English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Arabic Chinese Simplified
TRANSLATE!

30 octubre 2016

PHOSKITOS (VERSIÓN GORDI) #ASALTABLOGS

Y por fin es domingo y llega el reto más gamberro de la blogosfera...¡el asaltablogs! Por si algún despistad@ no cambió la hora anoche (¡como odio este cambio horario!), son las 10 de la mañana y toca nuevo asalto.

Esta vez (¡que bien me lo paso!) había entrado a hurtadillas en la cocina de Sandra, del blog Apfeltrudel Kuchen, y le había robado una receta dulce (raro en mí) que estaba deseando hacer...¡los phoskitos caseros! ¡madreeeeeeeeeeeeeeeeee! Y es que es uno de esos dulces que me recuerdan a las meriendas de mi niñez y que puede hacer más de 30 años que no había vuelto a comer así que os podéis imaginar que cuando me los he zampado me caían lagrimones de felicidad...

Ahora que para lagrimones los que derramé ayer cuando me puse a editar las fotos y, sin querer, le di al botón de borrar todo el contenido de la tarjeta de la cámara en vez de a una carpeta...¡y perdí todas las fotos! Me bajé un programa de internet para recuperar el contenido de la tarjeta pero los archivos recuperados no muestran la foto así que...¡me ha tocado hacer la receta dos veces!

La receta original en versión gigante la tenéis aquí pero en mi caso los he preparado en versión "gordi" y es que la base del bizcocho ha salido bastante gordita así que el resultado final han sido unos phoskitos goooooooooooooordos y supermegabuenísimos, tanto que mi Danny no para de pedirme que los repita jajajajajaja. ¡Gracias Sandra por esta receta! ¡Me ha hecho muy feliz asaltar tu cocina!

Ahí vamos con mi receta, ligeramente diferente y de aprovechamiento total.

Ingredientes para el bizcocho: 5 huevos; 180 g azúcar; 70 g harina; 70 g Maizena; 1 cucharada leche; 1 pizca sal.

Ingredientes para el relleno y cobertura: 500 ml nata líquida; 2 sobres azúcar avainillado; 180 g chocolate negro.

Preparación: Separar las yemas de las claras. Batir las yemas en el robot junto con el azúcar durante 5 minutos. Añadir la cucharada de leche y continuar batiendo. Tamizar la harina, mezclar con la Maizena e ir añadiendo a cucharadas a la mezcla sin dejar de batir. Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y añadir a la masa, mezclando con la espátula con movimientos envolventes, hasta integrar todos los ingredientes.

Forrar la bandeja del horno con papel vegetal, formando como un molde plano, y verter la masa repartiendo bien para formar una capa lo más delgada posible. Hornear a 200 ºC durante unos 15 minutos (el bizcocho queda dorado). Sacar del horno y, aún caliente, voltear sobre otro papel vegetal y enrollar por la parte más alargada para que vaya cogiendo la forma (es más fácil que no se rompa si se enrolla aún caliente). Dejar enfriar.

Montar la nata bien fría junto con el azúcar avainillado hasta que esté consistente. Dejar en la nevera mientras preparamos la base del bizcocho.

Desenrollar el bizcocho sobre el papel vegetal. Cortar los cuatro lados para emparejar. Los trozos de bizcocho que os sobran los podéis hacer trocitos y utilizar en otra receta. Cortar tiras de bizcocho de unos 2 dedos de ancho con el corta pizzas. Sin separarlas cubrir todo el bizcocho con una capa de nata montada y reservar la que os sobre para la cobertura.

Ahora si, enrollar cada tira de bizcocho sobre si misma y retirar la nata que sobre por los lados cubriendo los huecos. Dejar los phoskitos sobre una rejilla que colocamos sobre la bandeja del horno de nuevo para no manchar todo de chocolate.

Poner a calentar la nata que os sobrado (si si, la montada) hasta que esté casi hirviendo. Añadir el chocolate en trozos y mezclar bien hasta que el chocolate se haya fundido y se haya integrado con la nata. Volcar el chocolate por encima de los phoskitos, cubriendo todo bien. Dejar enfriar hasta que el chocolate se haya endurecido. Los podéis poner en la nevera para que cojan consistencia. ¡Y a disfrutar! ¡Os aseguro que están de vicio!



Pues con esta receta, un tanto accidentada, participo en el reto #asaltablogs. ¡Hasta el mes que viene!


23 octubre 2016

ABRIENDO EL CAJÓN...PIGNOLATA SICILIANA

Hoy es un dia especial en la vida de este blog. En poco más de un mes cumplimos añitos (¡el blog se hace mayor!) y he decidido introducir algunos cambios de imagen y de secciones que iréis descubriendo a medida que vayáis pasando a visitarme. Y uno de esos cambios es precisamente abrir este blog a las recetas de mi prima Mar.

