English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

04 junio 2015

BABÀ - RETO DULCE CRI: CAMPANIA

Día 4 y aquí estamos de nuevo con la propuesta dulce del Reto Cocina Regional Italiana. En nuestro periplo por la geografía de este bello país era imposible no elegir esta receta, la más representativa de la cocina partenopea: el babà.

Os contaré una pequeña historia...La primera vez que probé este dulce fue en la mismísima Nápoles, pero no en una típica cafetería sino en el subsuelo de la ciudad. Llevábamos bastantes días de viaje con nuestra caravana desde Milán y Nápoles era uno de nuestros destinos finales. En nuestro deambular por la ciudad nos topamos con la posibilidad de visitar Napoli Sotterranea, un recorrido alucinante por el subsuelo y la historia que no podéis perderos si alguna vez pasáis por allí. Al terminar la visita pasamos a una pequeña tiendecita donde nos enseñaron cómo preparan el limoncello de forma artesanal (tenéis la receta aquí) y nos dieron a probar el babà...¡que delicia!

Así que, como os decía, no podía dejar de proponer a mis colaboradoras una receta tan tradicional...aunque yo la haya tuneado porque me parece que sale más sabrosa. ¿Se me estará pegando de mi Rosi? jajajajajajaja.

Ingredientes para la masa: 250 g harina; 4 huevos; 5 g sal; 125 g mantequilla; 30 g azúcar; 25 g levadura fresca; 50 ml leche.

Ingredientes para el sirope: 500 ml agua; 500 g azúcar; 1 vasito ron o limoncello; 2 cucharadas mermelada de albaricoque.

En un bol disolver la levadura en la leche templada (yo la caliento en el microondas 30 segundos) y añadir dos cucharaditas de azúcar. Remover bien para deshacer todo y dejar reposar hasta que forme espuma en la superficie.

En la procesadora equipada con el accesorio de amasar poner la harina y accionar la velocidad más baja. Bator los huevos con la sal e ir añadiendo poco a poco a la harina sin dejar de amasar a velocidad suave. Añadir la leche con la levadura y continuar amasando a velocidad suave. Con una espátula empujar toda la harina de las paredes hacia el centro para unir los ingredientes.

En un bol pequeño mezclar la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar e ir añadiendo a la masa poco a poco, aumentando la velocidad de amasado. Pasar la masa (que tiene una consistencia bastante elástica) a un bol grande, engrasado previamente con mantequilla, tapar con papel film y dejar reposar durante 1,5 horas en un lugar cálido (yo en el horno con la luz encendida).

Transcurrido el tiempo de levado, remover con un cucharón para homogeneizar la masa y rellenar los moldes, previamente engrasados con mantequilla y enharinados, hasta la mitad. Los moldes para babà suelen ser estrechos y altos pero yo he usado cuatro pequeños y uno grande todos de tipo flan.

Colocar los moldes en la bandeja del horno y dejar reposar durante 20 minutos. Mientras, precalentar el horno a 200 ºC. Transcurrido el tiempo hornear los dulces a 200 ºC durante 10 minutos y a 180 ºC durante otros 10 minutos. Dejar enfriar y desmoldar.

Preparar el sirope poniendo el agua a calentar en un cazo y añadiendo el azúcar hasta completa disolución. Añadir el limoncello (o ron) y mezclar. Apagar el fuego y en el sirope caliente poner a remojar los babàs hasta que esten bien bañados. Calentar la mermelada para deshacer los grumos. Sacar los babàs del sirope y escurrirlos (se pueden apretar suavemente con la mano) y pintar con la mermelada. Dejar enfríar antes de comer.


El babà es el dulce más típico de la Campania, la región que visitamos este mes. El origen de este dulce, sin embargo, se remonta a un pastel de origen polaco y ruso, el babuschka ruso (babcia en polaco) que derivó en la abreviatura baba (abuela). Fue el rey de Polonia Estanislao I Leszczynski (famoso por su glotonería), quien lo introdujo en Francia. Su fama se extendió por todo el país (donde varios pasteleros de renombre retocaron su receta hasta muy entrado el siglo XIX) y finalmente cruzó los Alpes hacia Italia donde los napolitanos lo adoptaron hasta hacerlo suyo. De hecho, la tradicional forma de "hongo" y la bagna (sirope) de ron o limoncello los hacen únicos.


