English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

19 noviembre 2017

PSEFTOKEFTEDES (TORTITAS DE TOMATE DE SANTORINI) #CocinasdelMundoGrecia

Lo se...el nombrecito de la receta de hoy se las trae...pero cuando nuestras amigas de La cajita de Nieves y Elena, anfitrionas este mes del Reto Cocinas del Mundo, propusieron el destino de este mes, la maravillosa Grecia, lo tuve muy claro...


En el verano de 2012 tuvimos la suerte de visitar Santorini, la antigua Théra, un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas, localizado en el sur del mar Egeo, a unos 200 km al sureste del territorio continental griego. Es lo único que conozco del país heleno pero, como primera degustación, estuvo simplemente genial. ¡Os recomiendo la visita!



El desayuno del hotel familiar en el que nos alojábamos nos permitió descubrir el auténtico yogur griego y el restaurante Nichteri en Kamari nos acercó a su maravillosa gastronomía y, precisamente de allí me he traído la receta de hoy, estos Pseftokeftedes o tortitas de tomate de Santorini. Son muy sencillas de preparar y, acompañadas del famoso tzatziki, que ya tenía publicado en el blog, es un bocadito estupendo para un entrante resultón en vuestras mesas.

Ingredientes: 500 g tomates; 2 cebollas moradas; 4 cucharadas harina; 1 cucharadita levadura; 10 g hierbabuena fresca; 10 g perejil fresco; 1 cucharada orégano seco; sal; 2 cucharadas aceite; 75 g queso feta.

Preparación: Pelar los tomates y cortar en daditos. Pelar y picar las cebollas. Picar la hierbabuena y el perejil. Desmenuzar el queso feta.

Mezclar en un bol todos los ingredientes para formar una masa con cierta consistencia. Humedecernos las manos con agua y tomar porciones (como una cucharada colmada) y formar tortitas que se fríen en aceite caliente hasta que estén doradas por ambos lados.

Colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y servir calientes acompañadas del tzatziki que le da un toque fresco. ¡Riquísimas!



Pues con esta receta que me trae tan buenos recuerdos participo en Cocinas del Mundo - Grecia y me voy corriendo a ver el resto de recetas griegas.


17 noviembre 2017

LASSI DE MELÓN #CongelandoElVeranoII

Hoy os traigo mi segunda contribución al proyecto que nos proponía mi amiga Marisa, ¨Congelando el verano II". El año pasado ya participé con mi daiquiri de moras y este año nos propuso volver a congelar el verano, eligiendo alguna fruta o verdura de verano que todavía estuviera a nuestra disposición y, siguiendo las pautas que nos indicaba en su tutorial, congelarlas para participar en este evento.


Hace unos días os presentaba mi hummus de mango y alubias y nos lo comimos acompañado de una bebida muy refrescante basada en yogur y típica de la cocina hindú, el lassi. En esta ocasión lo he preparado utilizando el melón Galia que congelé y ha quedado muy rico. ¡Además es muy sencillo de hacer!


Para preparar el lassi he utilizado mi último capricho en la cocina, el Nutribullet. Lo cierto es que se me rompió mi batidora profesional hace un mes y decidí que era hora de comprar un sustituto para mis batidos del desayuno y al final me decidí por este...¡y estoy encantada!



Ingredientes: 1/2 melón variedad Galia (troceado y congelado); 250 g yogur griego; 6 hojas hierbabuena fresca; 1 rodaja jengibre fresco; 2 cucharaditas azúcar; agua (al gusto).

Preparación: Poner el melón sin descongelar en el vaso del robot. Añadir las hojas de hierbabuena, la rodaja de jengibre pelada, el azúcar y el yogur, cubrir de agua fría hasta el límite máximo del vaso y batir durante 1 minuto. Guardar en la nevera cerrado hasta que se consuma.

En el momento de servir distribuir en dos vasos con pajitas.


Pues con esta receta tan refrescante celebramos el proyecto #CongelandoelveranoII y aquí mismo podéis ver el resto de participantes.