Los que sois habituales del Reto Cocina Regional Italiana ya la conocéis porque es asidua participante desde el principio. Para quién no, oficialmente somos primas hermanas por parte de su madre y mi padre pero Mar y yo somos como hermanas desde pequeñitas. Siempre hemos jugado juntas, hemos compartido todo lo bueno y malo que nos ha pasado en la vida y así será siempre forever and ever.

Mar es también una gran cocinera. Compartimos la misma abuela que nos transmitió el amor por la cocina tradicional y el contacto con otras culturas no ha hecho más que enriquecer los sabores y olores de su cocina. Así que no era extraño que se apuntara a un reto de cocina conmigo jejejejeje.

Pero Mar no tiene blog. Mira que le he insistido en que debería recoger sus recetas en un blog (aparte de sus cuadernos) pero por unas cosas u otras nunca se decide. Por eso hoy el cajón abre sus puertas a una de sus recetas, con la que participó en el último reto dulce, este dulce típicamente siciliano con el que nos dejó con las ganas de probarlo. ¡Aquí está por fin!

Ingredientes: 300 g harina; 2 huevos; 100 g azúcar; 1 copita licor (en mi caso brandy); 1/2 sobre levadura Royal; 25 g mantequilla derretida; 2 cucharadas de leche; 1 sobre azúcar avainillado; aceite para freír; miel; semillas de sésamo.

Preparación;:En un bol mezclar la harina, la levadura, el azúcar (los dos tipos) e ir añadiendo primero los huevos y después el licor, la mantequilla y la leche. Amasar hasta obtener una masa que se pueda manejar con las manos sin pegarse. Rectificar de harina si es necesario. Dejar reposar media hora.

Ir tomando porciones de masa haciendo pequeñas bolitas o bien hacer como un churro e ir cortando porciones de 1 cm aproximadamente.

En un recipiente a fuego muy suave, calentar la miel para que esté más líquida. Freír las bolitas de masa en abundante aceite caliente hasta que se doren. Pasarlos por la miel para que se impregnen, sacar a un plato y espolvorear con sésamo.



Según dice Mar, lo malo es que estos minibuñuelitos están muy buenos ¡¡¡y se comen como pipas!!!! En las fotos he puesto la tacita de moka como referencia para que se viera lo pequeñitos que son, porque en la otra no lo parecen tanto.

¡Pues hasta la próxima receta! ¡Esta es tu casa!

19 octubre 2016

REVUELTO DE TRIGUEROS Y AJETES

Hay veces que no tengo ganas de preparar nada muy complicado, especialmente si has tenido un dia ajetreado en el trabajo y llegas a casa cansada pero con hambre jajajajaja. Esos días que abres la nevera y rezas para que quede algo en el cajón de las verduras a lo que no le haya salido "barba" porque lo compraste hace ni se sabe y ni te acordabas...

¡Pues hoy es uno de esos días! Y me he puesto a cocinar algo sencillo pero muy rico y que te soluciona la papeleta en un pis pas, este revuelto de huevo con lo que he pillado a mano. ¡Me encanta!

Ingredientes: 200 g espárragos trigueros finos; 6 ajetes; 2 huevos; sal; pimienta; aceite.

Preparación: Cortar los espárragos en trozos y cocer en abundante agua con sal durante 5 minutos. Retirar el agua.

Limpiar los ajetes quitando la base y la piel externa y cortar en aritos. En una sartén poner 2-3 cucharadas de aceite y rehogar los ajetes a fuego suave durante unos minutos. Añadir los espárragos, salpimentar al gusto y rehogar durante unos minutos.

Batir los huevos y añadir a las verduras, removiendo constantemente con una cuchara de palo hasta que el huevo cuaje envolviendo las verduras.

Servir caliente acompañado de unos piquitos de pan. ¡mmmmmmmmmmm!



16 octubre 2016

POLLO FAFA & PURÉ DE UMARA #CocinasdelMundoWallisFutuna

No me he perdido ninguna de las ediciones del reto Cocinas del Mundo y este mes no iba a ser el primero...Por muy difícil que nos lo haya puesto nuestra anfitriona La cajita de Nieves y Elena, iba a participar ¡si o si!

Porque este mes hemos tenido que hacer la maleta nada más y nada menos que a Wallis & Futuna, un grupo de tres islas tropicales de origen volcánico localizadas en el océano Pacífico Sur, entre Fiyi y Samoa, y que pertenecen a la llamada polinesia francesa. Es un destino maravilloso pero cuyos platos tradicionales han sido difíciles de encontrar y reproducir si no tienes los ingredientes.

