de mucho revisar, me he decidido por un potaje (¡que raro!) porque estaba deseando probarlo y es muy sencillo de preparar, el famoso rancho canario. ¡Espero que os guste!


Ingredientes: 500 g garbanzos; 280 g ternera; 2 pechugas pollo; 100 g fideos gruesos; 6 patatas pequeñas; 1 diente de ajo; 2 cebollas pequeñas; 70 g concentrado de tomate; 1 cucharadita perejil; 1 cucharadita pimentón dulce; aceite; 1/2 vasito vino blanco; azafrán; tomillo; 1 hoja laurel; sal; 2 l agua.

Preparación: Poner los garbanzos en remojo con agua la noche anterior. Al día siguiente, enjuagar y poner en la olla junto con la carne (sin cortar) y el agua y cocinar durante 1 h.

Mientras preparamos el sofrito. En una sartén poner una base de aceite y rehogar el ajo y la cebolla pelados y picados. Después añadir el tomate y continuar rehogando y, por último, el pimentón.

Cuando los garbanzos estén tiernos, sacar la carne, trocearla y volver a poner en la olla junto con el sofrito, las patatas peladas y troceadas, sal, el azafrán, el tomillo, el laurel y el vino blanco, cocinando durante 15 minutos. Cuando las patatas estén tiernas añadir los fideos y dejar otros 5 minutos. Servir caliente.



Pues con esta receta tan sabrosa participo en la iniciativa #IslasAfortunadasTS y me voy a ver qué han preparado mis compis. ¡Hasta el próximo viaje!


06 mayo 2018

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE CON JENGIBRE

Los que me conocéis sabéis que no me prodigo mucho en recetas dulces...Desde que no cocino cada mes la receta dulce para el reto de cocina regional italiana la despensa de dulces está bajo mínimos pero es que yo no soy muy golosa que digamos...

Tampoco en los retos en los que aún participo me suelo tirar en plancha a por una receta dulce pero, de vez en cuando, me gusta darle la sorpresa a mi pinche y preparar algún dulce que me llame la atención. Y, aprovechando que me había sobrado jengibre de mi reciente entrada sobre la Química en la Cocina, os traigo una tarta un tanto especial.

Reconozco que no soy nada fan del chocolate blanco, nunca lo como, pero me habían dado una letra gigante de chocolate blanco en el trabajo las pasadas navidades y no sabía que hacer con ella...Y encontré esta receta en la revista del supermercado que lo mezcla con el queso y, como resultado, tenemos un sabor bastante especial y una tarta muy sencilla de hacer...que es lo que me gusta jejejejeje. ¡El toque de jengibre y limón se lo pongo yo!

Además, puestos a reciclar, he aprovechado los bizcochos Pavesini que suelo utilizar para hacer el tiramisú y que me habían sobrado para hacer la base de galleta, mitad normales y mitad de chocolate.

Ingredientes: 180 g bizcochos Pavesini (mezcla de chocolate y normales); 1 cucharadita jengibre en polvo; 90 g mantequilla; 350 g mascarpone; 400 g queso crema natural; 2 cucharaditas jengibre fresco rallado; 330 g chocolate blanco; esencia de limón; ralladura de limón.

Preparación: En el robot triturar los bizcochos junto con el jengibre molido. Poner en un bol, añadir la mantequilla derretida y mezclar bien con una espátula. Extender uniformemente sobre la base del molde que vayamos a utilizar (redondo en mi caso), aplastando bien con la espátula. Dejar enfríar en la nevera mientras prepararnos el relleno.

En el bol de la amasadora poner el queso mascarpone, el queso crema (tipo de untar), la esencia de limón y el jengibre fresco (pelado y rallado) y batir bien para unificar. Fundir el chocolate al baño María y añadir a la mezcla de queso poco a poco y sin dejar de batir.

Verter sobre la base de bizcocho molido y repartir bien con la espátula. Añadir por encima la ralladura de limón y dejar enfriar en la nevera una noche antes de servir. ¡Divina!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...