15 noviembre 2017

RECOPILATORIO SALADO DEL RETO COCINA REGIONAL ITALIANA

El Reto Cocina Regional Italiana comenzó a finales de 2013 para conmemorar que este humilde blog celebraba, por entonces, su segundo cumpleaños. Las primera receta salada se publicó un 3 de febrero de 2014 y, desde entonces, hemos celebrado nada menos que 78 encuentros culinarios en los que han participado 29 amigas que han cocinado un total de 172 recetas saladas, con 12780 visitas en los correspondientes recopilatorios, y el reto se ha convertido en una de las experiencias más gratificantes de esta increíble andadura con el blog.


A lo largo de las dos ediciones que llevamos, el reto se ha ido haciendo más y más grande gracias a sus participantes, que se han atrevido a todo lo propuesto, que han aprendido un sinfín de cosas nuevas y en las que espero haber despertado también la pasión por la cocina tradicional italiana, más allá de la pizza y de la pasta.

Estoy muy orgullosa de todo lo que ha pasado en este reto y es justo que ahora recordemos lo que hemos aprendido así que, con todo mi cariño, vamos a hacer un repaso por las recetas saladas que nos hemos traído de cada rincón de la bella Italia.


Comenzando por orden alfabético, de Abruzzo, región de la Italia central a orillas del Adriático y cuya capital es L'Áquila, nos trajimos un pescado diferente, Baccalà con sedano (la tercera receta más visitada), unos huevos en forma de Frittatine all'abruzzese y una deliciosa pasta fresca, los famosos Maccheroni alla chitarra.


Desde la poco conocida región sureña de Basilicata, bañada por los mares Tirreno y Jónico y con capital en Potenza, nos trajimos un pollo con setas y patatas que tuvo un éxito fabuloso.


Calabria, conocida en la antigüedad como Bruttium, es la famosa punta de la bota y su capital es Catanzaro. De allí vino una nueva receta de pescado, el tonno fresco con salsa.


Mucho más conocida es Campania, al suroeste y con capital en Napoli. Desde esta maravillosa región, que combina la belleza de los Apeninos con las cristalinas aguas del Tirreno, vienen el arrosto ripieno alla napoletana, las melanzane alla napoletana, el sorprendente sartù di riso y la pizza rustica que no es pizza.


Viajamos también a Emilia-Romagna, mi segunda casa, en plena llanura padana y con capital en Bologna. Desde allí nos trajimos la tarta salada erbazzone, la famosa piadina con relleno a elegir por las participantes y la típica pasta fresca con legumbres de la zona, los pisarei e fasò piacentini.


Friuli Venezia Giulia, con capital en Trieste, es la región ubicada en la Italia nororiental, salida natural al mar para muchos países de Centro Europa. Desde allí vino un guiso con nombre muy español, la jota.


Llegamos al centro de la península itálica y visitamos Lazio, con capital en Roma, situada entre los Apeninos y el Tirreno y cuna de la civilización romana. De allí nos llevamos un estupendo agnello in salsa di acciughe y una sopa riquísima, la zuppa di baccalà alla romana.


Vamos ahora con Liguria, una región muy estrecha bordeada por los Apeninos, los Alpes y el mar ligure, cuya capital es Genova. Directamente desde allí nos trajimos un guiso, el minestrone con il pesto, y su pasta fresca más famosa, los trofie al pesto, ambos aderezados con la salsa más famosa.


Seguimos por el norte y visitamos Lombardia, con la famosísima Milano como capital, la región más poblada del país y en la que aprendimos a cocinar los gnocchi di zucca y la zuppa alla pavese, que es la receta más visitada de todas las que hemos preparado.


Otra región poco conocida es Marche, a orillas del Adriático y con capital en Ancona, pero es realmente famosa por su industria de calzado de lujo. Desde allí viene una pasta fresca con nombre particular, los strozzapreti.


Desde el Piemonte, al noroeste de Italia y en la frontera con Francia y Suiza, con capital en Torino, nos llega la paniscia di Novara, una especie de risotto muy particular y que fue nuestro estreno en el reto.