Reconozco que esta vez casi tiro la toalla porque nada de lo que encontraba me servía pero, como me suele pasar, cuando ya pensaba en preparar un cocktail tahitiano, me topé con este pollo fafa polinesio que he querido acompañar de un puré a base de uno de los productos más típicos de la cocina wallisiana, la umara.

Fafa es la hoja del taro, a menudo llamada "espinaca polinesia", de la que solamente las hojas y los brotes jóvenes son comestibles. Hay que cocerlas mucho tiempo en agua salada para evitar una ligera irritación de la lengua al consumirlas. El fafa acompaña tradicionalmente al pollo y, obviamente, yo lo he sustituido por nuestras espinacas. Por otra parte, las umara o boniatos se presentan bajo muchas variedades (más de 100) pero las más corrientes son las de pulpa malva y las de pulpa amarilla. Por cierto que la presencia de las batatas en Polinesia es anterior a la llegada de los europeos.

La receta es bien sencilla pero muy rica. Vamos con ella...

Ingredientes para el pollo: 2 pechugas grandes de pollo (unos 500 g); 2 cucharadas mantequilla; 2 cucharadas aceite; 2 cebollas; 2 dientes ajo; 1 cucharadita jengibre molido; 1 dado caldo; 1 taza leche de coco; 1 taza agua; 300 g espinacas frescas; sal; pimienta; nuez moscada; 2 cucharaditas maicena.

Ingredientes para el puré: 1,5 kg batatas; 2 cucharadas salsa del pollo; 50 g queso rallado; sal; pimienta; nuez moscada.

Preparación: En una sartén profunda (tipo wok) derretir la mantequilla a fuego suave junto con el aceite. Añadir la cebolla y el ajo, pelados y picados, y sofreír durante 5 minutos. Añadir el pollo en dados, salpimentar al gusto, añadir el jengibre y rehogar durante 10 minutos.

Añadir poco a poco las espinacas, la pastilla de caldo desmenuzada y una pizca de nuez moscada y cocinar durante 10 minutos más. Añadir la leche de coco y el agua y llevar a ebullición. Reducir el fuego al mínimo, añadir la maicena disuelta en unas cucharaditas de agua y cocinar a fuego lento durante 20 minutos, hasta que el pollo esté bien cocido.

Separar la salsa del resto (con un colador) y triturar con la batidora para homogeneizar. Volver a poner todo junto al fuego suave, reservando unas cucharadas de salsa para el puré.

Mientras se cocina la carne preparamos el puré. Pelar las batatas y cortar en cubos grandes. Cocer durante 20 minutos en agua con sal. Quitar el agua por completo y machacar para hacer el puré. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada. Agregar al puré las cucharadas de salsa y el queso rallado y mezclar bien.

Servir el pollo bien caliente junto con el puré. Tengo que ser honesta y decir que a este pollo le vendría mejor acompañarlo de arroz ya que el puré, aunque está rico, es demasiado dulce y no pega con el sabor del pollo. De hecho, mi Danny, emulando a Chicote, me dijo directamente: ¡coge tus cuchillos y vete! jajajajajajajajaja. En fin...no siempre se acierta...



Pues esta es mi propuesta para el reto Cocinas del Mundo - Wallis & Futuna y a ver que tal les ha ido al resto de participantes. ¡Hasta la próxima!


13 octubre 2016

CONVERSANDO CON...LA CAJITA DE NIEVES Y ELENA

¡Holaaaaaaaa! Estoy supercontenta de que cada mes se apunten nuevas participantes a la segunda edición del Reto Cocina Regional Italiana y, como sabéis l@s que seguís el reto, en esta edición 2.0 tenemos anfitrion@s cuya misión principal es elegir las recetas (de nuestro libro viajero) que vamos a cocinar.

La cuarta anfitriona que hemos tenido durante el mes de septiembre es doble...si si, ni más ni menos que nuestras amigas Nieves y Elena de La cajita de Nieves y Elena. Ellas nos propusieron preparar el agnello in salsa di acciughe y la torta antica.


Nieves es participante habitual del reto y, en esta ocasión, lió a su compañera Elena para que la cajita participara al completo. ¡Un lujo! Y por eso conversamos con ellas y las conocemos un poquito mejor...

- ECDM: A ver chicas contadme...¿Cómo descubristeis que os apasionaba la cocina? ¿Hay alguna persona o lugar que haya marcado vuestros inicios?

- Nieves: Descubrí que me apasionaba la cocina cuando vi que podía guardar mis recetas en una "nube" y dar a conocer a la gente mi cocina gracias a Internet, mucha gente vería mis recetas y les podría ayudar, a la vez que yo poder conseguir cientos de recetas sin necesidad de libros, gratis, con un simple clik y consultarlas cuando las necesitara. No hay ninguna persona que me marcara mis inicios, simplemente surgió.

