16 septiembre 2020

PAN DE YOGUR GRIEGO CON ACEITUNAS Y ROMERO

¡Riquísimo! Poco más hay que añadir a este pan tan sencillo de preparar, sin levado, y que se puede hacer o en sartén o en horno, como mejor os parezca. A mi me gusta hacerlo en horno, parece como que me huele a gloria toda la cocina mientras se hace...Se mantiene bien de un día para el siguiente pero siempre tenéis la opción de congelar y usarlo cualquier otro día. ¡Comodísimo!

Ingredientes: 400 g harina 00; 300 g yogur griego; 10 cucharadas agua; 1/2 sobre levadura Royal; 2 cucharaditas romero seco; 75 g aceitunas negras picadas; 2 cucharadas aceite; 1 cucharadita sal.

Preparación: Poner la harina mezclada con la levadura y el romero en el bol de la amasadora, añadir el yogur en el centro junto con la sal y accionar el gancho de amasar. Ir añadiendo cucharadas de agua una a una hasta que se forme una masa que se enganche en el gancho y se despegue de las paredes (unos 10 minutos a velocidad media). Parar, añadir las aceitunas y accionar de nuevo para que se integren.

Enharinar la superficie de trabajo, sacar la masa del bol y amasar a mano hasta obtener una masa homogénea y elástica. Dividir en 8 porciones y dar forma de bola.

Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado y precalentar el horno a 180 ºC. Con ayuda del dorso de la mano, aplastar cada bola girando al tiempo hasta formar un disco de unos 10 cm. Colocar sobre la bandeja y hornear (yo de 4 en 4) durante 10 minutos por cada lado. Sacar los panes y poner en una panera cubiertos con un paño limpio para que se mantengan calientes. Tienen un sabor delicioso y una textura fantástica...¡para untar o mojar en lo que más os guste!

13 septiembre 2020

SALSA (PARA UNTAR) DE VERDURAS

Me gustan mucho, lo reconozco. Creo que desde que vivo en los Países Bajos (¡6 años ya!) me he aficionado a las salsas "untables"...me encanta descubrir nuevas cosas en el supermercado, probar a hacerlas y untarlas en todo tipo de panes, otra de las cosas que me encanta de este país...culinariamente hablando.

En fin, que se junta el hambre con las ganas de comer (como diría mi abuela, la que me enseñó a cocinar) y aquí estamos con una bien sencilla y muy muy rica. La cenamos la otra noche junto con un tzatziki y un pan que os contaré en breve y nos quedamos tan a gusto ¡mmmmmmmmmmmm!

Ingredientes: 1 pimiento rojo (tipo italiano); 100 g zanahorias; 50 g pepinillos en vinagre; 10 g cebollino; 3 cucharadas mayonesa; 1 cucharadita mostaza a la miel; 4 cucharadas yogur griego; 1 cucharadita vinagre; sal; pimienta.

Preparación: Limpiar el pimiento de semillas, cortar en trozos y poner en el robot. Raspar las zanahorias, cortar en trozos y también al robot. Añadir los pepinillos y triturar todo hasta que quede muy menudo. Poner en un cuenco.

Preparar la salsa mezclando bien en otro cuenco la mayonesa, mostaza, yogur y vinagre hasta que todos los ingredientes se integren. Salpimentar al gusto.

Añadir al cuenco de las verduras junto con el cebollino picado y mezclar todo bien. Dejar enfriar en la nevera al menos 1 hora antes de servir untado en pan tostado. ¡Os va a encantar!

06 septiembre 2020

BOMBAS DE PATATA RELLENAS DE CARNE

 El nombre de la receta lo dice todo porque una bomba es...No es una de esas recetas que harías todos los días pero si es una receta que no puedes perderte. Yo la vi de casualidad en un vídeo en Facebook ¡y caí rendida! Y estuvo durante meses en mi lista de guardados hasta que he tenido el tiempo de hacerla porque os llevará un ratito tenerla lista...¡pero el resultado es de 10!


Ingredientes: 350 g carne picada; 1 cebolla; 1 pimiento rojo tipo italiano;  300 ml cerveza tostada; 1 cucharadita salsa Worcestershire; 1,5 k patatas; 20 g mantequilla; 100 g harina; queso rallado (el que más os guste); aceite; sal; pimienta.