Volvemos al sur y es el turno de Puglia, con capital en Bari, el llamado tacón de la bota, una región bañada por el Adriático y el Jónico y sede de dos parques naturales. Desde allí nos llega una especie de empanada, el calzone, y de nuevo una pasta fresca, los cavatelli alla foggiana.


Es el turno ahora de las islas y comenzamos por Sardegna, con capital en Cagliari, la segunda isla más grande del Mediterráneo y un paraíso por sus aguas, que no tienen nada que envidiar al Caribe. Desde allí nos trajimos un guiso que os sonará, la favata.


La siguiente es Sicilia, con capital en Palermo, una región que tuve la suerte de visitar el año pasado y que enamora por sus paisajes y su historia. De su gastronomía aprendimos las cotolette alla siciliana, el pane cunzato (la segunda receta más visitada y el recopilatorio con más participación del reto ¡13!), el risotto con i cacuocciuoli y los zucchini alla palermitana.


Desde la preciosa Toscana, con su incomparable Florencia como capital, nos trajimos tres recetas magníficas, unos cannelloni alla toscana, una carne para regalar a tus comensales, el polpettone alla fiorentina, y una pasta fresca, los tortelli alla maremmana.


Volvemos a las montañas Dolomitas y visitamos el Trentino Alto Adige, con capital en Trento, en la frontera con Austria y Suiza, una región en la que abunda la carne como demuestran las recetas que nos trajimos, una carne con salsa de arándanos, el maiale alle mele y un estupendo pane di ricotta.


Desde Umbria, en pleno centro de la península itálica, la única región sin contacto con el mar y con capital en Perugia, nos trajimos un plato muy sencillo pero exitoso, el acqua cotta.


Y finalmente, de la región de Veneto, con su extraordinaria capital Venezia, fue el origen de nuestra última receta por hoy, el risotto alla sbirraglia.


Espero que os haya gustado y que os animéis a cocinar alguna de las recetas ¡no os arrepentiréis! Y recordad que sigue abierto el concurso ¡no faltéis!

13 noviembre 2017

HUMMUS DE MANGO Y ALUBIAS #CongelandoelVeranoII

Mentiría si dijera que no echo de menos el verano...la realidad es que llevamos inmersos en la lluvia y el viento desde principios de Septiembre y mis niveles de vitamina D empiezan a estar bajo mínimos (nada que en este país no solucionemos con suplementos) y si a eso le añadimos que este año el verano casi ha brillado por su ausencia...pues eso ¡que quiero calorcitoooooooooo!


Mientras espero que el tiempo mejore me he apuntado, de nuevo, al proyecto que nos proponía mi amiga Marisa, ¨Congelando el verano II". El año pasado ya participé con mi daiquiri de moras y este año nos propuso volver a congelar el verano, eligiendo alguna fruta o verdura de verano que todavía estuviera a nuestra disposición y, siguiendo las pautas que nos indicaba en su tutorial, congelarlas para participar en este evento.

Yo, que me falta tiempo para unirme a cualquier guateque culinario y más si es de ella, este año me organicé con tiempo y decidí congelar dos frutas para dos recetas distintas, el mango y el melón de la variedad Galia. Los pelé cuidadosamente, como dice Marisa, los sequé, los corté en dados regulares y decidí congelarlos en un recipiente que tengo con dos compartimentos separados y al congelador que se fueron. Allí han estado casi 4 meses hasta hoy...


La historia de la receta que he preparado con el mango congelado tiene que ver con mis visitas al mercado de Leiden los sábados por la mañana. Soy muy de ir al mercado con mi carrito (si si, como las abuelillas aquí) y comprar la fruta y verdura cultivada por los propios granjeros que allí exponen y, una vez que acabo, suelo pasearme entre el resto de puestos para comprar frutos secos a granel, golosinas...

Una de las últimas veces que fui pasé por un puesto donde tienen todo tipo de salsas que os podáis imaginar...los holandeses no son mucho de preparar las cosas en casa pero lo entiendo porque tienen a su disposición, envasado, todo aquello que necesitan. Yo, en cambio, soy mucho de probar a hacerlo en mi cocina y cuando vi en el puesto el hummus de mango lo tuve claro. Me llevé un poquito para probarlo y tengo que decir que me encantó.