- Elena: Mi abuela, mi madre y mis seis tías han sido y son unas magníficas cocineras, pero mi madre jamás me dejaba entrar en la cocina. Cuando me casé a los 19 años, me encontré que no sabía ni freir un huevo (literal, el primero que freí se quemó enterito), así que me compré una colección de libros de cocina. Los libros eran una traducción de una colección italiana y tenían un paso a paso estupendo. A partir del minuto uno me enganché como una loca, porque si algo me gusta de la cocina es variar y hacer cosas nuevas.

- ECDM: Debe ir en el nombre porque yo también tengo una amiga querida que se llama Elena que cuando se casó tampoco sabía freír un huevo jajajajaja. ¡Es bromaaaaa! Bueno...¿Recordáis cuál fue la primera receta que preparasteis?

- N: Pues unos macarrones con tomate de brik, así tal cual, en una salida de amigos a una casa rural.

- E: Arroz blanco con tomate y filetes de pollo a la plancha. Eso fue a los 17 años, mi madre acababa de tener a mi hermano pequeño y me quedé yo a cargo de mis tres hermanas. Lo iba haciendo con el teléfono en la mano mientras mi tía me iba dando las instrucciones.

- ECDM: ¡Qué bueno! ¿Y cómo se os ocurrió el nombre "La cajita de Nieves y Elena"?

- N: Eso debe responderlo Elena, ella fue quien bautizó nuestro blog.

- E: Siempre he tenido cajas en casa para guardar cosas. Cajas con pequeños recuerdos. También guardaba en una caja tarjetas de restaurantes o posavasos, para acordarme de los sitios. Nieves y yo somos compañeras de trabajo, y en el café de media mañana o en la comida, nos contabamos y recomendábamos sitios, vinos y recetas. El principio del blog era una cajita virtual para nosotras dos, para ir poniendo ahí nuestras experiencias, nuestras recetas....

- ECDM: ¡Y fijaros cómo ha crecido la "cajita"! ¿Cuáles eran vuestras expectativas a la hora de comenzar vuestro blog y qué ha cambiado desde entonces?

- N: Mis expectativas fueron y siguen siendo las mismas que cuando empezó, poder guardar mis recetas en un lugar donde siempre estarán y que mucha gente pueda verlas gratis y disfrutar en un solo clik.

- E: Exactamente lo que he contado al poner el nombre. Una vez que nos metimos de lleno, vi que podía dejar de primera mano a mis hijos y a mis nietos (son pequeños pero les gusta mancharse en la cocina), todo lo que no me contó mi madre en su momento.

- ECDM: Es genial cuando los niños empiezan a meterse en la cocina ¿verdad? ¿Qué destacaríais de la experiencia de tener un blog?

- N: Todo lo que he aprendido a nivel de cocinar, masas, repostería, trucos, ingredientes nuevos, combinaciones originales, el cuidado de los alimentos, como tratar a cada uno.., sin dudar la cantidad de gente que he conocido, y casi lo más importante, la cantidad de experiencias gastronómicas que gracias a él he vivido.

- E: Con el blog me divierto a rabiar. Conocer gente con tus mismos gustos, conocer técnicas, conocer cocineros de renombre y sobre todo terner un motivo más para experimentar y para hacer cosas distintas.

- ECDM: Que sepáis que me dáis mucha envidia (sana) cada vez que veo vuestras experiencias gastronómicas jajajaja. ¿Qué podemos encontrar en vuestro blog?

- N: Nuestra descripción lo dice todo: "Un lugar donde guardar el aroma de los pucheros, una buena receta, la tarjeta de aquel restaurante que nos gustó tanto, la etiqueta de una botella de vino".

- E: Sobre todo parte de nosotras, porque al final vas dejando retazos de tu vida y un blog sin eso no tiene alma. Pero en esencia muchas recetas, algunos viajes, restaurantes, eventos y unos cuantos buenos vinos ;)

- ECDM: Vamos con algún detalle... ¿Cuál es ese ingrediente que nunca puede faltar en vuestra cocina, el ingrediente fetiche? ¿Hay algo que nunca cocinaríais?

- N: Un buen pimentón de la Vera y nunca cocinaría sesos (¡ni yo!).

- E: Hay muchos, pero sin aceite de oliva no cocino y lo que nunca cocinaría sería conejo, para mí son mascotas (¡ni yo tampoco, no me gusta tanto huesito!)

- ECDM: ¿Cuál dirías que es ese plato que os lleva a vuestra infancia sólo con olerlo?

