English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

16 julio 2017

FATTOUSH #CocinasdelMundoVerano

Tercer domingo de mes y toca Reto Cocinas del Mundo y, como viene siendo habitual, la anfitriona de este mes que es Tere, de Casa Tere, nos da carta blanca para viajar donde queramos...eso si, tenemos que traernos alguna receta refrescante que para eso celebramos la edición "Verano".

Pues será porque siendo andaluza debo tener genes árabes en mis ancestros o será porque las causalidades existen, me apetecía preparar alguna de las miles de "recetas pendientes" de esa lista que todos tenemos así que me decanté por un plato muy típico de los países árabes del mediterráneo oriental, ni más ni menos que el fattoush.

Esta ensalada lleva diferentes tipos de hortalizas, hierbabuena y pan de pita tostado cortado para acompañar y va condimentada con una mezcla de especias que se conoce como sumac...un momento...¿no tenía yo un bote de sumac en la despensa desde que me lo traje de Turquía? ¡Siiiiiiiiiiii! ¡Receta decidida!

Si nunca la habéis probado, el sumac tiene un color púrpura precioso y un sabor ácido que recuerda al del limón y es un ingrediente esencial en la cocina de Oriente Medio. De hecho, se utilizaba antes de la introducción de los limones en la cocina por parte de los Romanos.

Pues vamos con la receta que es bien fácil.

Ingredientes: 4 panes pita pequeños; 1 diente ajo; zumo de 1/2 limón; 1 cucharada vinagre; 4 cucharadas aceite; 1/2 cucharadita sumac; 2 tomates grandes (unos 500 g); 1 pepino grande; 3 cebolletas; 10 g perejil; 10 g hierbabuena; 8 rabanitos; 100 g queso feta.

Preparación: Precalentar el horno a 200 ºC. Tostar los panes de pita durante 15 minutos, dejar enfriar y cortar cada uno en 4. Reservar.

En el vaso de la batidora poner el ajo pelado y picado, el zumo de limón, el vinagre, el aceite y el sumac y batir bien para emulsionar la vinagreta con la que vamos a condimentar la ensalada. Reservar.

Lavar los tomates y cortar en trozos irregulares. Pelar el pepino y cortar en láminas finas y estas por la mitad. Limpiar las cebolletas (yo uso las que hay aquí que son del tamaño de los ajos tiernos) y cortar en aritos, incluyendo un poco de la parte verde. Cortar el queso feta en daditos (esto es opcional, yo lo he puesto porque quedaba muy bien con la combinación final). Limpiar los rabanitos, quitar los extremos y cortar en rodajitas. Picar las hojas de hierbabuena y perejil.

En un bol grande, para poder mezclar bien, poner los tomates, pepino, cebolleta, queso feta, perejil y hierbabuena y aliñar con la vinagreta. Mezclar muy bien y colocar en el plato para servir. Decorar con los rabanitos por encima, espolvorear sumac por encima y acompañar con el pan de pita tostado. Servir.




Pues con esta receta participo en el Reto Cocinas del Mundo - Verano y me despido hasta septiembre ya que el blog se va de vacaciones que ya toca. ¡Besitos!


13 julio 2017

CONVERSANDO CON...COCINEANDO CON ROSA

¡Holaaaaaaaa! como sabéis l@s que seguís mi Reto Cocina Regional Italiana, en esta edición 2.0 tenemos anfitrionas cuya misión principal es elegir las recetas (de nuestro libro viajero) que vamos a cocinar.

La octava (y penúltima) anfitriona que nos ha acompañado durante el mes de junio pasado es mi dulce Rosa, del blog Cocineando con Rosa. Ella nos propuso preparar la zuppa alla pavese y la crema di mascarpone.


Rosa llegó no hace mucho a nuestro reto viajero italiano pero lo ha llenado de dulzor, tal y como es ella. Para conocer un poquito más a esta chica asentada en Barcelona, que combina su pasión por la cocina con el diseño y la realización de tags, vamos a conversar un ratito con ella...sentaos a disfrutar...

- ECDM: Rosa, estoy encantada contigo en el reto ¡que lo sepas! Y aunque yo ya lo se cuéntanos cómo descubriste que te apasionaba la cocina...¿Hay alguna persona o lugar que haya marcado tu inicios?