Tengo otros hummus publicados en el blog como el de pera, el guacummus con aguacate o el tradicional, pero ninguno con mango. Y como, según la definición de hummus, se pueden utilizar otras legumbres además de los garbanzos, aproveché que tenía en la nevera unas alubias carillas que había cocido para otro plato y las incorporé en lugar de los tradicionales garbanzos.

Ingredientes: 330 g alubias carillas cocidas; 1 diente ajo; 4 cucharadas aceite; zumo de 1/2 limón; 2 cucharaditas comino; 3 cucharadas tahini; 1 cucharadita pimentón picante; 1 cucharadita cúrcuma; 1 mango congelado; sal; pimienta.

Preparación: Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta obtener la consistencia de una crema. Si es necesario, añadir alguna cucharada de agua o aceite para que no quede demasiado espeso. El mango troceado lo he añadido casi sin descongelar.

Colocar el hummus en un bol, espolvorear con pimentón picante y regar con un hilo de aceite. Acompañar de pan hindú para untarlo por encima y de un lassi cuya receta publicaré en los próximos días.



Pues con esta receta tan rica y saludable celebramos el proyecto #CongelandoelveranoII y aquí mismo podéis ver el resto de participantes.


08 noviembre 2017

II CONCURSO TU MEJOR RECETA DEL RETO COCINA REGIONAL ITALIANA

¡Buenos días mis pequeños "desastres"!

Los que seguís mi reto mes a mes ya sabéis que el pasado día 4 finalizó la segunda edición del Reto Cocina Regional Italiana...Creerme si os digo que me ha dado muchísima pena poner punto y final (hoy por hoy no se si definitivo) a una criatura que nació hace más de tres años y que ha crecido y se ha vuelto importante en la vida de muchas participantes, pero necesito una pausa para iniciar otro proyecto que me hace mucha ilusión.

Por si nunca habéis participado os resumo que en este reto, que tantas alegrías me ha dado, os proponemos cada mes una receta dulce y otra salada de una región de Italia, algo tradicional que seguramente no conocéis y que se aleja bastante de lo más clásico que todos conocemos de la gastronomía italiana.

En los próximos días publicaré dos recopilatorios con todas las recetas que hemos aprendido durante estos años, que han sido muchas, pero no quería despedirme sin un gran fin de fiesta porque eso es lo que ha sido este reto, una gran fiesta culinaria.

Por eso, mis queridas participantes, porque quiero daros las gracias, he organizado de nuevo ¡un CONCURSO! Para cerrar esta edición con broche de oro he pensado que todas las participantes de esta segunda edición del reto pueden presentar a concurso su receta preferida del reto, la que más le haya gustado, la que mejor le haya salido o, simplemente, la que quiera, pero sólo una en la categoría dulce o salada.

Así que, si queréis participar, solo tenéis que enviarme un correo a ms.hoogendam@gmail.com con vuestra receta participante y una foto. ¡Tenéis de tiempo hasta el 26 de noviembre a las 00:00 h! Os recuerdo que sólo podrán optar al concurso las participantes que hayan contribuido con alguna receta a esta segunda edición y que la participación es a título individual (una receta, una persona).


Para puntuar las recetas presentadas al concurso cuento con un jurado de lujo que desvelaré el día que publique el recopilatorio con todas las recetas que hayan participado (así mantenemos el suspense jejejeje). En caso de empate en el número de puntos de las recetas ganadoras, ganará el concurso quién más puntos haya sumado a lo largo de esta segunda temporada (¿recordáis que siempre os dije que participar sumaba puntos?) en la categoría dulce o salada.

Finalmente...¿qué premio se lleva la ganadora? ¡Pues eso es lo que más ilusión me hace! Pues nada más y nada menos que una estancia de fin de semana en Holanda (de viernes noche a domingo noche, entre 22/03/18 y 13/05/18) con todos los gastos de alojamiento y manutención pagados (excepto el viaje de ida y vuelta a Amsterdam que correrá a cargo de la ganadora) y que incluirá:
  • Visita guiada a Amsterdam


  • Visita a Keukenhof (el parque de tulipanes más famoso del mundo)


  • Cena en Libero, el mejor restaurante auténtico italiano en Amsterdam
¡Espero que os animéis a participar y que os guste el premio! ¡Vengaaaaaaaaaaa, espero vuestras recetas! ¡Un besitooooooooooooo!