- N: El bacalao con patatas (¿¿¿¿en seriooooooooo???? jijijiji)

- E: Los calamares en su tinta y los canelones. 

- ECDM: Con tantísimo que contar ahora vamos a cotillear un poco...Decidme que tenéis alguna anécdota divertida que os haya ocurrido en la cocina...

- N: En esta me pillas, me lo paso tan bien cocinando y disfruto tanto que todo me parece divertido jejeje...

- E: Una no, miles. Muchas de ellas están en el blog. Recuerdo por ejemplo cuando mi marido llenó el bote de sal con azúcar y nos dimos cuenta cuando fuimos a comer una lasaña con bechamel dulce. O el desmoldar una tarta antes de tiempo porque tenía prisa y acabar toda la cocina llena de trozos de bizcocho. Pero con la que todavía me rio cuando me acuerdo (no en ese momento) fue cuando se rompió una de las varillas de la batidora mientras estaba montando claras o nata y se me enganchó la manga de una bata con mangas japonesas y no podía parar aquello. Tardé una mañana entera en limpiar la cocina.

- ECDM: Ajajajajajaja ¡eso mismo me pasó a mi pero en el laboratorio, Elena! Pero Nieves, tu te has mojado poco jejejejeje. ¿Tenéis alguna manía a la hora de cocinar?

- N: La limpieza, en cada paso que doy con una receta lo voy limpiando y recogiendo todo, no puedo ver una cocina empantanada y cuando termino parece que no ha pasado nada, es una gozada y me relaja, el desorden mientras cocino no lo soporto.

- E: Ir recogiendo. Necesito espacio y todo lo que no se necesita o ya se ha usado me molesta.Mi cocina no es muy grande y necesito que esté completamente despejada. 

- ECDM ¡Completamente de acuerdo! ¡Yo tampoco puedo con el desorden y la suciedad! Y ¿seguís a algún cocinero en especial, ya sea español o extranjero?

- N: Sigo a muchos, no podría decirte uno en concreto porque hay muchos que me gustan y si nombrara alguno seguro que me dejaría otros en el tintero.

- E: Ahora no veo programas de cocina. No tengo tiempo. Me gusta ver libros de cocina y recetas, pero en la tele nada. Pero si que sigo la trayectoria de algunos cocineros que están de moda ahora mismo. Y por supuesto me fascinó cuando vi la película Julie & Julia sobre Julia Child.

- ECDM: Ya se que sois mujeres muy ocupadas pero ¿a qué dedicáis el tiempo cuando no estáis blogueando?

- N: Miles de cosas, ocio sobre todo, aparte de las horas del trabajo y de dormir jejeje...

- E: Principalmente a mi familia. Me encanta estar con mis hijos, mis nietos, mis hermanos, mi madre... Me gusta salir al cine y a cenar con mi marido. Me encanta leer, aunque cada vez saco menos tiempo, me gusta viajar... Yo creo que me gustan muchísimas cosas.

- ECDM: ¡Y siempre nos falta tiempo! En fin...Nieves, ¿por qué decidiste apuntarte al Reto Cocina Regional Italiana en el que participas?

- N: Me encanta la cocina italiana y me parece de verdad un reto, el traducir, cocinar y dar forma a una receta de la que no sabes el idioma y no tiene ni una foto, ¡mola!

- ECDM: ¿y tu Elena? ¿Qué pasó?

- E: Se apuntó Nieves. Nosotras nos apuntamos en retos que luego vamos alternando una y otra y cuando Nieves me lo dijo estaba en un momento de mi vida en el que no podía dedicar al blog ni un segundo más de lo que ya lo hacía, así que ella lo cogió "toito" para ella. He participado en la edición en la que hemos sido anfitrionas porque me apetecía muchísimo, pero es Nieves la que tomó las riendas de ese carro y la dejo estar.

- ECDM: ¡Vaaaaale, te perdooooono! jajajajaja Noooooooo, es bromaaaaaa. ¿Qué ha supuesto para vosotras ser anfitrionas del reto?

- N: Un honor y no es por pelotear jejeje... elegir una receta entre tantas y que a la gente le haya gustado es toda una satisfacción.

- E: Como he dicho al principio, me inicié con libros de cocina italiana, así que para mi ha sido una vuelta a mis comienzos el haber participado en esta edición, pero la anfitriona con mayúsculas ha sido Nieves.


- ECDM: ¡Espero que no sea la última! Para acabar... ¿cuál de las recetas en las que has participado hasta ahora elegirías como "imperdible"? ¿Por qué?

- N: Aaiiinnss que pregunta tan comprometida, me han gustado todas, pero si que hay una que he repetido varias veces "sopa de bacalao a la romana" ¿te acuerdas tu? jejeje...