- Rosa: Al contrario que la mayoría de las personas que tiene vocación desde pequeñas por lo que leo, que ayudan a sus madres o abuelas en la cocina y, desde entonces, les surge esa pasión por la cocina, yo descubrí que me apasionaba hará unos 5 años. Cocino para mi casa desde los 22 años, cuando me casé por primera vez, porque tenía que hacerlo, sin desagradarme ni apasionarme, algo normal, pero fue hace unos 5 años que empezaron a dar por TV los concursos de cocina Top Chef, Masterchef y Pesadilla en la cocina y fue ver cocinar y ahí me entró la pasión. Ahora es algo que me apasiona, descubrir nuevos productos, descubrir nuevas recetas, mi momento de meterme en la cocina a cocinar ahora es para mi un momento de satisfacción y felicidad.

- ECDM: Curioso si que es jejejeje ¿Recuerdas cuál fue la primera receta que preparaste?

- R: No, sinceramente no puedo recordarla.

- ECDM: O_O Bueno...seguro que estaba rico jajajajaja. ¿Cómo se te ocurrió el nombre “Cocineando con Rosa”?

- R: Por mi rebeldía. Soy una persona que, cuando puede, huye de lo establecido, de lo normal y del hacer todo como todo el mundo, me gusta ser diferente y cambiar lo establecido. Sé que se dice "cocinando" en vez de "cocineando" pero está hecho a propósito, para no decirlo como se debe de decir correctamente y para ser diferente.

- ECDM: Pues que sepas que yo digo mucho lo de "cocineando"...debe ser que en el sur hablamos mal jajajajaja. Y dime ¿cuáles eran tus expectativas a la hora de comenzar tu blog y qué ha cambiado desde entonces?

- R: Lo abrí sin expectativas, la verdad, simplemente porque el mundo bloguero me gusta, tengo ya un blog de diseño de firmas desde hace varios años (http://rosatags.blogspot.com) y se me ocurrió abrir otro de cocina simplemente para compartir mis recetas y experiencias en la cocina. Lo que ha cambiado desde que lo abrí, no hace ni un año, es que ha crecido aún más mi pasión por la cocina y las ganas de publicar en él.

- ECDM: ¡Pipiolina eres! ¡Pero es adictivo, ya verás! ¿Qué destacarías de la experiencia de tener un blog?

- R: En primer lugar el conocer a personas maravillosas como tú. También el contacto con la gente que te lee y te sigue es muy bonito, cuando te escriben para comentarte o preguntarte algo sobre tus recetas, estas cosas te animan a seguir.

- ECDM: Bueno, bueno, no exageremos (ejem), tu que me ves con buenos ojos jajajajaja ¡Y me vas a poner coloraita! Dinos qué podemos encontrar en tu blog...

- R: Recetas principalmente, pero también información sobre temas de cocina que me han parecido interesantes a mi y que creo que puede interesar a quién me sigue. Recetas de mi madre, recetas de chefs famosos que he hecho, recetas de amigas que me las mandan para que las haga y las publique en el blog y nuevas recetas que voy descubriendo y haciendo, aparte de las mías que siempre he hecho.

- ECDM: Bien, un poco de todo, como a mi me gusta. Vamos a entrar en materia...¿cuál es ese ingrediente que nunca puede faltar en tu cocina, el ingrediente fetiche? ¿Hay algo que nunca cocinarías?

- R: Como ingredientes fetiche que nunca pueden faltar son dos, por un lado ajo y cebolla que para mi van unidos, me encanta que mis platos lleven ajo y cebolla siempre que se los pueda poner claro. Y por otro lado las especias, tengo un armario lleno de especias de todo tipo y de todo el mundo, me gusta probarlas, descubrirlas y experimentar con las nuevas que voy consiguiendo y que no conocía. Algo que nunca cocinaría sin duda alguna son los sesos, de pequeña mi madre por recomendación del médico los ponía triturados en la sopa y me producían nauseas, es lo único que nunca comería ni cocinaría, como de todo y me gusta todo, soy de muy buen comer y no le digo que no a nada, menos a los sesos.