Preparación: Pelar y picar la cebolla. Limpiar el pimiento de semillas y picar. En una sartén con un fondo de aceite rehogar la cebolla y el pimiento durante 5 minutos, añadir la carne picada, salpimentar al gusto y cocinar hasta que la carne haya cogido color. Añadir la cerveza y la salsa Worcestershire y dejar cocinar a fuego medio hasta que se consuma todo el líquido.

Mientras, cocer las patatas con piel durante 30 minutos (pinchar con un cuchillo para asegurarnos que están tiernas) en agua hirviendo con sal. Eliminar el agua, pelar y machacar con un pisapatatas hasta convertirla en puré. Añadir la mantequilla derretida, salpimentar al gusto y mezclar bien hasta obtener un puré suave.

Forrar 4 cuencos con papel film y dividir el puré entre los cuencos, presionando con una cuchara para formar un cuenco de patata cocida. Rellenar con 1/4 de carne cada cuenco, repartiendo bien. Coger los extremos del film que quedan fuera del cuenco y juntarlos cerrando la bola de patata girando sobre si misma. Dejar las bombas rellenas protegidas por el film en el congelador durante 1 hora para que ganen consistencia.

 

 

Sacar las bombas del congelador y enharinar por todos lados. Freír en abundante aceite de girasol hasta que estén doradas y colocar en una fuente de horno ligeramente engrasada. Espolvorear con queso rallado generosamente.

 


Hornear a 180 ºC durante 15 minutos. Servir caliente.


01 septiembre 2020

BARQUITAS DE LECHUGA CON POLLO

Empezamos la nueva temporada con una receta que ha sido un verdadero descubrimiento...¡y una sorpresa! Veréis...resulta que yo había visto esta receta hace siglos en una revista y, para que no se me olvidara, le saqué unas fotos con el móvil y las guardé en mi carpeta de recetas pendientes. Pues ahí se ha quedado durante meses porque nunca encontraba el momento de hacerla...¡y mira que es fácil!

Pues nada, hoy me he puesto a hacerla y cuando Danny la ha probado me dice: "¡pero si este es el kip curry salade que yo solía comer en Holanda!".  O_O  Esta ha sido mi cara...O sea, que sin saberlo, he preparado una ensalada muy famosa a base de pollo con curry que se suele tomar como bocadillo en Holanda a la hora de su almuerzo. ¡Toma ya!

Pues nada, os paso la receta que está deliciosa y puede ser un magnífico entrante. Además...2 x 1. Porque con el caldo que os sobra podéis triturarlo con las verduras y ya tenéis una estupenda crema de verduras :-)

Ingredientes: 1 pechuga pollo grande; 1 zanahoria; 1 puerro; 1 rama apio; 1 hoja laurel; 1 cebolla; 10 hojas lechuga; 2 cucharaditas curry; 200 ml mayonesa casera; 2 l agua; 1 manzana; cebollino para adornar.

Preparación: En una olla ponemos la pechuga de pollo entera junto con la zanahoria raspada y en trozos, el puerro limpio y cortado en aros, la rama de apio y la cebolla pelada cortados por la mitad, el laurel y el agua y cocinamos a fuego suave durante 1 hora. Dejar enfriar el pollo en el mismo caldo.

Preparar una mayonesa según os conté en su receta. Mezclar bien con el curry y añadir 4 cucharadas del caldo de pollo colado para que la salsa esté menos espesa. Unir bien los ingredientes. Cortar el pollo en trocitos pequeños, poner dentro de la salsa de curry, mezclar bien y dejar toda la noche tapado en la nevera.

(El caldo y las verduras que os ha sobrado lo trituráis bien con la batidora, salpimentáis al gusto y tenéis una crema de verduras fantástica).

En el momento de servir, pelar la manzana y cortarla en trocitos. Mezclar con el pollo y la salsa y servir sobre las hojas de lechuga (yo uso los cogollos pequeños), en forma de barquita, espolvoreando de cebollino picado por encima.



31 julio 2020

ENSALADA DE ARROZ

Ahora que va apretando el calor se agradece una ensalada fresquita y esta que os traigo no puede ser más sencilla además de colorida. ¡Os va a encantar!

Ingredientes: 130 g arroz; 1 hoja laurel; 1/2 cebolla; 1/2 pimiento verde; 1 cucharada zanahoria rallada; 1 cucharada remolacha cocida (envasada); 3 pepinillos en vinagre; 2 huevos cocidos; 8 aceitunas sin hueso; 3 cucharadas aceite; 1 cucharada vinagre; sal.

