09 enero 2019

BIZCOCHO DE CHOCOLATE A LA CERVEZA #CocinArte

Decir que me apasiona la obra que nos ha propuesto María para comenzar de nuevo su reto #CocinArte este año es quedarme muy corta. Creo que nunca se me ha caído la baba tanto como cuando visité por primera vez esta opera prima situada en la no menos preciosa ciudad de Barcelona.

No sólo cocinamos en base a cuadros. Este mes la obra propuesta para echar a volar nuestra imaginación es, nada más y nada menos, que la "Casa Batllò", situada en el número 43 del Paseig de Gràcia de Barcelona y obra del arquitecto Antoni Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán. Se trata de una remodelación integral de un edificio previamente existente en el solar, obra de Emilio Sala Cortés y, personalmente, para mí uno de los edificios más exquisitos que haya podido ver.


Todo en esta obra me gusta. Sus formas, sus colores, su majestuosidad, el interior, el exterior...¡TODO! Si no la habéis visitado ya estáis tardando...mientras tanto, podéis tener un aperitivo realizando la visita virtual.

Pensando en darle forma culinaria hay una estancia que me resulta especialmente atractiva y es en la que me he inspirado para traeros la receta de hoy. Está situada en la planta noble y es una de las balconadas que da a la fachada principal.


El color de la madera me sugirió enseguida un bizcocho de chocolate pero le he dado un punto especial añadiéndole una de mis cervezas favoritas, la Leffe Blonde, cuyo color me recuerda mucho al utilizado en la casa y me evoca a esas terrazas frente al Mediterráneo en el que se inspiran las líneas de la casa.

Esta casa, para mí, tiene mucha chispa así que para el color blanco de la sala quería preparar un frosting con crema de mascarpone con un punto de jengibre y añadir un colorante azul para decorar con rosas (como los de la vidriera) una espiral que representara la que se encuentra en la bóveda de la sala. En mi cabeza tenía muy clara la idea que quería plasmar...pero cuando tienes poco tiempo a veces la ejecución te falla 😓

Así que no estoy contenta con el resultado. Pero lo volveré a intentar porque esta obra se merece algo mucho más bonito. Y ahora os cuento con más detalle la receta...

Ingredientes para el bizcocho: 200 g chocolate 85%; 150 g mantequilla; 250 g azúcar; 3 huevos L; 350 g harina repostería; 1 sobre levadura Royal; 200 ml cerveza Leffe Blonde; 1 pizca sal.

Ingredientes para el frosting: 250 g mascarpone; 5 bolas de jengibre en conserva; 125 g mantequilla; 125 g azúcar glas.

Preparación: Empezar preparando el frosting. En el vaso de la batidora batir el mascarpone con las bolas de jengibre hasta integrarlo todo en una crema. En el bol de la amasadora batir la mantequilla blanda con el azúcar hasta formar una crema. Añadir el mascarpone picante y continuar batiendo hasta obtener el frosting. Rellenar una manga pastelera con boquilla de flor y dejar en la nevera.

A continuación preparamos el bizcocho. Poner a fundir el chocolate en un cazo al baño María. Mientras,eEn el bol de la amasadora batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema. Separar las yemas de las claras del huevo e ir añadiendo al bol una a una las yemas mientras batimos y los ingredientes se integran. Añadir el chocolate fundido y continuar batiendo. Añadir la cerveza y continuar batiendo.

Tamizar la harina y mezclar con la levadura. Añadir poco a poco a la mezcla anterior y continuar batiendo para integrar todo bien. Finalmente añadir las claras a punto de nieve y mezclar ahora con una espátula.

Engrasar un molde redondo con aceite y verter la mezcla repartiendo bien por todo el molde. Hornear a 180 º C (calor arriba y abajo sin ventilador) durante 45 minutos. Comprobar que pinchando un palillo sale limpio. Dejar enfriar antes de desmoldar.

A la hora de decorar han venido todos los problemas. No es que sea muy hábil con la manga pastelera pero la boquilla elegida empezó a atascarse así que tuve que cambiar varias veces y, al final, no me ha quedado suficiente para colorearlo de azul pero prometo que ¡volveré! De momento lo he decorado con el frosting blanco dando forma de espiral.



¡Os aseguro que quedará precioso la próxima vez! Con esta receta participo en #CocinArte y me voy a ver las creaciones del resto. ¡Besitos!


17 comentarios:

  1. Te ha quedado genial, y me encanta que te hayas inspirado en la parte interior del edificio, que está totalmente relacionada con el exterior.
    Muchísimas gracias por participar
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno!!!. Me llevaría un gran trozo!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar
  3. A veces las cosas no salen como nos gustaría, pero la verdad es que el bizcocho tiene muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  4. Se le hace a una la boca agua, con este bizcocho una pinta estupenda. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Lo importante es que estaría muy bueno y ya has hecho las delicias de los que lo han probado.

    Coincido contigo en la pasión por esa casa. Para mí sería un sueño vivir allí. Me apasiona y me hipnotiza cada vez que he ido a Barcelona.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BuaaaaaaaaH, vivir seria lo mas! No haria otra cosa mas que mirar y mirar! Gracias!

      Eliminar
  6. Aunque el resultado no sea el deseado seguro que estaba muy rico.
    A mi tambien me gusta esa casa, estaría bien unas vacaciones allí jjjj besinos

    ResponderEliminar
  7. Hola, no imaginaba un bizcocho con cerveza y me ha sorprendido, la pinta es espectacualr Un beso

    ResponderEliminar
  8. Aunque la presentación pueda ser importante, el sabor es lo que para mi es esencial. Y tus ingredientes para el bizcocho me encantan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que si no estuvioera bueno ni lo habria publicado jajajaja Aun asi, tengo que sacarlo como queria!

      Eliminar
  9. Que me gusta este bizcocho, el chocolate y el punto de la cerveza negro es perfecto. FIjate que el toque de jengibre.... lo tengo que probar!!!! casualidades de la vida, estoy confitando jengibre... lo mismo.... jejejje Me encanta tu inspiracion, feliz día, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad no es negra, hay otros bizcochos con Guiness pero este lleva una cerveza belga rubia que me gusta mucho mas jejejejeje A ver que sale de la confitura del jengibre! Besos

      Eliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!