15 diciembre 2019

CAPPELLETTI IN BRODO #CocinasdelMundoNavidad

¡Hoy estoy feliz cual perdiz! Llevaba mucho tiempo queriendo preparar esta receta que os traigo hoy desde que la probé hace muchísimos años en casa de una amiga cuando estaba viviendo en Italia. Por fin la puedo publicar y compartir y ha sido aprovechando el último Reto Cocinas del Mundo de este año que, como viene siendo habitual, nos lleva a la Navidad del mundo.

No es una receta difícil pero requiere su tiempo. A mi me relaja así que la cociné en unos días que tenía de vacaciones y el resultado es espectacular, decir que están riquísimos es quedarme muy corta. En casa de mi amiga era su abuela quien preparaba la pasta fresca y para mi ha sido una gozada rememorar a la nonna haciéndolos como, seguramente, habría estado preparándolos durante tantos años. Oggi la dedicatoria e per te, mia bella mora Rossana.

Hoy os traigo los famosos cappelletti in brodo di capone, una receta tradicional de la Navidad en tierras de Emilia-Romagna (Italia), mi casa durante dos años y donde se quedó un pedacito de mi corazón. Vamos a preparar un sabroso caldo el día anterior y una pasta fresca con un relleno maravilloso que vamos a cocer en dicho caldo y servir en sopa. Se que no estáis muy acostumbrados a comer la pasta así y es precisamente por eso que la traigo al cajón.


Respecto a los cappelletti os diré que es un tipo de pasta al huevo rellena que se prepara cortando cuadrados de lámina de pasta muy fina en cuyo centro pondremos el relleno. La pasta se pliega en forma de triángulo y se unen las extremidades quedando en forma de sombrerito (cappelletto) con las dos puntas hacia arriba. Con las cantidades que os doy salen para 4 personas. ¡Nos ponemos manos a la obra!

Ingredientes para el caldo: 1 pollo de corral; 1 zanahoria grande; 1 cebolla; 2 ramas apio; agua; sal; pimienta.

Ingredientes para el relleno: 100 g carne cerdo; 100 g mortadela Bologna; 100 g jamón serrano; 100 g queso parmesano rallado; 1 huevo; 2 cucharadas mantequilla; 1 cucharadita salvia seca; 1 cucharadita romero seco; sal; pimienta; 1/4 cucharadita nuez moscada; 1/2 vasito vino blanco; 1/2 vasito caldo.

Ingredientes para la pasta: 200 g harina 00; 2 huevos.

Preparación: El día anterior vamos a preparar tanto el caldo como el relleno para que reposen y para adelantar faena.

Empezar preparando el caldo. Poner el pollo de corral (limpio de vísceras, yo lo compro ya limpio) en el fondo de una olla grande, cubrir de agua (unos 4 litros), salpimentar y añadir la zanahoria raspada y entera, el apio limpio y cortado por la mitad y la cebolla pelada y entera pero con dos cortes en forma de cruz en la base. Cocinar a fuego fuerte hasta que arranque a hervir (momento para desespumar el caldo con una rasera) y después bajar el fuego al mínimo, tapar y cocinar durante 3 horas.

Sacar el pollo (del cual vamos a aprovechar toda la carne para otra receta de reciclaje), eliminar las verduras y colar el caldo por un colador fino. Poner el caldo en la nevera tapado toda la noche para poder eliminar al día siguiente la capa de grasa que se formará en la superficie y tener un caldo más limpio.

Mientras se hace el caldo vamos con el relleno. En una sartén fundir la mantequilla a fuego suave. Cortar la carne de cerdo limpia de grasa en daditos pequeños y rehogar hasta que coja color. Sazonar con un poquito de sal, pimienta, romero y salvia y añadir el vino. Subir el fuego y rehogar durante 5 minutos hasta que la parte alcohólica del vino se haya evaporado. Añadir el caldo (un cucharón del caldo que se está cocinando), tapar y dejar cocinar 15 minutos. Filtrar la carne por un colador para dejarla seca y pasar al robot.

Añadir al robot la mortadela cortada y el jamón cortado y triturar todo junto hasta obtener una masa. Pasarla a un bol, añadir el huevo y la nuez moscada y mezclar bien. Finalmente integrar el queso parmesano hasta obtener una masa homogénea. El relleno lo ponéis en un recipiente y lo dejáis en la nevera reposar toda la noche para intensificar el sabor.

Preparar la pasta como os explico aquí. Una vez reposada, estirar con la máquina de pasta (o con el rodillo si no tenéis) en láminas muy finas (yo empiezo en 0 y acabo en el 5). Cortar las láminas en cuadrados de 5x5 cm y poner un poquito de relleno en el centro de cada. Plegar las esquinas opuestas en forma de triángulo y sellar bien todo el borde apretando con los dedos. Juntar las dos puntas y formar el sombrerito con las dos puntas hacia arriba.

 

 


Nota: Mi consejo es que vayáis cerrando la pasta a medida que la vais cortando y rellenando o, al menos, en pequeñas tandas. De esa forma evitareis que la pasta se seque y sea difícil después sellarla bien.

Una vez preparados los cappelletti, poner a calentar el caldo hasta que hierva. Rectificar de sal en este punto si hace falta (en mi caso no). Añadir los cappelletti y cocinar durante 4 minutos (veréis que empiezan a flotar). Apagar el fuego, tapar y dejar otros 5 minutos para que acaben de estar listos. Servir los cappelletti con el caldo. ¡Ya me contaréis!


Con esta receta maravillosa participo en Cocinas del Mundo - Navidad y ahora me voy corriendo a ver el resto de recetas de mis compis.


7 comentarios:

  1. Que buena propuesta, me encanta la pasta fresca y si además es casera como la tuya... y con ese caldito que reconforta los días de frío, no se puede pedir más. Feliz domingo!!!

    ResponderEliminar
  2. Mamaa mia q delicia y q hambre ahora ohh

    ResponderEliminar
  3. Una propuesta de lo más rica y que bonita presentación¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. Me vas a tener que invitar a comerlos porque ya hice mis pinitos con la pasta casera y creo que no repito jejeje...
    Es verdad que no estamos acostumbrados a comer pasta en sopa, pero la verdad es que casi todas las sopas españolas llevan pasta, fíjate la contradicción, así que no será tan raro ni tan diferente este plato, creo que además el caldo le debe aportar mucho mas sabor!
    Feliz Navidad y gracias por participar.
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Qué ilusión me hace Maggie, saber que gracias a Cocinas del Mundo hayas podido recordar a tu amiga y a su abuela y hayas vuelto a sentir los sabores que tenías en el recuerdo. Esta es una de las cosas que más me facinan de los retos. Habrá que probar esta receta (sin gluten) para tener mis propios recuerdos.

    ¡¡¡Concha, ya se que hacer si me sobra roscón!!!. Recetón, recetón.


    Bss y Feliz Navidad

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Creo que adjunto al comentario de tu receta ha ido el que lelvo un rato intentando hacer a Concha y que su blog me rechaza por spam. Había dado copia pega para intentar repetirlo y se me ha ido el dedo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla de receta! es una pasta, es una sopa, es carne....pero si lo tiene todito!! y encima te ha quedado precioso!! me la llevo con tu permiso, tengo que estrenar mi máquinita de pasta!!
    felices fiestas guapa!!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!