23 enero 2019

EMPANADAS DE CORDERO...Y OTRO ENCUENTRO ESPECIAL #unomasmenos100desperdicio0

Por fin he tenido tiempo de preparar esta receta pero, sobre todo, de redactar esta entrada que me hace doble ilusión. Primero porque es una receta de reciclaje para colaborar con la iniciativa de mi amiga Marisa, que dirige el blog Thermofan y con la que he compartido muchas aventuras culinarias, "1 +/- 100, desperdicio 0", un proyecto que pretende concienciar sobre el reciclaje, la reducción de desperdicios, el ahorro, la defensa del medio ambiente…En su entrada ella lo explica divinamente.


La segunda porque quería dedicar esta entrada a mi querida Rosi (Mi mundo pinkcake), a quien tuve la suerte de conocer el verano pasado y con la que pasamos unos días estupendos. ¡Especial para tí! Con Rosi me une una estrecha afinidad y una relación especial desde hace muchos años. Se unió a mi reto de Cocina Regional Italiana porque, siendo argentina, le apasiona la cocina italiana y siempre siempre ha estado ahí cocinando las recetas que le proponía, con entusiasmo y tuneándolas al estilo Rosi ¡que adoro!

Pero me faltaba apachucharla en persona. Así que el verano pasado, que pasamos por Málaga, quedamos con ella, su marido Héctor (otro cielo de hombre) y su perrita Lulú (el demonio de Tasmania según ella, a mi me daba unos chupetones que ni os cuento jajajajaja) para pasar un par de días juntos en su casa y visitar Torremolinos que, curiosamente, fue también uno de mis hogares cuando era muy pequeñita.

Nos sentimos de verdad como en casa. Rosi y Héctor son de esas personas con las que te sientes a gusto desde el minuto 0 y, tanto Danny como yo, los consideramos ya como parte de esa gran familia que tenemos desperdigada por medio mundo. Gracias por abrirnos las puertas de vuestro corazón, sois dos seres humanos increíbles.

Los amores de Lulú

La barbacoa de Héctor que nunca falta

De paseo por Torremolinos

La bella Málaga al fondo

Y ahora ya si, vamos con la receta. Para la cena de Nochevieja había preparado la receta de cordero en salsa de anchoas que fue un rotundo éxito pero me sobró una parte que guardé en un tupper en la nevera. Como se que a Rosi le salen unas empanadas alucinantes de buenas, rebusqué entre sus recetas y me enamoré de sus empanadas árabes así que le tomé prestada la masa y le puse el relleno de cordero sin más. El toque final del chorrito de limón os digo que marca la diferencia...

¿El resultado? Unas empanadas espectaculares de ricas y sencillitas de hacer, ideales para reciclar cualquier relleno que tengáis a mano.

Ingredientes para la masa: 250 g harina de panadería; 1 pizca sal; 3 g levadura seca de panadero; 1 pizca azúcar; 135 g agua.

Ingredientes para el relleno: cordero en salsa de anchoas (ver receta arriba); 1/2 limón.

Preparación: Picar la carne con su salsa en un robot hasta que quede una masa (si queda algún trocito no pasa nada). Reservar.

En el bol de la amasadora poner la harina tamizada junto con la levadura y el azúcar y mezclar. Accionar la pala de amasar e ir añadiendo el agua con la pizca de sal poco a poco. Cuando se forme la bola de masa y se despegue de las paredes sacar a la superficie de trabajo, ligeramente enharinada, y trabajar con las manos hasta obtener una masa lisa y elástica. Poner en un bol, tapar y dejar levar durante 1 hora en un lugar templado.

Colocar la masa en la superficie de trabajo y aplastar con los dedos para desgasificar y estirar un poco. Dividir la masa en 8 bolas y estirar cada una con el rodillo en una lámina fina y lo más grande posible. Con un bol cortar círculos y reservar en la bandeja del horno forrada con papel. Lo que sobre de masa se vuelve a amasar y se repite la operación hasta acabarla. En cada círculo de masa poner dos cucharadas de relleno y plegar en forma de triángulo sellando bien las esquinas con un tenedor.