- ECDM: ¡No lo habría dicho nunca, mira tu! jajajajajaja

- E. Cómo sólo he hecho una debería decir que esa, je je. La torta antica que pienso repetir con otra versión.

Ha sido un placer charlar con vosotras y espero veros por mucho más tiempo en el reto. ¡Hasta pronto!

10 octubre 2016

ROSQUILLAS DE VIAJE #elhábitosíhacealmonjeTS

Día 10 y volvemos de nuevo con una iniciativa más de nuestras amigas de La Cocina Typical Spanish, esta vez de la mano de nuestra anfitriona Codigo Secreto 280. Como dicen ellas, empieza un tiempo de estar más en casa, hacer otro tipo de recetas menos frías y estar debajo de la mantita en el sofá...Que me lo digan a mí que, en Holanda, empieza a ser de noche ya a las 8 y la temperatura está bien fresquita. ¡Y hoy encima diluvia!

Así que como apetecen planes más caseros y tranquilos en casa ¿cuáles son los sitios de mayor recogimiento? ¡Las iglesias, los conventos y los monasterios! Pues allá que nos transportamos virtualmente y nos colamos en sus cocinas para buscar recetas monacales. Y yo, sigilosamente y con gran recogimiento, me he colado en la cocina de Sor Liliana y Sor Beatriz, ¡las monjitas más famosas de la blogosfera!

Veréis...yo fui a colegio de monjas hasta 8º (cuando aún existía la EGB) y recuerdo con cariño a algunas de mis monjitas como Sor Rosa (la dulzura personificada), Sor Teresa (un sargento mayor), Sor Avelina (que, por su tamaño, daba un pelín de susto a los más peques) o la Madre Superiora (que olía a un perfume que me fascinaba) así que para todas ellas va dedicada la entrada de hoy, por todo lo que me enseñaron y me cuidaron en mi niñez.

La receta que he "sustraído" (¡Ave María Purísima!) del convento de Sor Liliana y Sor Beatriz son estas pastas de viaje que, como ellas dicen en su vídeo, están hechas con mucho amor. Es una receta de lo más tradicional y TS pero que yo he adaptado al tamaño de casa...y corregido porque en la receta de las monjitas ¡hay mantequilla para parar un carro! jajajajajaja ¡Os aseguro que están deliciosas!

Ingredientes: 37 g mantequilla; 110 ml leche; 60 g azúcar; 225 g harina; 2 yemas huevo; 1/2 cucharadita levadura; 1 huevo batido para barnizar.

Preparación: Poner la harina en el bol del robot y mezclar con la levadura. Hacer un hueco e incorporar las yemas y la mantequilla blandita y envolver la masa.

Añadir poco a poco la leche y continuar amasando. La masa tiene que quedar ni muy dura ni muy blanda. Añadir el azúcar sin dejar de amasar y dejar reposar durante 5 minutos. La masa queda suave pero es mejor ir rápidas a la hora de trabajarla porque si no se vuelve pegajosa.

Hacer bolitas y estirar en forma de churros (¡yo, lo reconozco, no tengo el arte de las hermanas!). Las juntamos por cada extremo y les damos vueltas de forma que quede como un ocho retorcido y la cerramos en forma de rosquillas. Colocar en la bandeja del horno forrada de papel.

Barnizar con huevo batido. Hornear a 180º C (arriba y abajo con ventilador) durante 14 minutos. Sacar y dejar enfriar en la bandeja porque son frágiles cuando están calientes. ¡Están riquísimas!



Pues con esta receta "celestial" participo en la iniciativa #elhábitosíhacealmonjeTS y enseguida me voy a ver qué otras maravillas han preparado el resto de participantes. ¡La paz sea con vosotr@s!


04 octubre 2016

CASSATELLE - RETO DULCE CRI: SICILIA

¡Buenos días! Aquí estamos otra vez porque hoy toca de nuevo Reto Cocina Regional Italiana, esta vez con la propuesta dulce del mes. ¿Y cuál es? ¡Pues ni idea jajajajaja! Porque tal y como os conté ayer, este mes me hubiera tocado a mi proponer las recetas pero he preferido que cada una eligiera la que quisiera, siempre y cuando fuera típica siciliana. ¡Ha sido fantástico!


Por mi parte, tenía muy claro que iba a preparar dos de las delicias que pude degustar así que vamos hoy con mi propuesta dulce que tuve la oportunidad de probar en Trapani junto a un delicioso capuccino y os aseguro que son riquísimas.

Vista de Trapani en un día que amenazaba lluvia...

Lista para el segundo café (y dulce) de la mañana...