- ECDM: ¡Pues ya somos dos! En lo de los sesos (¡puag!) y en lo de las especias jejejejeje ¿Cuál dirías que es ese plato que te lleva a tu infancia sólo con olerlo?

-R: El estofado de carne con patatas de mi madre, lo hacía mucho porque nos gustaba a todos y lo bordaba, tengo ya la receta publicada en el blog.

- ECDM: ¡Que no falte en ninguna casa un buen estofado de la mamá! Seguro que tienes alguna anécdota divertida que contarnos que te haya ocurrido en la cocina...

- R: Para mi lo más divertido es cuando algo te sale mal, la primera vez que haces algo no siempre te sale bien cuando es algo que tiene su elaboración y no es fácil. No hace mucho, estaba yo amasando por primera vez en mi vida, precisamente con una receta del reto de cocina regional italiana, la "crostata de mirtili", tenía las manos totalmente pegajosas porque acaba de empezar a amasar y me suena el timbre, era mi hermano, que cuando vio el panorama de mis manos pegajosas y una mezcla pegajosa en mi mesa de cocina se empezó a reír preguntándome que para que quería esa "masilla" (él es pintor decorador y suele usar la masilla para tapar agujeros). Fue un momento divertido de los dos riéndonos, ya no pude acabar de amasar bien y no me salió bien la masa pero nos reímos un rato los dos.

- ECDM: jajajajaja cuantas veces nos habrán pillado (literalmente) ¡con las manos en la masa! Me gustaría saber si tienes alguna manía a la hora de cocinar...

- R: No, la verdad es que no suelo tener manías de ningún tipo en ningún aspecto de mi vida.

- ECDM: ¡Perfecto! ¿Sigues algún cocinero en especial, ya sea español o extranjero?

- R: Por supuesto. Respecto a cocineros extranjeros soy fan de Gordon Ramsey, me encanta verlo en Pesadilla en la cocina USA y me encanta como cocina. Y de españoles tengo dos (o tres según se mire), los Hermanos Torres y Jordi Cruz, a los que conozco personalmente y me he hecho fotos con ellos, aunque no por ese motivo me gustan, sino por su cocina que es espectacular en los dos casos.

- ECDM: ¡Que envidia me corroe! ¡Con Jordi! jajajajajajaj ¡Me encantaría! ¡La próxima vez que vaya a Barcelona me lo presentas! jajajajajaja Ahora en serio...¿a qué dedicas tu tiempo cuando no estás blogueando?

- R: Si no estoy blogueando en ninguno de mis dos blogs, estoy o haciendo "tags" o firmas con un programa de diseño para mi blog de firmas, o estoy cocinando algo o simplemente pasando el tiempo con mi marido y mi perrita Nina a los que amo y adoro. Haciendo esas tres cosas ya soy feliz y es donde dedico mi tiempo libre.

- ECDM: ¿Por qué decidiste apuntarte al Reto Cocina Regional Italiana en el que participas?

- R: Porque soy una apasionada de la cocina italiana y eso me viene dado de haber vivido en Pavia 9 meses por allá en el 2001, en ese tiempo conocí muy bien la cocina italiana porque comía mucho en restaurantes y descubrí que la cocina italiana no es sólo pasta y pizza. ¡Me encanta!

- ECDM: Ese es, precisamente, el espíritu de este reto, que no todo es pasta y pizza y creo que después de 3 años hemos convenicdo a más de una jejejeje ¿Qué ha supuesto para ti ser anfitriona del reto?

- R: Una gran ilusión y felicidad que tengo que agradecerte nuevamente Maggie.



- ECDM: Y ya por último, ¿cuál de las recetas en las que has participado hasta ahora elegirías como "imperdible"? ¿Por qué?

- R: De todas las que he hecho hasta ahora con la que me quedo por su dificultad pero por su resultado impresionante y sorprendente es el Sartú di riso napolitano, esta receta no la conocía y la hice para el reto por primera vez pero ya ha formado parte de las recetas que cocino y cocinaré habitualmente, me enamoró, está espectacular!!!

- ECDM: Me alegro mucho...¡gracias guapa!

- R: Gracias a ti siempre Maggie, un placer haberte conocido a ti y a tu maravilloso blog, de las cosas buenas que me ha dado tener mi blog de cocina.