Preparación: El procedimiento de cocción del arroz que yo utilizo es el siguiente. Cocer el arroz en abundante agua con sal y una hoja de laurel durante 8 minutos. Escurrir el agua y devolver el arroz al mismo recipiente que mantendremos tapado durante 15 minutos, removiendo el arroz con una cuchara cada 5 minutos. Entonces estará listo.

Picar muy fino la cebolla, el pimiento y las aceitunas. Agregar al arroz, añadir un poco de sal, aceite y vinagre y mezclar bien. Añadir por encima la zanahoria y la remolacha ralladas, los pepinillos en trocitos y el huevo cocido en láminas. Si es necesario rectificar de aliño.



27 julio 2020

FOCACCIA DE TOMATES CHERRY Y ROMERO

No se puede decir que no lo haya intentado antes. De hecho, durante el Reto Cocina Regional Italiana propuse preparar la focaccia al miele y la focaccia dolce pero no me quedaron como a mi me gustaría...ya sabéis de mi relación con las masas...Focaccia salada, como tal, no había preparado hasta ahora y tengo que decir que para ser la primera que hago no me ha quedado nada mal como lo demuestra que no hayan quedado ni las migas.

La focaccia es un tipo de pan bajo hecho con harina, agua, sal y levadura que se puede cocinar tanto en el horno como a la parrilla. La palabra deriva del latín tardío focus que se refiere a cocinar en el hogar (focolare). A menudo con la palabra focaccia nos referimos a todas sus posibles variantes; sin embargo, el término se refiere principalmente a la clásica focaccia genovese y bareseFugassa es como se le denomina en dialecto genovés.

Para esta primera vez me he inspirado en la focaccia barese, a base de tomate fresco, porque precisamente hace un año visitamos la región de Puglia, acabando nuestras vacaciones en la ciudad de Bari. Tenía en la nevera unos tomatitos cherry que compré en el puesto de verduras que suele venir cada lunes a mi pueblito y se los puse y la rematé con un poquito de romero fresco que he plantado de un cliente de Danny que le regaló una rama hace una semana. ¡Vamos a disfrutarla!


Ingredientes: 250 g harina de fuerza; 165 g agua; 1 sobre levadura seca de panadería; AOVE; sal; 8 tomatitos cherry; romero fresco.

Preparación: Templar el agua en el microondas (15 segundos a 700 W) y disolver la levadura seca. Dejar activar mientras preparamos el resto.

En el bol de la amasadora con el accesorio gancho colocar la harina y mezclar con la sal a velocidad suave. Añadir tres cucharadas de aceite y finalmente el agua con la levadura y amasar durante 5 minutos. Se formará una masa bastante elástica y pegajosa. Separar de las paredes con una espátula, dejar en el mismo bol tapado y en el interior del horno apagado durante 1 hora.

Engrasar la superficie de trabajo con aceite y también las manos. Sacar la masa del bol y amasar con las manos para desgasar, formando una bola. Forrar la bandeja del horno con papel sulfurizado y colocar la masa en el centro, extendiendo con los dedos para formar una lámina de un dedo de alto y con forma rectangular.

Regar con más aceite y formar con los dedos agujeritos por toda la superficie. Cortar los tomates por la mitad y colocar por encima en la masa con la superficie plana hacia abajo. Espolvorear con el romero fresco y dejar reposar en el horno durante 45 minutos más.

 

Precalentar el horno a 200 ºC. Sazonar la focaccia con un poco de sal y hornear durante 20 minutos (calor arriba y abajo sin ventilador), debe quedar dorada. Sacar y servir templada. ¡Un éxito!


28 junio 2020

ENSALADA DE BROTES CON MANZANA, QUESO Y NUECES #ASALTABLOGSINVISIBLE

Este año estoy de un vicioso mangueril que no os podéis imaginar. Vamos, que me cuesta mucho renunciar a "robar" a alguien ¡y ya es el segundo asalto invisible al que me apunto! Último domingo de mes y toca de nuevo edición especial del reto #Asaltablogs. Y es que esta temporada llega a su fin pero había que despedirla a lo grande con una nueva convocatoria del Asaltablogs Invisible donde todos asaltamos a todos...¡superdivertido!