Ingredientes para la masa: 225 g harina 00; 25 g aceite oliva; 25 g azúcar; 1 vasito vino blanco; azúcar glas.

Ingredientes para el relleno: 250 g ricotta; 75 g azúcar; 40 g perlas de chocolate; canela.

Preparación: En el bol del robot poner la harina y añadir el aceite caliente. Utilizar el accesorio de amasar y comenzar a mezclar, añadiendo el azúcar y el vino a cucharadas hasta formar una masa que se despega de las paredes. Finalizar amasando con las manos hasta obtener una msas elástica y suave (¡esta masa es una delicia de tocar y amasar!). Envolver en papel film y dejar en la nevera 30 minutos.

Mientras preparar el relleno. En un bol poner la ricotta (si es fresca hay que dejarla la noche anterior en un colador para que suelte el agua) y mezclar bien con el azúcar y un toque de canela (la receta original lleva vainilla pero yo no tenía en casa). Añadir las perlas de chocolate y mezclar. Dejar enfriar en la nevera.

Sacar la masa y estirar bien fina (unos 6 mm de grosor). Si tenéis la máquina de hacer pasta podéis utilizarla. Cortar círculos con un vaso de unos 7-8 cm, poner una cucharada de relleno y doblar por la mitad en forma de empanadilla. Cerrar bien el borde con un tenedor.

Freír en abundante aceite caliente un par de minutos por cada lado hasta que estén doradas. Poner sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Dejar entibiar y espolvorear generosamente con azúcar glas.


Las cassatelle (cassateddi en dialecto siciliano), también conocidas como raviolis dulces, son originarias de la ciudad de Calatafimi, en provincia de Trapani, y creadas alrededor de 1700 en ocasión de las fiestas de Pascua y carnaval. Aunque podría parecerlo por el nombre, nada tienen que ver con otro de los dulces más famosos de Sicilia, la cassata



Pues hasta aquí mi receta y ahora vamos con las propuestas de las participantes, todas una delicia.

 Marisa, desde Thermofan, ha elegido este gelo di canella, un postre de gelatina que tiene un aspecto maravilloso ¡brava!

Maribel, desde Sweet blessings, a la que deseamos que se ponga buena del todo, ha preferido preparar un bianco mangiare a base de leche de almendras ¡una perdición!


Rosi, desde Mi mundo pinkcake, ha elegido estos sfinci o buñuelos sicilianos que están gritando ¡cómeme!


Y finalmente mi prima Mar nos trae esta pignolata siciliana, unos buñuelitos mini que estñan tan buenos que se comen como pipas...¡me lo creo!


Pues hasta aquí esta edición deluxe del reto dulce y me despido hasta el próximo mes donde, ya si, volvemos a la rutina habitual. ¡Un besitoooooooooo!


03 octubre 2016

PANE CUNZATO - RETO SALADO CRI: SICILIA

¡Bien, bien, bien! Después de una edición un poco "extraña" por el parón de las vacaciones, volvemos al ritmo normal del Reto Cocina Regional Italiana y este mes he decidido ponerme el mundo por montera jajajajaja

Veréis...he tenido la suerte de estar de vacaciones en la maravillosa Sicilia, un paraíso que no podéis dejar de visitar, no sólo por sus calas maravillosas, por sus gentes sencillas, por su temperatura ideal, o por su patrimonio inmenso sino también por su gastronomía. Así que con tal resaca vacacional decidí que había que hacer un pequeño recorrido por la cocina tradicional siciliana dando carta libre a las participantes.

Normalmente, este mes me hubiera tocado a mi proponer las recetas pero he preferido que cada una eligiera la que quisiera, siempre y cuando fuera típica siciliana. ¡Ha sido fantástico! Por mi parte, tenía muy claro que iba a preparar dos de las delicias que pude degustar así que vamos hoy con mi propuesta salada.


Yo lo probé en un bar de Erice y me lo comí encantada visitando este precioso lugar en lo alto de la montaña en la costa occidental de Sicilia. En este caso he querido preparar no sólo el bocadillo sino también el propio pan y me he decantado por un pane casereccio (casero) muy sencillo y que queda muy rico. Os lo cuento todo...

Devorando mi pane cunzato en las murallas de Erice...

Ingredientes para el pan: 350 g harina 00; 175 g agua; 12.5 g levadura fresca; 1/2 cucharadita azúcar; 1/2 cucharadita sal; 2 cucharadas aceite.

Ingredientes para el relleno: tomates; 1 lata anchoas; queso pecorino; orégano; aceite oliva; sal; pimienta.