Lo que yo te diga...¡acabará poniéndome colorada! Un placer haber compartido este tiempo contigo y nos vemos a la vuelta. ¡Besos!

10 julio 2017

(MI)CHELADA #TSViajero17

Después de algunos meses en los que no he podido participar, vuelvo hoy día 10 con la nueva iniciativa de nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish que, en el mes de julio, como ya es tradición, tenemos libertad para elegir destino.

Sólo había un requisito: que el viaje fuera sentimental. Y será porque en todo el año no me he cogido vacaciones y que realmente las necesito porque estoy muuuuuuuuuuuuuy cansada, enseguida tuve claro a donde iba a viajar...aunque fuera con la mente. Cuando se vive en Holanda, y no es un mito, lo que más se echa de menos son las horas de sol y, en mi caso, además la cercanía del mar (mi playa más cercana está a 30 minutos y ya es un lujo jejejeje). En fin, que mi mente se fue directa a México y su Riviera Maya. 


Hace cuatro años, más o menos por estas mismas fechas, mi Danny y yo nos marchamos a hacer uno de los viajes más bonitos que hayamos tenido la suerte de hacer jamás. Mi sueño había sido siempre bucear en los cenotes así que la excusa la teníamos. No voy a describir el viaje completo porque podría estar horas y no es cuestión de aburrir pero destacaré (aparte de los cenotes claro) la increíble experiencia de nadar con tiburones ballena, las marquesitas que probamos en Valladolid, la inmensidad de Chichen Itza y el color de la arena y del agua...¡Sin duda volveremos!




Así que pensando en México y en nuestras tardes de relax en las hamacas de la playa de nuestro hotel, venga cocktail p'arriba, venga cocktail p'abajo, que yo creo que nos probamos todos los que había en la carta, se me ocurrió preparar una bebida que quizás no es tan conocida y que venía al pelo con el ansia de calorcito y los recuerdos de tan maravilloso viaje.


Según cuentan en esta página, la chelada (originalmente "michelada") es una de las bebidas más icónicas de México, un cóctel económico a base de cerveza ideal para tomar cuando aprieta el calor. Aunque existen varias teorías, la que parece más certera apunta a que el origen está en San Luis Potosí, concretamente en el Club Deportivo Potosino, en cuyo bar se reunían sus socios tras hacer deporte. Cuentan que en los años 70 un señor de nombre Michel Esper llegó al club para jugar un partido de tenis pero antes pasó al bar por una cerveza y le echó a su gusto sal, limón y salsa picante, el resultado fue tan placentero que los días siguientes llegó ordenando al barman "prepárame otra como la de del otro día, una michelada (tomando su nombre de pila)". La bebida empezó a hacerse popular allí hasta que se propagó rápidamente.

La chelada no lleva salsa picante como la michelada y esta es la receta que yo os traigo. Vendría a ser como la variante mexicana de nuestra "clara de limón" pero natural. ¡Y tengo que reconocer que está bien buena!

Ingredientes: 1 cerveza ligera (tipo Sol); 1/2 lima; sal; guindilla molida; hielo.

Preparación: Escoger una copa grande o una jarra, mojar el borde con zumo de lima y untar de sal pasando el borde por un plato con sal.

En el fondo de la copa/jarra poner 1/2 cucharadita de sal y guindilla molida al gusto. Añadir el zumo de media lima y cubrir con hielo picado hasta la mitad. Añadir finalmente la cerveza y mezclar con una cucharita. Servir el cóctel inmediatamente.


Pues con esta bebida refrescante participo en la iniciativa TSViajero17 y os deseo unas muy felices vacaciones (si las tenéis) y nos vemos a la vuelta. ¡Sed buenos!


04 julio 2017

CREMA DI MASCARPONE - RETO DULCE CRI: LOMBARDIA

Última propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana antes de la pausa veraniega y vamos con una receta multiusos, elegida por nuestra anfitriona de este mes Rosa, del blog Cocineando con Rosa, que no ha querido hacernos trabajar con estos calores y nos lo ha puesto bien facilito.