A mi esto de recibir el correo con nuestro "blog amigo invisible" me hace una ilusión tremenda. Y si la agraciada que me toca es alguien que me encanta ya es de traca. Se trata de Ro, cuyo blog Recetitas con Ro es siempre un auténtico placer visitar, lo tiene todo tan limpio y ordenado que me puedo pasar las horas dándome paseos...Que es justamente lo que me ha pasado porque me es muy difícil decidirme por una sola receta. De hecho ¡he cambiado tres veces de opinión!


Pero mira tu que al final he elegido para este asalto su ensalada de brotes con manzana, queso de cabra, nueces y vinagreta de miel y las razones han sido varias. La primera es que esta semana sólo apetecen cosas fresquitas, estamos a 30 ºC (que se agradece, oye) y lo de acercarme al horno como que lo llevo mal. La segunda es que justo esta semana he preparado mis brotes de lentejas y me parecía la ocasión ideal para usarlos. Y la tercera ha sido el aprovechamiento porque también tenía un trozo de queso mozzarella en la nevera que había guardado en su propio suero pero que había que usar ya (espero que Ro me perdone la licencia porque aquí el rulo de cabra no se encuentra).

Ingredientes: 150 g brotes de lentejas; 150 g mozzarella; 1 manzana verde; 50 g nueces (normales y pecanas); 1 cucharada miel; 2 cucharadas vinagre; 4 cucharadas aceite de oliva; sal; pimienta.

Preparación: Los brotes se pueden usar tal cual o, si lo preferís, se pueden escaldar 1 minuto en agua hirviendo. En el último caso, colar y eliminar el agua. Poner en una fuente. Añadir la mozzarella desmenuzada con las manos (¡siempre!), las nueces picadas con las manos y la manzana (pelada y sin semillas) en daditos. Mezclar todo y dejar en la nevera mientras preparamos la vinagreta.

En un bote de cristal poner el aceite, vinagre, sal, pimienta y miel, cerrar la tapa y agitar bien para emulsionar la vinagreta. Añadir a la ensalada, mezclar y servir fresquita.


Pues con esta receta tan rica me despido del #asaltablogs y nos vemos en la siguiente temporada. ¡Ha sido un placer asaltarte querida Ro!


14 junio 2020

GALLETAS DE CHOCOLATE (CRISPY AND CHEWY)

Reconozco que soy fan del Canal 24Kitchen. Me puedo pasar las horas viendo cocineros y recetas y darme cuenta de lo que fácil que parece para ellos y de lo dificil que, a veces, se me hace a mi, especialmente la repostería. Porque reconozcámoslo, yo no he nacido con esa mano mágica para los dulces...o puede ser que no tenga la suficiente paciencia.

Y mira que es como seguir una receta química, pero luego tienes que tener mano para decorar, montar, ajustar...y que te quede una preciosidad y yo eso no lo tengo. Tampoco soy tan dulcera, vamos, pero si que me gusta ver cómo otros hacen maravillas. Y eso me pasa con un programa que he descubierto recientemente en el susodicho canal de TV que se llama "Flour Power".

Es un programa de repostería divertido, lúdico y súper elegante ubicado en una cocina de inspiración retro, donde la bellísima anfitriona (Jessica McGovern) muestra lo fácil que es hornear, a la vez que desmitifica la ciencia, el arte y la magia de hornear, inspirando a los espectadores a hacer deliciosas y hermosas preparaciones con ingredientes saludables. ¡Una gozada!

Y mira tu que hace unos días preparaba sus famosas "crispy & chewy chocolate chip cookies", o lo que es lo mismo, sus dos variedades de galletas de chocolate (crujientes y masticables) que me llamaron poderosamente la atención porque la receta era igual para ambas galletas pero lo que cambiaba era la textura de la mantequilla y el tipo de azúcar utilizado. Así que me dije ¡tengo que probarlas! Bueno, eso ¡y que a mi Danny se le antojaron las galletas de chocolate!


Visualmente las dos son iguales, lo que cambia es que en un caso son más crujientes (las que le gustan a Danny) y en el otro son más tiernas al mordisco (estas son las mías) así que yo os traigo las dos recetas en una misma entrada para que hagáis las que más os guste. Yo las he regalado por el día de la madre y fueron un éxito ¡os lo aseguro! Además, si las guardáis en una lata aguantan muy bien.

Ingredientes para la versión crujiente (crispy): 240 g harina; 2 g bicarbonato de sodio (baking soda); 2 g sal; 90 g mantequilla derretida; 90 g azúcar blanca; 90 g azúcar morena; 1 huevo; 1/2 cucharadita esencia de vainilla; 240 g chocolate negro (75%).