Como os decía, yo he modificado la receta pero os dejo la original para que la tengáis.


No quiero dejar de compartir un vídeo que encontré en internet sobre la elaboración de este dulce, no porque haya seguido la receta (que no es el caso) sino porque es alucinante ver cómo trabaja y maneja la masa el cocinero. ¡Vais a flipar!

Pues hasta aquí mi contribución y ahora voy a presentaros las maravillas que han preparado mis queridas participantes, todo imaginación y buen hacer. ¡GRACIAS!

 Maribel, desde Sweet Blessings, nos trae este gran babà que quedó delicioso

 Loli, desde La cuina de Lojota, nos ha preparado estos pequeñines que también coincide en describir como deliciosos

Nieves, desde La cajita de nieveselena, ha podido cocinar esta maravilla aún estando pachuchilla como ha estado ¡me alegro que vaya pasando! 

 Lidia, de Glace Moka, ha preparado estas preciosidades aunque dice que quiere mejorar la masa...¡pues aquí tienes unas cuantas propuestas!

Y finalmente Rosi, desde Mi mundo pinkcake, nos trae estos pequeños babàs en unos moldes divinos...¡y sin tunear la receta!

Pues con todas estas delicias me despido hasta el mes que viene que volvemos con dos nuevas propuestas...¿os las váis a perder?


16 comentarios:

  1. Que rico Maggie! Me hubiera gustado participar tambien en este reto pero el tiempo no me lo ha permitido! Eso si, viendo la pinta de vuestros babá me la paunto para hacerla cualquier otro dia! BSS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada cari, yo te invito a que sigas participando porque habra sorpresas jijijiji. Un besito guapa

      Eliminar
  2. ¡Me he enamorado de esta receta Maggie! Bueno, en general estoy enamorada del reto ¡enhorabuena!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Pues a participar! jejejejeje Un besito

      Eliminar
  3. Hola Maggie! con esas modificaciones debe estar más delicioso!! Cuando lo repita incorporaré la mermelada :) en casa a todos les gustó, encantó diría yo, así que no tardaré en hacerlo de nuevo :)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maribel cariño, me alegro mucho que te gustara. El baño de los babàs admite variaciones, yo quiero probarlo con limoncello en cuanto me ponga a hacerlo de nuevo porque me gusta mas que con ron asi que vamos a estar ocupadas con el babà un ratin jajajajaja. Un besito

      Eliminar
  4. Por cierto la receta de Loli no se ve :( no pude pasar a visitarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo se, he contactado con ella porque el enlace que me mando no es correcto y tampoco he conseguido encontrar su receta en su blog para volver a redirigirla. :-(

      Eliminar
    2. Su enlace a día de hoy funciona perfecto ;-)
      Nieves

      Eliminar
  5. Hola wapa, ya estoy por aquí hoy un poco mas espabiladilla y ya con ganas de bloguear de nuevo para ver estas delicias.
    Menuda entrada completa, merienda de Babà con limoncello que podemos hacer en casa en tan sólo 4 días (gracias por la receta) y paseo por el interior de Napoles en sus profundidades, me encanta, lo voy a investigar, no se cuando iré pero me lo apunto ;-)
    Besos
    Voy a darme una vueltecita por los demás babàs a ver si meriendo.
    Por cierto, tu compañera es un poco exigente no? jejeje...
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! La verdad que el paseo subterraneo es chulicimo! Un besito guapa

      Eliminar
  6. Menudo nivelazo que está cogiendo el reto, Maggie!!! Este babá tiene que estar de impresión, y con limoncello seguro que estará aún más delicioso! A ver que día me suelto yo con las masas, y puedo preparar en casa una maravilla como ésta! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Anna, es que ya son todas unas expertas asi que vamos subiendo el nivel! A mi personalmente me gusta mas con limoncello :-) Un besito

      Eliminar
  7. Hola Maggie, no puedo creer que no te había dejado comentario, qué mallllllll...
    Como siempre me ha encantado participar en el reto y esta receta fue un gran descubrimiento, porque yo, al revés que Anna, meto las manos en la masa cada vez que puedo y lo que me gustó de ésta es que no se amasa, cosa que agradecen mis manos "artríticas".
    Me encantaron todas las versiones!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti amor por ser mi retera mas fiel! Es cierto, la masa es una pasada! Un besito guapa

      Eliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...