Yo tengo mi propia versión de esta receta con la que preparo el tiramisú, tal como me lo enseñó una compañera italiana con la que trabajaba en Parma hace casi 20 años. Y esa es la receta que yo he seguido porque queda espectacular.

Ingredientes: 250 g mascarpone; 2 huevos; 100 g azúcar; 1 chupito ron.

Preparación: Separar las claras de las yemas. Batir las yemas con el azúcar durante 5 minutos para que se forme una crema. Incorporar el mascarpone, batiendo bien para que no queden grupos. Añadir el ron y continuar batiendo. Batir las claras a punto de nieve. Incorporar a la crema con movimientos envolventes. Dejar enfriar en la nevera al menos 1 hora. Servir en copas espolvoreados con pavesini de chocolate triturados.

Como había hecho la propuesta de utilizar la crema para hacer algo, yo he preparado además unos dulces que he bautizado "Michelini" porque son muy parecidos a los Miguelitos pero en versión italiana jajajajaja. ¡Espero que os guste!



Esta receta de la crema de mascarpone es la típica de la región de Lombardia, cuya capital es Milano. De hecho, el mascarpone es un queso típicamente lombardo hecho de crema de leche, inventado y producido principalmente en la campiña entre Lodi y Milán. Según la tradición, esta crema se sirve en Navidad para acompañar un trozo del famoso panettone, también originario de Milano. También es excelente como base para preparar el tiramisu.


A pesar de haberla modificado, os dejo la receta original del libro como siempre:


Y ahora vamos a ver las aportaciones de las participantes, a ver con que nos sorprenden...Desde luego son golosas porque hay muchas jajajajaja ¡GRACIAS!

Nieves, desde La cajita de nieves y elena, nos trae su versión con lenguas de gato para afrontar los calores de Madrid...¡ricaaaaaaaa!

Rosa, desde Un toque de canela, se ha vuelto a decantar por el dulce (¡que raro!) y nos trae esta versión con mermelada y galletas ¡estupenda!


Thais, desde Recetario sano, se estrena en el reto y no ha querido perderse la crema con la que ha hecho unos ricos crepes


Nati, desde Poesia culinaria-sabores de nati, ha preparado una versión con otro queso y ha aprovechado para hacer soletillas...¡menuda pinta!


Nuestra anfitriona Rosa, desde Cocineando con Rosa, ha preparado su crema acompañada de sirope de fresas ¡que maravilla!


A Mar la crema le ha encantado para mojar galletas pero ha triunfado con los hojaldritos rellenos ¡chulisimos!


Marisa, desde Thermofan, ha hecho su versión sin azúcar y con vino de Oporto que ha quedado riquísima


Y finalmente Maribel, desde Sweet blessings, dice que es todo un imprescindible de ahora en adelante jejejejeje

Pues ahora si que el reto se toma unas vacaciones y volveremos después del verano con nuevas propuestas. Mientras tanto ¡sed felices!


03 julio 2017

ZUPPA ALLA PAVESE - RETO SALADO CRI: LOMBARDIA

De nuevo llega el día 3 y como siempre volvemos con la propuesta salada del Reto Cocina Regional Italiana. Nos tomaremos un descanso veraniego pero antes nos vamos por la puerta grande con la receta elegida por nuestra anfitriona del mes. En esta ocasión ha aceptado la invitación mi dulce Rosa, del blog Cocineando con Rosa, quien ha aceptado el reto encantada y se ha decidido por escoger la región en la que vivió durante 9 meses, concretamente en la provincia de Pavia.

La receta no puede ser más sencilla ni más rica...

Ingredientes para el caldo: 1 hueso jamón; 1 zanahoria; 1 rama apio; 1 puerro; las ramas verdes de otros 2 puerros; agua; sal.

Ingredientes (por cada tazón): 2 rebanadas pan; 1 huevo; 20 g queso parmesano rallado; caldo.

Preparación: Yo he empezado preparando un caldo casero. Poner en una olla el hueso, la zanahoria raspada, el puerro limpio, la rama de apio limpia de hebras y las partes verdes de dos puerros bien lavadas, todo ello en trozos grandes. Cubrir de agua, añadir sal y hervir durante 45 minutos a fuego medio. Colar y poner en una olla a hervir.