Ingredientes para la versión tierna (chewy): 240 g harina; 2 g bicarbonato de sodio (baking soda); 2 g sal; 90 g mantequilla en pomada; 180 g azúcar morena; 1 huevo; 1/2 cucharadita esencia de vainilla; 240 g chocolate negro (75%).

Preparación: Las dos galletas se hacen con el mismo procedimiento. En un bol mezclar la harina tamizada con el bicarbonato y la sal.

En el bol de la amasadora poner la mantequilla (derretida o en pomada, según la galleta) y agregar el azúcar y batir con varillas hasta formar una crema. Añadir el huevo batido y la vainilla y continuar batiendo. Finalmente, ir añadiendo los ingredientes secos poco a poco sin dejar de batir.

Picar el chocolate en el robot y añadir a la masa, mezclando con una espátula. Poner la masa en un tupper cerrado y dejar en la nevera durante la noche. Sacar unos 30 minutos antes de empezar a hacer las galletas. Precalentar el horno a 170 ºC (calor arriba y abajo sin ventilador).

 


Coger porciones de masa con una cuchara y formar bolas. Colocar en la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado y bien separadas entre ellas (yo he puesto 3 por fila). Hornear durante 17 minutos las galletas tiernas y durante 25 minutos las crujientes. ¡Están de muerte natural!

Estas son la versión crujiente:


Y estas son las más tiernas:



10 junio 2020

HUEVOS FLORENTINA

Hoy os traigo una de esas recetas muy sencillas y rápidas que os pueden solucionar una cena. La receta se basa en las famosas espinacas a la florentina que popularizó Catalina de Medicis, oriunda de Florencia. Y es que dicen que, cuando fue a la corte francesa a casarse con Enrique II, se llevó con ella la receta y los cocineros italianos que se la elaboraban, ya que no podía renunciar a su exquisito sabor. ¿La verdad? No le faltaba razón...

Ingredientes: 2 huevos; 300 g espinacas; 2 lonchas jamón serrano; 25 g mantequilla; 1 cucharada harina; 1 vaso leche; queso rallado; sal; pimienta.

Preparación: Cocer las espinacas durante 5 min en agua con sal, eliminar bien el agua (yo uso una centrífuga) y cortarlas bien menudas, repartiéndolas en cazuelitas individuales cubriendo toda la base. Salpimentar.

En un cazo con agua hirviendo y vinagre cocinar los huevos durante 4 min, extrayéndolos con una espumadera y colocándolos sobre el lecho de espinacas.

Picar el jamón y repartir por encima del huevo.

Preparar una bechamel. En un cazo poner a fundir la mantequilla, añadir la harina y mezclar bien con una cuchara de madera. Ir añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover hasta que espese. Salpimentar al gusto.

Cubrir los huevos con la bechamel, espolvorear con queso rallado y hornear a 180 ºC durante 10 min. Servir inmediatamente.



07 junio 2020

BRIOCHE DULCE DE YOGUR

Sencillamente, no doy para más. Estas últimas tres semanas de trabajo han sido tan intensas que, literalmente, no me quedan ganas de sentarme a escribir las recetas que tengo hechas. ¡Y mira que estaban ricas! La cosa es que no dejo de cocinar pero se me acumula la faena de publicar. En fin...

Hoy os traigo uno de esos dulces momentos que el azar pone en tu camino sin comerlo ni beberlo. Ya lo he dicho muchas veces, yo soy más de salado, pero es verdad que estando en casa tengo más tiempo de preparar algún dulce para ese capricho de cada merienda que mi costilla no suele perdonar, él que no tiene problemas de ganar peso ¡claro!

Y mira por donde, ojeando la blogosfera, aterriza en mis manos esta receta de una chica italiana a la que puse estos mismos ojillos O_O porque decir que está rico es quedarse muy corta. Porque los dulces con yogur me encantan, creo que tienen una esponjosidad fantástica y este tenía, además, una forma preciosa. ¡Y tan fácil! ¡Y aguanta durante una semana perfectamente!


Ingredientes: 100 ml leche; 1 sobre levadura seca de panadería; 125 g yogur griego; 100 g azúcar; 80 g aceite girasol; 1 huevo; 1/2 cucharadita esencia vainilla; 1/2 cucharadita esencia limón; 500 g harina; azúcar glas.