  

 Pincelar las empanadas con huevo batido y hornear a 180 ºC (calor arriba y abajo sin ventilador) durante 30 minutos (deben quedar doradas). Servir calientes con un chorrito de limón encima de la carne. ¡Deliciosas!



Pues con esta receta participo en #unomasmenos100desperdicio0. ¡Espero que os guste!


17 comentarios:

  1. Qué bonito Maggie!!
    Madre mía esa barbacoa es impresionante!!! Y esa perrita para comérsela jiji

    Me encanta este tipo de empanadas!! Yo les pondría una cucharadita de salsa de yogur encima y son todas para mi jeje

    Besitos y feliz día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que también estan estupendas con el yogur! Besitos

      Eliminar
  2. Qué ricas tienen que estar!!, su presencia lo dice todo!!!. Tomo buena nota. Besines!!!

    ResponderEliminar
  3. Querida Maggie, ya te lo he comentado por Facebook, pero me repito. Coincidimos en dedicar recetas y entradas con historias y recuerdos a amigas o personas especiales. Eso me encanta y más cuando conozco aunque sea de forma virtual a la que recibe la dedicatoria.
    Rosi es una gran cocinera-repostera y estoy segura de que una bonita persona. Ya vi vuestra visita el verano pasado y ahora nos la recuerdas con todo el cariño.
    La receta de hoy es un reciclaje maravilloso y estoy segura de que delicioso.
    El relleno, especial y la masa espectacular y me la llevo.
    Gracias por estar este mes en el proyecto. Sabes que me alegra un montón.
    Muchos besos con sol, frío y mucho viento.

    ResponderEliminar
  4. Hola, de las empanadillas decirte que se ven delisciosas, no lo dudo, encima de aprovechamiento que más me gustan. Marisa estará contenta, también estamos seguras de ello.
    Me alegro de que conocieras a Rosi, una mujer estupenda. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhh querida Maggie, qué bonito post, agradezco cada una de tus palabras y me encanta saber, una vez más, que se sintieron tan bien con nosotros. Fue una visita maravillosa y tú y Danny son dos personas entrañables. Me gusta tu receta y las empanadas te han quedado maravillosas. Gracias, gracias, graciassssss!
    Besazos!

    ResponderEliminar
  6. ¿Donde dices que hay que ir para disfrutar de una barbacoa como esta? Madre mía que lujo!!
    El cordero en salsa de anchoas no lo he vuelto a hacer y mira que nos gustó en casa, me lo has vuelto a recordar y lo haré en breve.
    Por cierto ¿como se mantiene tu churri tan flaco con estas empanadas que le preparas? jajaja...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pos eso digo yo! Yo creo que en vez de estomest tiene un reactor nuclear!!! Y así ha sido siempre! En fin...Gracias bonita!

      Eliminar
  7. yo también me apunto a esa barbacoa maravillosa y a tus empanadas que me parecen deliciosas.
    Un gran beso
    Rosa


    ps en mi casa nunca sobra nada, (ni el pan jajajaja) o sea que difícil para mi inventar recetas de aprovechamiento, pero me ha encantado tu receta.

    ResponderEliminar
  8. Unas empanadas maravillosas......con las que Marisa estará encantada,porque en nuestras cocinas sabemos reciclar ......para bien de todos¡¡¡
    Que buenos ratos pasasteis .......
    Besitos guapa¡¡

    ResponderEliminar
  9. Me había perdido de esta delicia y es que voy en serie ;) jajaja, la verdad que el atraso es brutal, pero no sabes lo que me he divertido leyendo todito, desde el disfrute de fotos con todo y besos perrunos, hasta verte a ti con tu amor y a la Rosi bonita con su querido esposo en fotos y lugares tan bellos, se ve que han pasado momentos especiales y que son un amor este par de anfitriones, pues nada, que tu receta de empanadas no puede estar más buena y que me has dejado con la boca abierta y provocada para hacerlas, besitos
    Y al ver la barbacoa, me han dado ganas de limpiar la churrasquera de la nueva casa y ponerme manos a la obra, que espero realizar varios asados y un día compartir uno ;) que cosa más buena esa barbacoa, un abrazo para ti, para Rosi y para mi querida Marisa anfitriona de este proyecto que tanto me gusta ;)

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!