Tostar las rebanadas de pan (en la receta original se fríen sobre mantequilla) y poner en el fondo del tazón. Poner un huevo por encima y cubrir con el queso parmesano rallado. Verter el caldo hirviendo por encima y servir. Confieso que con estos calores he tenido que esperar a hacerla un día que nos sorprendió la lluvia pero estaba verdaderamente deliciosa.



Esta sopa, como su nombre indica, es típica de Pavia en Lombardia, región que visitamos este mes y cuya capital es Milano. Cuenta la leyenda que la receta tiene su origen en un episodio sucedido a Francisco I de Francia, que, durante la batalla de Pavía, fue hecho prisionero y llevado a una granja cercana. Al parecer el campesino, sorprendido en tal situación, no encontró nada mejor para servir a su huésped que una sopa con lo que tenía a mano (pan, queso y huevos), inventando así la famosa sopa. Francisco I de Francia, al volver a casa después de un año de cautiverio, introdujo en la corte esta sopa con un éxito tremendo.


Os dejo como siempre la receta original.


Y ahora vamos ya con las aportaciones de mis participantes, todas ellas riquísimas. ¡GRACIAS!

Mar nos ha traído su versión que han disfrutado mucho en casa...¡como en la mía!

Mª José, desde Aquí se cuece jugando, ha preparado esta delicia y de paso está aprendiendo italiano a marchas forzadas...¡es lo que tiene este reto!


 Thais, desde Recetario sano, se estrena en el reto con este fantástico plato que seguro estaba muy rico ¡Bienvenida! 


Nati, desde Poesia culinaria-sabores de nati, nos trae esta receta sencilla y deliciosa como ella misma la define


Y nuestra anfitriona Rosa, desde Cocineando con Rosa, dice que su sopa está buenísima y que no se la podía perder ¡seguro!


Pues con este menú de sopitas tan ricas nos despedimos hasta mañana, que volveremos con la propuesta dulce. ¡Sed felices!


30 junio 2017

POLLO AL WOK CON VERDURAS

Último día de mes y hoy toca remozar el blog y, en concreto, una de sus primeras recetas que en casa nos encanta. Un pollo con verduras y noodles cocinado en el wok y con un estilo oriental gracias a su salsa que está de rechupete. Os aseguro que os va a resolver más de una cena o comida porque es muy sencillo de hacer.

¡Vamos con la receta que no puede ser más fácil!

Ingredientes: 300 g brócoli; 1 pechuga pollo; 1 cebolla; 1 pimiento rojo; 120 g judías verdes; 65 g frutos secos (anacardos o almendras); 4 cucharadas salsa de soja; 6 cucharadas vinagre; zumo de 2 naranjas; 2 cucharaditas azúcar moreno; 3 cucharaditas maizena; sal; pimienta; aceite.

Preparación: En un bol mexclar bien la salsa de soja, el vinagre, el zumo de naranja, el azúcar y la maizena y reservar.

Separar los ramilletes de brócoli y partir las judías verdes y cocer en abundante agua con sal durante 10 minutos. Reservar.

Calentar 3-4 cucharadas de aceite en un wok, añadir los frutos secos y freír durante 1 minuto a fuego moderado. Sacar y escurrir.

Añadir al wok la cebolla cortada en rodajas finas y sofreír a fuego fuerte durante 4 minutos. Retirar y reservar.

Añadir el pollo en tiras al wok y sofreír durante 5 minutos. Añadir el pimiento cortado en tiras y sofreír durante otros 5 minutos. Añadir las judías verdes y el brócoli y sofreír durante 5 minutos más.

Mientras preparar los noodles siguiendo las indicaciones del envase.

Verter la salsa por encima del pollo y las verduras y seguir cocinando a fuego fuerte sin dejar de remover durante unos 3-4 minutos. Incorporar los frutos secos y la cebolla, mezclar bien y servir de inmediato acompañado de los noodles o, si lo preferís, de arroz blanco cocido.