Preparación: En el bol de la amasadora poner la leche templada (20 segundos al microondas, 700 W) con la levadura y comenzar a mezclar. Añadir el yogur y continuar batiendo. Ir añadiendo, secuencialmente y sin dejar de batir, el azúcar a cucharadas, el huevo batido, el aceite y las esencias. Cambiar al accesorio gancho.

Tamizar la harina e ir añadiendo a la mezcla anterior a cucharadas hasta que se integre completamente y la masa se enganche en el gancho y se despegue de las paredes. Es el momento de pasar a la mesa y continuar amasando con las manos hasta obtener una masa elástica y lisa que ya no se pega a las manos.

Formar una bola, poner en un bol profundo, hacer una incisión en cruz en la masa, cubrir con papel film y con un trapo y dejar levar durante 2 horas en el horno apagado y con la luz encendida. Os debe quedar así:


Pasar a la mesa de nuevo (muy ligeramente enharinada) y trabajar con las manos durante un par de minutos. Dividir la masa en porciones de unos 120 g (a mi me han salido 8) y formar bolas con cada porción.

Engrasar un molde con aceite y colocar las bolas en todo el perímetro, unas junto a otras, de esta forma:


Cubrir con papel film y con un trapo y dejar levar durante 30 minutos (de nuevo en el horno). os quedará así:


Hornear a 180 ºC (calor arriba y abajo sin ventilador) durante 35-40 minutos. Sacar y dejar templar antes de desmoldar. Colocar en un plato, pintar con un poco de agua y espolvorear azúcar glas por encima. Lo podéis tomar tal cual o untando Nutella por encima ¡mmmmmmmmmmmmmm!



31 mayo 2020

MOSTACHONES DE UTRERA #ASALTABLOGSINVISIBLE

Último domingo de mes y toca edición especial del reto #Asaltablogs. Y es que esta temporada llega a su fin pero había que despedirla a lo grande con una nueva convocatoria del Asaltablogs Invisible donde todos asaltamos a todos...¡superdivertido!


El día que recibimos el correo con nuestro "blog amigo invisible" es como el día de Reyes, todo es emoción, curiosidad, sorpresa...aunque en mi caso sea una vieja y apreciada conocida a la que he tenido el placer de asaltar anteriormente aquí y a la que también hice un homenaje aquí. Se trata de Bea, cuyo blog Sweet cookies by Bea es siempre un placer visitar.


Así que ya entenderéis que de mis incursiones previas en su cocina tenía una lista de pendientes que me ha venido al pelo para preparar la receta en esta ocasión. De entre todas he elegido sus mostachones de Utrera, primero por el nombre (¡me encanta!), segundo porque son de mi Andalucía querida y finalmente ¡porque son muuuuuuuuuuuuuuy fáciles de preparar! Si queréis conocer la historia de estos dulces tan ricos os remito a esta web donde lo explican maravillosamente.

Ingredientes: 3 huevos; 125 g azúcar; 125 g harina; 1 cucharadita canela.

Preparación: Para los papeles que caracterizan a estos dulces he usado papel sulfurizado de horno que cortamos previamente en cuadrados de unos 12 x 12 cm. Precalentar el horno (calor arriba y abajo sin ventilador) a 180 ºC.

Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve añadiendo el azúcar poro a poco. Después añadir las yemas e integrar batiendo a velocidad muy suave.

Tamizar la harina, mezclar con la canela e ir añadiendo a cucharadas a la mezcla anterior incorporando con una espátula para mantener la esponjosidad.

Colocar la masa en una manga pastelera y poner porciones de masa en cada papelito (procurar no llegar al extremo) usando una boquilla simple. Coger cada papelito con las dos manos y tirarlo encima de la mesa con un golpe seco para que la masa quede homogénea.

Colocar los mostachones (a mi me han salido 16) encima de la bandeja del horno y hornear durante 10 minutos. Sacar y dejar enfriar antes de comer. ¡Riquísimos! ¡En casa han volado! ¿Lo mejor? Mojarlos en leche fría con chocolate...



Pues con esta receta participo en el #asaltablogsinvisible y me voy corriendo a descubrir quien ha entrado a hurtadillas en mi cocina..


26 mayo 2020

BIZCOCHO DE PULPA DE CHUFA #unomasmenos100desperdicio0

No se ni la de tiempo que llevo queriendo publicar esta receta. Y mira por donde ha llegado el momento aprovechando que he preparado horchata casera estos días con las últimas chufas que me quedaban del gran regalo que me hizo mi amiga Marisa (que dirige el blog Thermofan) el verano pasado.