04 noviembre 2017

TORTA A DUE COLORI - RETO DULCE CRI: ABRUZZO

¡Y ahora si que si llegamos al final! Hoy día 4 toca la propuesta dulce del reto Cocina Regional Italiana y para esta edición nº 36 de la segunda temporada contamos con nuestra última anfitriona Alicia, del blog Pan, uvas y queso, que ha sido la encargada de elegir las recetas este mes y para la propuesta dulce se ha decantado por uno muy sencillo y rico.

En este caso yo he doblado las cantidades de la receta original para preparar los dos colores y así me ha resultado muy fácil.

Ingredientes: 400 g harina; 400 g azúcar; 200 g mantequilla; 6 huevos; 200 ml leche; 1 cucharada cacao amargo; 2 cucharaditas levadura Royal; azúcar glas (opcional).

Preparación: Empezamos preparando la masa normal con la mitad de los ingredientes (excepto el cacao). En el bol de la amasadora poner la mantequilla y batir con el azúcar y las yemas de huevo hasta obtener una crema. Añadir la leche y continuar batiendo. Incorporar la harina mezclada con la levadura a cucharadas sin dejar de batir. Finalmente incorporar las calaras a punto de nieve, mezclando con una espátula con movimientos envolventes. Reservar esta masa en un vaso dosificador.

Volver a realizar el mismo procedimiento con la otra mitad de los ingredientes, incorporando esta vez el cacao mezclado con la harina y levadura. Reservar esta masa de chocolate en otro vaso dosificador.

Engrasar un molde redondo con mantequilla. Verter en el centro un poco de la masa clara, encima un poco de la masa de chocolate y repetir alternando una y otra masa hasta finalizar ambas. La masa se va extendiendo por el molde y va quedando como a círculos de ambos colores.

Hornear a 180 ºC durante 45 minutos (comprobar con un palillo que el bizcocho está hecho). Desmoldar cuando esté tibio y cubrir con azúcar glas.



La receta de hoy, una torta a due colori (bizcocho de dos colores) es típica de la región de Abruzzo, cuya capital es L'Aquila, y es muy parecida al bizcocho cebra o marmolado pero tengo que decir que me ha sorprendido su esponjosidad, está realmente buenísimo.


Como siempre, os dejo la receta original por si la queréis. He cambiado un poco el procedimiento pero he respetado bastante las cantidades.


Y ahora vamos con mis queridas participantes a las que siempre estoy más que agradecida. Además ha habido una gran participación...¡GRACIAS!

Nuestra anfitriona Alicia, desde Pan, uvas y queso, ha preferido decantarse por el dulce y ha preparado esta delicia ¡mmmmmmmmmmm!

Mar, a pesar de no estar muy bien con su hombro, no ha querido perderse el reto y nos envía esta preciosidad ¡gracias!

Rosa, desde Un toque de canela, ha preparado (¡dos veces!) su versión con harina de espelta y centeno ¡maravillosa!

 Marisa, desde Thermofan, ha podido adaptar la receta y dice que se ha asombrado de lo bien y lo bueno que está el bizcocho ¡me alegro mucho!

 Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae esta preciosidad que, me imagino, habrá tuneado a su estilo jejejejejeje

Y finalmente Thais, desde Recetario sano, ha cocinado este maravilloso bizcocho con el que nos despedimos ¡genial!

Como dije ayer, este reto no sería nada si no hubiera contado con la compañía y las dotes culinarias de cada participante a las que quiero dar un enorme GRACIAS. El reto se despide por ahora porque realmente yo lo necesito pero aunque hoy publicamos la última receta permaneced atentos porque tenemos un fin de fiesta por todo lo alto...¡Seguiremos informando!

Mientras...os dejo con el gran protagonista que, después de 3 años, está un poquitín magullado...¡hasta siempre!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...