25 junio 2017

SALMOREJO DE REMOLACHA #ASALTABLOGS

Último domingo de mes y toca el reto más gamberro de la blogosfera, ni más ni menos que ¡el asaltablogs! Pero el de este mes no es un asalto cualquiera...han sido 10 meses de pasárselo bomba desvalijando cocinas ajenas y toca cerrar esta 4ª temporada llevándonos todo lo que podamos y más de la cocina de Belén, cuyo blog El toque de Belén se va a quedar en lo mínimo después de este asalto masivo.

Y es que ella ha sido la ganadora por puntos de esta temporada así que, pertrechada de antifaz y zapatillas de felpa para no dejarme ver ni oír, me he colado por la puerta trasera y le he robado esta receta que estaba deseando probar, no sólo porque me encanta el tradicional sino porque con este calorcito bien fresquito entra de miedo.

No dejéis de visitar el blog de esta asturiana tan simpática, porque encontrareis recetas estupendas y fáciles ilustradas con unas fotos preciosas. ¡Gracias por la receta Belén, estaba de morirse!

Ingredientes: 4 tomates; 2 remolachas cocidas; 1 diente ajo; 5 rebanadas pan integral; 150 g aceite; 2 cucharadas vinagre; sal; pimienta.

Preparación: En el vaso de la batidora poner los tomates pelados y en trozos, el pan, la remolacha en trozos, el ajo pelado, salpimentar al gusto y regar con el aceite y el vinagre. Accionar a velocidad máxima, añadiendo un pelin de agua si fuera necesario.

Una vez bien batido poner en un bol y dejar enfriar en la nevera. Servir acompañado de queso Idiazabal en trocitos y almendra fileteada.



Pues con esta receta tan apetitosa y con un color tan maravilloso participo en el #asaltablogs y me despido hasta la próxima temporada, no sin antes dejaros un resumen de mis participaciones que ha sido bastante equilibrado entre lo dulce y lo salado:


22 junio 2017

ABRIENDO EL CAJÓN...GHRIBAS (O GHRIBAT) ÁRABES DE ALMENDRAS

Hoy el cajón abre sus puertas de nuevo a una de las recetas de mi prima Mar, llena de tradición y especial de la época en la que nos encontramos...pero dejemos que nos lo cuente ella misma...

Melilla es una ciudad española situada en el norte de África. Yo (Mar) soy de aquí. En ella convivimos cuatro culturas diferentes: la hindú, la hebrea, la cristiana y la musulmana, por lo que cada una conoce y participa de las costumbres y, como no, de la gastronomía de las demás, lo que en mi opinión es una gran riqueza.

Ahora, la comunidad musulmana se encuentra en pleno mes sagrado de Ramadán y, en esta época, se realizan muchas recetas típicas, tanto dulces como saladas, pero son las dulces las que en estos días lucen en todo su esplendor por la variedad con que se elaboran, ya que se toman en la ruptura del ayuno, para aportar al organismo algo dulce antes de comenzar a comer, y también al acabar ,acompañadas de un buen té (durante el mes de Ramadán no se puede comer en las horas de sol).

Pues para comenzar con una receta fácil pero sabrosa, os traigo las Ghribat o Ghribas de almendras. Son unas pastitas que se funden en la boca a cada bocado y recuerdan un poco a los polvorones o mantecados que tomamos por Navidad pero más ligeros. Hay otras recetas dulces como las chebakías, más elaboradas, pero también muy ricas, que espero poder mostrar próximamente.

La base de las ghribas puede ser de almendra o de cacahuetes, aunque hoy día se realizan de chocolate, de coco, de sésamo....Son ideales para acompañar una infusión o un buen vasito de té moruno con hierbabuena o a la menta.

Ingredientes (para unas 50 pastas): 125 g almendras tostadas molidas; 125 g azúcar glas; 125 ml aceite de girasol; 250 g harina; 1/2 sobre de levadura Royal.

Ingredientes para decorar: 1 cucharada sésamo; 2-3 nueces; azúcar glas; canela.

Preparación: En un bol se mezclan las almendras molidas y el azúcar glas. Amasar. Añadir la harina en la que se ha tamizado la levadura y volver a mezclar todo. Se va añadiendo el aceite poco a poco y se va amasando a mano hasta obtener una masa de la consistencia de plastilina (añadir el aceite que se considere necesario si hiciera falta un poco más) y se pueda trabajar cómodamente.