Y como ya os conté cuando la preparé por primera vez, el resto que nos queda en el colador (la pulpa de la chufa) no se tira porque lo podemos reutilizar para preparar otras recetas y, como sale bastante cantidad, yo lo envaso en bolsitas individuales de unos 100 g y lo congelo. Como además de una receta de completo reciclaje es el segundo aniversario del proyecto "1 +/- 100, desperdicio 0" que lleva Marisa, ¿que mejor para celebrarlo con ella que participar con este estupendo bizcocho?

La receta en la que me basado para prepararlo es esta y he de decir que queda muy rico y muy esponjoso. Lo he preparado varias veces hasta encontrar la combinación perfecta y es la que os traigo hoy. ¡Felicidades amiga por el éxito de tu iniciativa!

Ingredientes: 3 huevos; 170 g harina; 100 g yogur griego; 150 g aceite girasol; 1 sobre levadura Royal; 150 g azúcar moreno; 1 pizca sal; 1/2 cucharadita esencia de limón; 100 g pulpa de chufa; azúcar glas.

Preparación: La pulpa de chufa, si está congelada, se deja descongelar mientras preparamos el resto.

En el bol de la amasadora poner a batir los huevos con el azúcar a velocidad máxima hasta que quede esponjoso. Añadir el yogur y continuar batiendo con las varillas a velocidad suave para que se integre bien. A continuación, ir añadiendo poco a poco el aceite hasta que se integre por completo y añadir la esencia de limón.

Tamizar la harina, unir la levadura y la sal e ir añadiendo esta mezcla a cucharadas sin dejar de batir a velocidad suave. Por último añadir la pulpa de chufa y mezclar bien.

Engrasar un molde ligeramente con aceite y espolvorear con harina. Verter la masa en el molde, repartiendo bien. Hornear a 180 ºC (calor arriba y abajo sin ventilador) durante 30 minutos (comprobar con un palillo que sale limpio). Dejar enfriar antes de desmoldar. Decorar con azúcar glas y servir.



Pues aquí estamos de nuevo amiga, espero que te guste 😀 ¡Te mando un enorme abrazo virtual y te deseo muchos años más de proyecto!


09 mayo 2020

UITSMIJTER

Este que os traigo hoy es uno de esos platos típicos en cualquier carta de bar o restaurante de comida rápida en los Países Bajos. A mi padre le encanta y ya era hora de que lo trajera a este cajón porque...¡a mi también me encanta! Te sirve igual para un desayuno contundente, de esos de domingo, como para un almuerzo ligero.

El plato, en si, es originario de Alemania, de la zona de Berlin, y allí es conocido como "Strammer Max". La versión holandesa consiste en una o dos rebanadas de pan con jamón y/o queso y, al menos, dos huevos fritos, acompañado de pepinillos como guarnición.

La palabra uitsmijter (que se usa para denominar a este plato) es la misma que en holandés sirve para definir a los "gorilas", esos señores que típicamente encuentras en la puerta de las discotecas y clubs nocturnos para prevenir la entrada de "gente no deseada" en el local (y que suelen dejar pasar a todas las chicas...) y es que se cree que el nombre puede provenir de Amsterdam, donde el plato era comido a menudo por los susodichos "gorilas". Curioso ¿verdad?

Ingredientes: 2 rebanadas de pan (a tu gusto); 2 lonchas de jamón asado; 2 lonchas queso; 2 huevos; mantequilla; pepinillos en vinagre; sal.

Preparación: Untar las rebanadas de pan (en mi caso integral con semillas) con una ligera capa de mantequilla por uno de los lados. Colocar en cada rebanada una loncha de jamón asado y una loncha de queso (en mi caso de comino).

En una sartén con una pizca de mantequilla fundida hacer los huevos sólo por un lado hasta que quede la base dorada. Colocar con cuidado encima del queso.

Precalentar el horno a 180 ºC. En la bandeja del horno, forrada con papel sulfurizado, colocar los panes y hornear durante 5 minutos para que el pan se tueste, el queso se funda y el huevo acabe de cuajar la clara. La yema deberá quedar líquida. Añadir sal por encima.

Servir caliente acompañado de pepinillos en vinagre. Lo bueno es que al partir el huevo chorree por todo el resto...¡mmmmmmmmmmmmmm!