Preparación: Disolver 2.5 g de levadura fresca en 25 g de agua templada. Añadir a 50 g de harina (mezclada con el azúcar) y amasar hasta obtener una masa lisa. Formar una bolita y poner en un bol untado con el aceite. Cubrir con papel film y dejar toda la noche en la nevera. Al día siguiente poner la masa en el interior del horno cerrado y sin calentar para que la masa leve (podéis saltaros el paso de la nevera y dejarlo toda la noche en un sitio seco y sin corrientes).

Disolver el resto de la levadura en el resto del agua templada. Poner en el bol del robot el resto de la harina, hacer un hueco en el centro y colocar la masa madre junto con el aceite y añadir el agua con la levadura y comenzar a amasar. Añadir la sal al final.

Continuar amasando a mano hasta que tengamos una masa lisa y suave. Es bueno que tiréis la masa sobre la mesa, como dándole golpes, mientras la amasáis. Partir la masa en 4 trozos y darles la forma que queráis, en mi caso redonda y un poco aplastada. Cortar una cruz en cada pan y colocarlos encima de la bandeja del horno forrada con papel. tapar y dejar levar durante 40 minutos en un sitio cálido (en mi caso de vuelta al horno).

Hornear a 220 ºC durante 15 minutos y después a 190 ºC durante 20 minutos más. Dejar entibiar antes de condimentar. No apagar el horno.

Abrir el pan por la mitad a lo largo y untar la miga con un chorrito de AOVE. Frotar ambas mitades para que se impregne del aceite. Sazonar con sal y pimienta. Colocar encima de una mitad una capa de tomate en rodajas, encima una base de queso pecorino en láminas y por encima las anchoas. Espolvorear con orégano y cubrir con la otra mitad del pan. Meter 5 minutos en el horno y comer calentito.



El pane cunzato (pan sazonado), también llamado pane della disgrazia (pan de la desgracia), es uno de los platos tradicionales de la cultura culinaria de Sicilia, región que visitamos este mes y cuya capital es la caótica y "decadente" Palermo. Nació a partir de la gente sencilla que hizo de la necesidad virtud y que, en ausencia de un condimento rico, tomó la costumbre de enriquecer el gusto del pan con sabores económicos y de fácil disponibilidad, como el tomate y el queso. Los más afortunados se podían permitir el lujo de comprar un pedazo de sardina con que frotar el pan y así, con los años, evolucionó a la receta actual.



Vamos ahora con la propuesta de las participantes, a cual más sabrosa y variada...¡ñam ñam! Este mes gana por goleada la salada jejejeje. Por cierto, ha sido la participación más numerosa de un reto salado y he aprendido muchísimo con vosotras ¡gracias!

Cristina, desde Cuinem?, nos sorprende con estos involtini de melanzane alla siciliana, un plato que probó allí y le gustó, aprovechando que todavía es epoca de berenjenas...¡delicioso!

Mi prima Mar se ha decantado por estos spaghetti alla siciliana, con su toque de alcaparras y aceitunas negras...¡fantástico! ¡en breve la receta!

Patty, desde La taza de loza, nos trae los famosísimos arancini preparados a la manera tradicional ¡riquísimos!

Nieves, desde La cajita de Nieves y Elena, ha preferido cocinarnos este delicioso baccalà alla palermitana con sus ingredientes favoritos, el bacalao y las alcaparras ¡genial!

Catina, desde La cocina de Catina, nos ha preparado esta deliciosa caponata a base de berenjenas ¡un platazo!


Natalia, desde Poesia culinaria - Paladares sabores de Nati, nos sorprende con este bruciuliuni, una receta que le ha fascinado y recomienda para una velada romántica ¡tomamos nota!


Arancha, desde El baul de las delicias, ha cocinado una de las pastas más famosas, la pasta alla Norma (vegetariana) en versión ligera...¡igual de rica!


Anna, desde Retalls de cuina, también ha optado por los spaghetti alla Norma en su propia versión light, un clásico que no puede faltar ¡estupendo!


Rosa, desde Cocineando con Rosa, se estrena en el reto y también ha elegido los spaghetti alla Norma ¡bienvenida!


Nathalie, desde Ideas con sabor, también se estrena en el reto y con la que coincido en receta, su versión del pane cunzato ¡bienvenida también!


Olga, desde La cuina de l'Olga, se estrena también este mes y se ha decidido por una receta del chef Jamie Oliver que tiene una pinta deliciosa ¡bienvenida!


Rosi, desde Mi mundo pinkcake, también ha optado por la pasta alla Norma, seguro que buenísima aunque un poco tardona jejeje


Y finalmente Alicia, desde Pan, uvas y queso, también ha elegido la pasta alla Norma...y también se le han pegado las sábanas jejejeje


Hasta aquí esta edición multitudinaria y sin precedentes de participación. ¡Gracias a todas! ¡Nos vemos mañana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...