Se van haciendo bolitas del tamaño de una castaña y se van depositando en una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado.

Se pueden dejar en forma de bolitas, hornearlas y espolvorearlas después con un poco de azúcar glas, o darles forma con algún dibujo o motivo, por lo que yo he utilizado la base de un vasito y las he aplastado un poquito para marcar el dibujo, decorándolas en esta ocasión con un trocito de nuez, un poco de sésamo, etc.

Incluso veréis que a algunas les he dado otra forma y las he decorado con un toque de chocolate, aunque generalmente son redondas.

Se hornean a 160-180 ºC durante 15-20 minutos, hasta que estén doradas. Si no las habéis decorado antes de hornear, dejarlas enfriar antes de espolvorear con azúcar glas o también canela (al gusto). ¡Y ahora a disfrutarlas con un buen té con hierbabuena!



Pues os digo que yo (Maggie) me he puesto a cocinarlas enseguida porque ¡yo no me quedo sin probarlas! ¿Y tu? ¿Te las vas a perder? ¡Gracias por compartirla nena!

Ingredientes (para 30 pastas): 65 g harina de almendras; 65 g azúcar glas; 130 g harina; 1/2 cucharadita levadura Royal; 75 g aceite girasol.

Preparación: Poner todos los ingredientes secos en el bol y mezclar bien. Añadir el aceite y amasar hasta obtener una masa con textura de plastilina. Ir cogiendo pellizcos de masa y formando bolitas que se colocan en la bandeja del horno forrada con papel. Aplastar con un cuenco, decorar con nueces y sésamo (yo he hecho la mitad de cada una) y hornear a 180 ºC durante 15 minutos. Enfriar.

 Antes de hornear

¡Listas para disfrutar!

18 junio 2017

APFEL BISKUIT VOM BLECH #CocinasdelMundoDeutchland

Tercer domingo de mes y, como siempre, cogemos las maletas y nos vamos de viaje, este mes de la mano de Marga, de Acibecheria, quien ha elegido un destino que dista bien poco de donde vivo actualmente...¡Deutchland, o sea, Alemania!

Bien podría haberme decantado por algo que me encanta que es la bratwurst mit sauerkraut (o sea, la salchicha con col ácida) pero iba a ser demasiado fácil y, como no deja de ser un reto, decidí sumergirme en lo más profundo de la gastronomía alemana.


Para ello pedí ayuda a mi compañera de trabajo Gema, que ha vivido en Alemania y, sobre todo, sabe hablar alemán. Porque yo me defiendo en holandés pero de alemán cero pelotero y, aunque tienen palabras similares, sinceramente no tienen nada que ver.

Gema me contó que tenía un libro de recetas caseras escritas a mano (lo cual, por cierto, me ha dado una idea que espero poner en práctica...) y me lo dejó. Lo revisé de arriba a abajo y, al final, me decanté por una receta dulce (raro en mi) con el bonito nombre que habéis visto en el título y que viene a significar un bizcocho de manzana en bandeja de horno....¡pues eso!


Ingredientes: 3 huevos; 300 g azúcar; 125 ml leche; 120 g aceite; 350 g harina; 1 cucharadita levadura Royal; 3 manzanas Golden; azúcar glas; 75 g almendras fileteadas.

Preparación: Batir los huevos con el azúcar hasta formar una crema. Añadir la leche y el aceite (la receta original lleva mantequilla) y continuar batiendo. Tamizar la harina junto con la levadura e ir añadiendo sin dejar de batir. Verter la masa en la bandeja del horno o en un molde alargado, previamente engrasado con aceite, repartiendo bien.

Precalentar el horno a 180 ºC. Pelar las manzanas y cortar en gajos. Colocar por encima de la masa en filas, cubriendo toda la masa. Espolvorear con azúcar glas y cubrir con la almendra fileteada.

Hornear durante 35 minutos. Pinchar con un palillo (que debe salir limpio) para comprobar que el bizcocho está hecho.


Para servir lo cortamos en cuadraditos y dejamos que se los devoren...


¡Estoy deseando repetirla bañado en algún licor y con más manzana! Pues con esta receta tan germana participo en el Reto Cocinas del Mundo - Deutchland y me escapo a ver el resto de participantes.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...